El tesoro escondido

Una historia real para contar a los más pequeños de la casa, porque trae poder, riqueza y felicidad.

Esta semana he asistido a una fiesta escolar, en una jornada de puertas abiertas de un colegio de enseñanza primaria (CEP Ruperto Medina de Portugalete). Allí, en el salón de actos, hubimos de decir unas palabras algunos representantes del ayuntamiento y de la administración educativa. Tras el oportuno y alentador discurso del alcalde, dirigido principalmente a los familiares del alumnado, me correspondió a mí improvisar una breve alocución.

Al ver a los niños y niñas más pequeños en las primeras filas, no pude resistirme a relatar mi cuento preferido. Bajando la voz hasta convertirla en un susurro para despertar su atención, les conté una versión actual, verídica y adaptada de la “Isla del Tesoro”. Tuve intención de agacharme y acercarme a los alumnos más pequeños que se apoyaban en el escenario, pero el protocolo y el sentido del ridículo me lo impidieron. Ahora lo lamento. En fin, esto fue, más o menos, lo que les conté…

“Con permiso de las autoridades, de los padres, madres, abuelos y abuelas aquí reunidos, voy a dirigirme directamente a los alumnos y alumnas. Niños y niñas: Quiero contaros un secreto. Sabéis que esta semana el colegio está de fiesta, y se han organizado muchos actos especiales. Además de todo lo que ya conocéis (exposiciones, disfraces, festejos,…), hay algo más. En este centro hay escondido un gran tesoro: un regalo que dará sabiduría, fortuna y bienestar a quien lo encuentre.

Esperad antes de comenzar a buscarlo: Os daré algunas pistas para que lo localicéis. El tesoro puede estar aquí, en la biblioteca, en el laboratorio, entre los ordenadores o en vuestra aula. Se halla muy oculto, pero dentro del colegio y será divertido buscarlo. Es mejor buscarlo en grupo, porque así resulta más fácil y ameno. Sabemos que lo encontraréis todos aquellos de entre vosotros que lo busquéis con ahínco, con fe y sin abandonar nunca, aunque tarde en aparecer.

Para encontrar este tesoro, que contiene lo mejor que podáis imaginar, hay que explorar indicios en todas partes. Especialmente hay que leer muchos libros, sin dejar de analizar todas y cada una de sus palabras. También todo lo que diga vuestro profesorado será muy importante. Hay que escucharles atentamente, desde la primera hasta la última hora. Así mismo, vuestros familiares también os darán interesantes consejos que conviene seguir, porque os conducirán hacia este tesoro.

Puede que tardéis un poco en descubrir el tesoro, pero si lo buscáis es seguro que lo encontraréis… en este colegio. Aquí lo hemos dejado los mayores, hecho con mucho cuidado y mimo para vosotros. Nos ha costado mucho crearlo y guardarlo por aquí. Ahora os toca a vosotros descubrirlo, abrirlo y disfrutarlo. Algunas sendas decisivas del tesoro son la lectura, el Versión .DOC para imprimirestudio, la formación, la cultura, la educación a lo largo de la vida,… ¡Suerte en vuestra búsqueda del gran tesoro!”.


Versión final en: mikel.agirregabiria.net/2006/tesoro.htm

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ejem....

lekesan

Eres un romantico y tienes mucho trabajo por delante!!!
Ez da olan ala?
Sorte o­na desiatzen zaitzut....bizitza luze ta ....gatz honetan!!!

Adela Fernández dijo...

Creo que es una hermosa historia y en estos momentos estamos necesitados de historias hermosas para todos aquellos que las quieran escuchar y materializar

Begoña dijo...

Agradecemos desde esta Comunidad Educativa, tus palabras que nos inyectan energía para seguir adelante.
La historia del tesoro puede parecer un cuento, pero para nosotros es una realidad y todos nuestros esfuerzos, en el campo de la educación, van dirigidos a que nuestro alumnado descubra los caminos que conducen a ese tesoro.
Agradecemos todas las ayudas que se nos puedan presta en esta búsqueda.

Estudiar siempre compensa dijo...

Los primeros de clase
Tienen menos de 25 años y ya han esquivado el 'mileurismo' y la inestabilidad laboral. Meses después de terminar la carrera, los números 1 de Ingeniería Industrial, Derecho y Medicina recogen los frutos de esfuerzos y privaciones
LUIS LÓPEZ/BILBAO
Los primeros de clase
NEUROCIRUGÍA. Lara, a punto de incorporarse a Cruces, eligió esta especialidad «porque me gustan las operaciones». / FOTOS: BERNARDO CORRAL
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Lo de Maitane, Lara y Julio no es cuestión de suerte. Es cierto que aún no han cumplido los 25 años, que hace menos de un año que han terminado la carrera, que tienen trabajo estable y grandes posibilidades de crecer profesionalmente, que sus sueldos superan con amplitud la barrera de los mil euros, que no han tenido que navegar y naufragar en decenas de currículums sin respuesta... Son afortunados, porque se han reconocido sus méritos, pero no suertudos. Al fin y al cabo, todos esos logros precoces son la consecuencia lógica de un esfuerzo notable y continuado a lo largo de los años de carrera. Ellos fueron los números 1 de la última promoción de Derecho en la Universidad de Deusto y de Medicina e Ingeniería Industrial en la Universidad del País Vasco. En un momento en el que un título universitario es poco más que un billete hacia el paro o la precariedad laboral, ellos ya recogen los frutos de años de esfuerzos y privaciones. Los tres son simpáticos, algo tímidos y ven el futuro muy abierto... (SIGUE)

Verónica Ardanza (de Argentina) dijo...

Estimado Mikel:

En estos días estoy realizando un proyecto para la escuela donde trabajo y lo más importante para mí es el título y así arrancan solas las ideas, pero hasta que no encuentro un título parece que no sale nada de mi cabeza.

Justo en mi cabeza hace semanas que está dando vueltas la idea de la búsqueda del tesoro como título; busqué en san google y justo encontré el cuento que le has dicho a los más pequeños de una escuela y oh!!!!! encontré justo lo que buscaba.

Me encantaron tus palabras, así que, si no te molesta, las usaré para el proyecto de mi escuela.

Lo que debemos realizar es un museo escolar y para eso debemos explorar y buscar todos los pedacitos del tesoro que nos dió la escuela y están desperdigados en cada uno que ha pasado y está pasando por la escuela.

Para que nos conozcas te mando nuestro blog
http://www.escuelamosconi-edumusical.blogspot.com

Mil gracias y saludos

Verónica Ardanza (de Argentina)

Mikel Agirregabiria dijo...

Estimada amiga Verónica:

¡Gracias por tu e-mail y por tu aprecio!
Naturalmente que puedes usar nuestro texto como mejor te parezca.
Compartimos un amor por la educación,por la infancia y por el futuro que es la grandeza de nuestra vocación y profesión.

Saludos cordiales

Publicar un comentario