Luis Alfonso Gámez, el gran hibridador

Luis Alfonso Gámez, autor de Magonia y responsable de blogs de "El Correo" está realizando una labor inédita de muñidor en medio de la campaña electoral vasca: Llevar la actividad blogosférica a la prensa escrita. Este tránsito de mestizaje es una apuesta meritoria, tanto de Gámez como del periódico. De este modo se tiende un puente entre dos culturas vivas, la de la prensa escrita que llega a muchas casas y la incipiente del ciberespacio que se mueve todavía en escenarios más limitados, juveniles o cultos.Dos especies de blogueros políticos. Como si fuera un episodio evolutivo más de 150 años después de que Charles Darwin formulara su teoría de la evolución, Mikel Agirregabiria (blog.agirregabiria.net) constata la existencia de dos tipos de blogueros políticos: Los políticos con un blog para propagar su programa y los blogueros que aprovechan el momento para hablar y progresar en política. La primera especie incluye a los políticos, sus negros y los militantes recién instruidos en la guerrilla blogosgérica, que extienden los carteles de las calles a la blogocosa. Su estrategia les delata: es el mismo contenido que en un mitin, pero en virtual. Frente a ellos, están quienes ven el el blog un instrumento útil para la reflexión política. Es la misma diferencia que hay entre un 'hooligan' y aquel a quien le gusta el fútbol y reconoce los méritos del equipo contrario si llega el caso.
El "vuelo gallináceo" (que diría Jaio) de un centenar de bloggers del grupo Politika 2.0 resuena en un universo más amplio y convencional. El eco de una minoritaria vanguardia blogosférica alcanza a millares de lectores, lo que dota de creciente peso la atención que los partidos políticos prestan a la ciudadanía que se va organizando vía on line.
A modo de ejemplo las tres reseñas adjuntas (ampliar con un clic):
  • La de anteayer (arriba), con el anuncio del recién nacido Hamaika minutu y las serias dudas razonables -ya despejadas- sobre su progresión ante la previsible reticencia de los equipos de campaña;
  • La de ayer (abajo), trascendiendo noticias de dos blogs (Makgregory y Roberto) que en otro caso apenas hubiesen sido conocidas por unos pocos y que provienen de testigos en la blogosfera y en los mitines reales; y
  • La de hoy (derecha) ilustrando y ampliando sobre las distintas formas de usar blogs en los períodos electorales.
Estas y otras reseñas de Gámez en prensa han suscitado diversos efectos. Probablemente, ha significado una respuesta inmediata para que los máximos líderes de casi todos los partidos atienda una modesta e inusual petición: "Hamaika minutu", gestada apenas hace 72 horas. Así entre bloggers y periodistas, o quienes superponen ambas condiciones, hemos logrado algo insólito: Juan José Ibarretxe, Patxi López, Antonio Basagoiti, Unai Ziarreta, Javier Madrazo y Aintzane Ezenarro responderán en directo a un cuestionario secreto de 7 +1 preguntas, debiendo improvisar sus respuestas sin recurrir a los consabidos eslóganes de sus respectivos programas electorales.

4 comentarios:

El Correo dijo...

Dos especies de blogueros políticos.

Como si fuera un episodio evolutivo más de 150 años después de que Charles Darwin formulara su teoría de la evolución, Mikel Agirregabiria (blog.agirregabiria.net) constata la existencia de dos tipos de blogueros políticos: Los políticos con un blog para propagar su programa y los blogueros que aprovechan el momento para hablar y progresar en política. La primera especie incluye a los políticos, sus negros y los militantes recién instruidos en la guerrilla blogosgérica, que extienden los carteles de las calles a la blogocosa. Su estrategia les delata: es el mismo contenido que en un mitin, pero en virtual. Frente a ellos, están quienes ven el el blog un instrumento útil para la reflexión política. Es la misma diferencia que hay entre un 'hooligan' y aquel a quien le gusta el fútbol y reconoce los méritos del equipo contrario si llega el caso.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Mamma mia, mi nombre (¡y mi blog!) en un periódico, qué vértigo ;-)

Sin duda el papel de la prensa escrita no es nada despreciable, pese a quien pese de los gurús de la preponderancia de los blogs.

(¿Conservas el ejemplar, Mikel? Jeje).

Luis Alfonso Gámez dijo...

Bueno, bueno, ¡qué se le va a hacer! Se reseña lo que merece la pena.
Y hay tan poquito. Así que no me hagas ponerme rojo, Mikel.

Acepto chivatazos sobre actividad electoral 'internetera' interesante. Más bien, los necesito urgentemente.

Internet no es sino la solución para el periodismo dijo...

«Internet no es el problema, sino la solución para el periodismo»

En la segunda y última jornada del XXIII Congreso Internacional de Comunicación de la Universidad de Navarra, que este año ha versado sobre «Excelencia e innovación en la comunicación», el subdirector de ABC y ABC.es, Manuel Erice, ha defendido que alcanzar la convergencia entre las ediciones impresa y online es «el mayor reto de la historia» de este periódico. Una apuesta por innovar para adecuarse a los nuevos tiempos pero sin olvidar las señas de identidad, con la calidad de contenidos a la cabeza.
Ante un expectante auditorio, Erice ha explicado su tarea de «hacer converger» las posibilidades del papel con las posibilidades de Internet. De «compleja y apasionante» tildó la tarea de conducir a un medio clásico hacia el futuro. Para él, hay un debate en cierto modo falso: la dialéctica entre lo digital y el papel. La brecha que muchos ven imposible de salvar se puede solventar. «No sólo puede, sino que deben converger». «Internet –agregó- no es un problema para el papel, es la solución para el periodismo».
La formación es el punto de partida básico para acometer los retos de la citada convergencia. «Los periodistas clásicos se encuentran con una falta de formación porque desconocen la cultura nueva y es difícil su adaptación al medio». Pero esa transformación histórica hacia una nueva forma de escribir y de contar las cosas es posible y para llevarla cabo hay un período de 3 o 4 años. «Hay que transformarnos sin olvidar lo que somos. Creemos mucho en la fuerza de la marca. Hay que asumir el nuevo papel de la audiencia, que tiene mucho más poder»...

Publicar un comentario en la entrada