Abuso de la cooptación política

Canon EOS Rebel T4i & 50mm f/1.4 USM
Cooptar es, según el diccionario, llenar las vacantes que se producen en el seno de una corporación mediante el voto de los integrantes de ella. La cooptación es un sistema de organización por el cual una asociación cualquiera de personas nombra internamente a sus propios miembros, sin dependencia de criterios o agentes externos [definición de Wikipedia].

La cooptación ofrece como gran ventaja el otorgarle autonomía a una organización, al poder definir por sí misma cómo se ingresa y cómo se jerarquiza. Históricamente, la cooptación supuso un avance histórico frente al derecho hereditario dinástico o de casta, o los de elección por sorteo, y otros. Este sistema de membresía significó que la cooptación en la época de los Antoninos, en el Imperio Romano, permitiendo que el Emperador eligiera su sucesor en vida, legalizando dicha situación adoptando al cooptado como hijo (soslayando el principio hereditario). La cooptación es muy frecuente incluso hoy en día, desde jueces del Poder Judicial en algunos países hasta en nuevos movimientos de participación como el 15M donde los portavoces son elegidos por este procedimiento ante el carácter asambleario de su composición.

La desventaja de la cooptación -cuando se refiere a organizaciones con cúpulas que concentran el poder- es que, debido a la inercia y endogamia propia de las instituciones, puede llevar a la elección de candidaturas conservadoras en círculos muy cerrados (familiares, de amistad,...), poco dados a la innovación y a la elección idónea, y por ende, provocar el anquilosamiento de la misma. Incluso produce, cuando la decisión se adopta por camarillas, efectos perversos de acumulación de poder escogiéndose por lealtades personales ciegas de las personas designadas hacia quienes mantienen la capacidad de reelegirles.
    La cooptación fue antaño motejada de nepotismo (que proviene de sobrino), aunque el eufemismo contemporáneo sea "personal de confianza". Las formas ocultas de cooptación se perpetúan aún bajo procedimientos internos de aparente democracia, siguiendo consecutivos niveles jerárquicos,... controlados en red por quienes aprovechan el poder de sus cargos para influir decisivamente en la superveniencia. Todo este proceso provoca una acusada oligarquización de los equipos dirigentes omnipotentes que favorece fenómenos tan insoportables como frecuentes de corrupción, inoperancia, mediocridad,...

    La mejor descripción, cínica y descarnada, de la cooptación política la hizo Alfonso Guerra con aquella cita de "El que se mueve, no sale en la foto" (quien se aleje un ápice del aparato del partido, no será propuesto para asumir ninguna responsabilidad).

    Una imagen borrosa de Aitor Agirregabiria (de su Flickr). 

    2 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Bueno, se te olvidan otros ejemplos más cercanos que los que ofrece Wikipedia. Por ejemplo, cualquier organización de medio pelo o peluda (desde un txoko a la ETA y alrededores) también ha optado históricamente por esto de la "cooptación" sea política o simple mangoneo popular (definición que me parece más cercana, sencilla y diáfana que el palabrejo. En todo ámbito político -de hecho- eso de mangonear y perdurar en el tiempo a través de "mandados" es algo tan frecuente y usual que pensaba que no existía una definición técnica para el asunto. Y que simplemente se llamaba "mangoneo". Tendré que leer un poco más tu blog para extraer unas conclusiones más fidedignas aunque por ahora me parece un poco rollazo, lo siento. Eso sí, debes tener mucho tiempo libre o padecer de "publicacitis convulsiva". Esto no hace falta que lo repiense mucho porque ... madre mia ... la cantidad de mensajes que publicas. No sé, he llegado aquí por casualidad y como me ha llamado la atención tu peinado me he puesto a leer un rato. Seguiré haciéndolo, me gustaría cambiar esta primera impresión después de hacerlo. Aunque por ahora más bien me parece el blog de una persona solitaria dentro de su cabeza aunque tenga muchos seguidores y publique muchas cosas o precisamente por eso. Resumiendo, que corro mucho riesgo de llegar a la conclusión final de que eres algún iluminado de esos que tantos abundan y que generalmente piensan lo que les da la gana creyéndose al final lo que más les gusta. Aunque todo ello oportunamente adornado con el obligatorio barniz culturoide. Y una persona siempre muy propensa a sentirse ultrajada porque llevarás 500.000 años disfrutando de tu realidad aparente criticando de paso a todo el mundo sin ser consciente de ello cuanto te sientes ofendido, por supuesto. Uséase, un parraplas, lo siento pero tiene toda la pinta. Ya siento ser tan directo y pelín descarnado pero qué le vamos a hacer: yo soy así como tú eres de otra forma, supongo. Además y como ya sabrás esto de escribir a "vuela pluma" tiene sus riesgos y limitaciones. Aunque al mismo tiempo es tan expresivo que asumo con gusto el mayor riesgo: poder equivocamente. No lo creo aunque tendré que corroborarlo leyendo un rato más. Como verás soy un aporreador de teclados también convulsivo. Porque llevo 5 minutos e imagino que habré tecleado 1000 palabras. Aunque todas mias y pensadas sobre la marcha: nada de borradores, enlaces ni copiapegas de la Wiki. Y con un estilo que me parece bastante más ameno que el tuyo. No tengo blogs porque me parecen una chorrada e internet en su mayor parte, también. Así que firmaré como anónimo y si al final tengo que pedirte disculpas después de leer tus otros rollos entonces firmaré con mi nombre. Lo siento pero tampoco me interesa pasar a la posteridad, darle mayor importancia a esta relación epistolar tan extraña ni identificarme como si esto fuese algo memorable. Sólo son mis opiniones.

    Marta Moreno Marcos dijo...

    Hola Mikel,
    lo único que quería comentar es que el 15M no elige a sus portavoces en la asamblea. Digamos que los portavoces son todos y se muestran voluntarios ante los medios.
    Es por eso que no hay representantes en el 15M. No hay líderes elegidos precisamente para evitar lo que tu comentas, la "cooptación".

    Publicar un comentario en la entrada