Radios libres y transistores: el Internet del Mayo del 68

Tanto como los célebres adoquines, otros de los objetos referenciales del Mayo del 68 fueron los radio-transistores, que se popularizaban lentamente por la época y que se vendieron intensivamente en Paris en los meses de las protestas. Aquello fue un precedente del poder de Internet, del "Blogger Power".  La radiodifusión francesa de la época estaba en manos del poder, del General De Gaulle. Pero en las calles se oyó aquel eslogan: "De Gaulle, t'es foutu, la radio est dans la rue" (traducción).

Fue la concurrencia de un deseo democrático y la irrupción de los receptores transistores a pilar, adicionales a los viejos receptores de lámparas. Por los transistores las cadenas comenzaron nuevas emisiones con música moderna y captaron oyentes jóvenes auditores. En marzo de 1967 comenzaron las primeras emisiones de Menie Grégoire en RTL, con innovaciones como la lectura emitida de cartas de los oyentes.
Así, hace 44 años, se produjeron algunas manifestaciones con personas informadas en directo. Con los equipos portátiles de radiofrecuencia algunos periodistas conectaban con sus emisoras y emitieron en directo las algaradas, desde los pisos superiores, cuando las autoridades bloquearon los canales habituales. Era una vía unidireccional, pero ya había manifestantes radioescuchas informados en vivo, sincrónicamente. Aquello fue una toma de la Bastilla con información radiada minuto a minuto. Los testimonios de la época lo reconocían con un nuevo paradigma de la comunicación: «Fue fantástico. ¡Después de años de mentiras y tonterías, se escucha escapar del transistor la historia real!».

Aquello provocaría la regeneración de aquella radio oficial, y el advenimiento desde el principio de los '70 de las radios libres en Europa, como ya había sucedido en EE.UU con las "free radio" durante el "Verano del Amor" de San Francisco en 1967. También en el final del franquismo, a principios de los '70, los transistores permitían captar las frecuencias de la policía (más informadas ante la ausencia de emisoras libres en España).

Cabe esperar que el potencial de los omnipresentes smartphones con aplicaciones de microblogging y sus posibilidades audiovisuales originen [ya lo están provocando] una mutación de las organizaciones y programaciones de la prensa escrita y audiovisual. En 1968 aún se diferenciaban perfectamente entre informadores e informados. Hoy día, informadores podemos ser todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada