En pro de la liquidación de bancos fracasados

 
Francisco Viyuela, director de Independent Advisor, en este vídeo nos parece que explica con claridad qué está pasando, UNA ESTAFA GLOBAL EN TODA REGLA, con la connivencia de los poderes públicos que debían prevenirlo. Apunta directamente sobre quiénes se están beneficiando de los rescates bancarios que se cargan sobre el conjunto de la ciudadanía. Resulta esclarecedor mostrar que los miedos que se agitan para evitar o retrasar las liquidaciones de entidades son injustificados. 
 
Ni depositarios, ni siquiera quienes posean bonos (aunque fuesen subordinados o no garantizados) se verían afectados. Sólo perdería una parte de los accionistas (la cuarta parte -discutible- estima Francisco Viyuela), que han aceptado esa aberración de solicitar créditos externos para financiar esa espiral especulativa con sus reservas. Fórmulas de desastre que la "banca aburrida" o la responsable jamás hubiera empleado hace pocos lustros. 
 
Niega que existan "bancos sistémicos" (e incluso apunta que eso es una falsedad interesada). Si así fuera, el problema sería de los accionistas de Bankia,... y no del país. Simplificando y con esa manida escala que tanto se cita últimamente: "Cuando debes un millón, tienes un problema; cuando debes mil millones, el banco tiene un problema; cuando debes un billón el país tiene un problema". Quizá aquí y ahora no están colando un problema a quienes ni lo hemos generado, ni nos toca pagar las consecuencias de avaricias ajenas.
Si las medidas que propone de pinchar la burbuja inmobiliario, sin más maniobras de distracción como mediante la creación de un "banco malo" que sólo prolongaría y agravaría la crisis, o permitiendo que los balances de las entidades sigan sobrevalorando hasta el absurdo los cientos de miles de inmuebles que acumulan. Dejando que caigan a valor real de mercado, muy inferior al que aún agitan en esos "balances ficticios", se facilitaría el acceso a la vivienda y se destinaría crédito a las empresas. El dinero sobrante volvería a la función que nunca debió abandonar: ser el abono de emprendedores para nuevas actividades económicas.
 
Puede ser opinables su diagnóstico y su recomendación, pero su sinceridad y el apuntar a los verdaderos responsables por acción (lucro desmesurado, especulación masiva,... de cajas y bancos) y por omisión como los reguladores (Banco de España,...), partidos y sindicatos que supervisaban (¿beneficiarios del desmán, complacientes, ineptos, corruptos o una mezcla de todo ello?),...
 
No deberíamos acudir al rescate de los desahuciados de sus hogares, con un costo muchísimo menor, que no de bancos fracasados? ¿Qué opináis? ¿Estáis de acuerdo? ¿Todo es complejo, pero quizá menos de lo que desearían quiene nos tratan de confundir con pocos y malos datos, y mucho miedo que seguramente no se justifica.

2 comentarios:

un bancario que no banquero dijo...

Aquí no son los modestos depositarios. Los que quieren ganar a espuertas cuando todo va bien, ahora que accionistas, bonistas y a toda suerte de especuladores les va mal, ahora quieren que saquemos las castañas del fuego.

Que pierdan parte de lo que mucho ganaron antes.

BlackSmith Techs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario en la entrada