¡Que vienen los cuñados!

Piscina antes de la invasión de "los cuñados"
Las urbanizaciones de verano cuentan con vecinos de muy diferentes clases. Una variable esencial es la distancia entre la residencia habitual y la veraniega. Si es reducida esta separación, esos convecinos padecen una plaga peculiar, que sufren más los ajenos que los propios, y podría denominarse "los cuñados del fin de semana".

Cada viernes o sábado, con invitación o sin ella, aparecen por el horizonte los coches de "los cuñados" cargados de niños, abuelos y otras amistades no identificadas que vienen a disfrutar, atención, no de la casa del sufrido pariente, sino de las instalaciones comunes de la urbanización en general. Con preferencia se instalan, y son de muy difícil desalojo, en zonas como las piscinas, pasillos, jardines,... y otros aledaños. Se ha demostrado que son de imposible erradicación porque no reconocen horarios, límites, ni restricciones.

A "los cuñados" se les reconoce con facilidad porque gritan mucho, su única movilidad llega para alcanzar la urbanización parasitada (de donde no se retiran voluntariamente), abundan tanto más cuanto más pequeño es el apartamento de su supuesto convidador, y son sumamente prolíficos hasta el punto de que es sobreabundante la población infantil que aportan (recogida de pueblos y merindades adyacentes con la excusa de que "vamos de visita").

No es fácil recetar nada para prevenir "los cuñados". Se puede recomendar no visitar los espacios invadidos, evitar los grupos provistos de toallas y todo tipo de artilugios de ocupación para impedir que se inviten a tomar algo, y cargarse con una paciencia superior al de santo Job. Una posible mejora sería que en los gastos de comunidad figurase un gravoso suplemento en función del "índice de cuñados" que afecta a cada inmueble.

¡Ah, algo parecido ya lo contábamos mejor hace seis años!
La imagen es de una piscina antes de ser invadida por "los cuñados".

1 comentarios:

Cocco dijo...

Que bueno!!!
Por cierto, lo mismo pasa en el lejano Caribe. Como aquí es verano todo el año, ya te puedes imaginar...

Desde el invadido Caribe azul,

Publicar un comentario en la entrada