Tormenta en Alicante

Mi comienzo de vacaciones (¿de verano?)!!
La tormenta ya no atormenta en un entorno urbano, quizá sólo en medio del campo descubierto... Menos aún asusta en una zona veraniega, donde el agua es tan apreciada como escasa. Los rayos y truenos ofrecen una belleza extraña, luminosa y estruendosa, que casi invitan a bailar y cantar bajo la lluvia (nueva versión robótica) Además, seguro que como afirma el proverbio chino, "tras la tormenta siempre amanece y sale el sol", o como asegura el dicho castellano, "gran tormenta mucho espanta, pero pronto pasa".
Foto superior tomada hace unos minutos, hacia las 22:00, por Aitor Agirregabiria en Pilar de la Horadada (Alicante) en medio de una tormenta de precipitación abundante y gran aparato eléctrico. Abajo, una foto nuestra de la noche.
IMG_6734

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que chula...

Acuarius dijo...

La belleza y la majestuosidad de los rios y las montañas, no reside en los rios, ni en la smontañas, sino en la conciencia de quien los contempla.
Hasta las grandes tormentas tienen
su enorme belleza!
Un saludo.

kurubioa dijo...

Me gustan las tormentas pero las tengo un gran "respeto" por las consecuencias que se pueden desencadenar.
http://kurubioa.glogster.com/elektrizitatea/

Publiqué el mural antes de leer esta entrada y desconociendo lo de la tormenta de Alicante, luego no ha sido mi intención, ni mucho menos, frivolizar sobre este asunto.

Carmen Silza dijo...

Tormentas, enojos,...son necesarias,la calma continua seria monótona.....un placer pasar por aquí...buen fin de semana

Publicar un comentario en la entrada