Arquitectura escolar contemporánea

AulaFuturo1
Una nueva propuesta visionaria de arquitectura escolar fresca y contemporánea que descubrimos, nuevamente como el caso reciente de "escuela sin aulas" (entonces de Vittra), vía La brújula verde de nuestro buen amigo Guillermo Carvajal.
AulaFuturo2
En este caso proviene desde Australia estas referencias e imágenes espectaculares de su sugerente "aula del futuro", que en nada se parece a una aula de esas que conocieron nuestros padres, nosotros y nuestros hijos y esas que aún se construyen en serie.

El cuidado diseño es de LAVA & ARUP y está firmado por los arquitectos del top mundial Chris Bosse, Tobias Wallisser y Alexander Rieck. Se puede encontrar más información en estas dos webs vinculadas: l-a-v-a.net & l-a-v-a.blogspot.com. De ambas fuentes proceden las imágenes incluidas.
AulaFuturo3
Ojalá todo esto sea inspirador para la "escuela Google" que deseamos (véanse nuestros diferentes posts), sobre escenarios propios de los campus de Google o Pixar.

2 comentarios:

#elvalorD dijo...

Ojalá no sean sólo las aulas las que se dejen de construir en serie. La velocidad con la que cambia el mundo requiere de una educación más individual. Saludos!

J. G. del Sol dijo...

¿Sabes, Mikel? No me gustan nada eso edificios. Al menos como escuelas. Ni una de las fotos muestra a más de diez niños. ¿A quién pretenden educar ahí? ¿A jóvenes infantes de familias hiper ricas que deban vivir en jaulas de cristal que les oculten realidades más sucias? Es una crítica a todo lo que se está vendiendo como innovación que yo llamo "individualista", y que lamentablemente sólo tiene enfrente otro tipo de innovación basada en extraer riqueza a pocas dosis pero de ingentes multitudes.

Vamos a un mundo menos democrático y menos industrial -y no, la industria no tiene por qué ser contaminante ni sucia ni explotadora- y con menos poder para la gente normal que simplemente quiera llevar su vida adelante sin embarcarse en emprendimientos (¿o es que no vamos a tener derecho a eso?). Ese mundo sabrá hacer bolsas de riqueza para consturir esos falsos paraísos para niños ricos. Pero será incapaz de -no querrá de hecho- dar una enseñanza mínimamente digna a los menos favorecidos. Simplemente los echará de los barracones en que se han convertido muchos "colegios" a los quince años o antes.

Publicar un comentario en la entrada