Ladrones de wifi

Ladrón de wifi con débil clave WEP
Poner un ADSL para el mes de vacaciones cuesta unos 150 euros, entre el alta del teléfono fijo y lo que retardan tramitar luego la baja definitiva de línea más ADSL en Movistar - Telefónica. Pero el costo y el riesgo no acaba en la factura oficial. Hay sistemas bien documentados que permiten descifrar con demasiada facilidad la frágil clave WEP que, por defecto, configura el wifi del ADSL de Movistar - Telefónica, según la marca del router en cuestión. No nos gustó que el nuevo técnico de este verano, que no era el de siempre desde hace 8 años, nos recomendase, con inusual insistencia, en que no cambiásemos la clave WEP que figuraba en la etiqueta del router, cuando sugerimos que una WPA2 sería más fiable y segura.

Días después observamos que teníamos algunos visitantes con portátiles por las cercanías de nuestra casa, y en principio supusimos que serían usuarios de nuestra fonera 2.0 N que siempre activamos. Pronto verificamos que no se conectaban vía fon.es, sino que el router wifi de Movistar - Telefónica era el culpable del robo que sufríamos. Hoy hemos comprobado que en coche, en bici y a pie se acercar y se comunican estos "ladrones de wifi", por lo que tras fotografiar a unos cuantos en distintas ocasiones hemos cambiado la clave por un sistema WPA2 mucho más difícil de crackear.

Seguimos compartiendo nuestro Internet vía Fon, pero nos parece muy poco ético robar descaradamente el wifi ajeno, y más cuando hay una alternativa muy económica como Fon. También es lamentable la ínfima seguridad que ofrece Movistar - Telefónica y la dudosa profesionalidad de algunos de sus instaladores de sospechoso comportamiento que merecería ser investigado por la rápida propagación que ha tenido la noticia de la existencia de nuestro wifi WEP, seguramente a través de algún foro especializado y confiemos que no por alguna "mafia" que saque provecho de la ingenuidad de muchos usuarios. Estamos dudando si interponer una denuncia ante la policía, algo que sería aconsejable por el uso (quizá hasta delictivo) que hayan podido hacer de "nuestra conexión", de la somos responsables aunque Movistar - Telefónica no nos ayude nada al respecto.

Consejo de urgencia: Llamar de inmediato a vuestro proveedor y comprobar si estáis utilizando el encriptado WPA2 para evitar este latrocinio.

[Actualización tras una comprobación nocturna: Quizá haya sido mucho suponer que hayan logrado desentrañar nuestra clave WEP (que sigue siendo insegura), ante la existencia en la zona de alguna otra señal wifi enteramente libre que acaso haya sido el objeto del latrocinio.]

1 comentarios:

enne dijo...

Es cierto,
¡en verano hay mucho ladronzuelo!

Publicar un comentario en la entrada