Euskadi, la solución norteamericana

Siempre hay una solución. Cataluña en su camino hacia un referéndum de autodeterminación se encuentra, a fecha de hoy, ante la perspectiva de salir de España y no ser recibida en Europa. Tampoco la Unión Europea es lo que pensábamos o quisimos que fuera, y la gran abstención continental ante las Elecciones Europeas del próximo 25 de mayo de 2014 lo ratificará. Ser un Estado más, pequeño entre los grandes y mandones del norte, resulta poco ilusionante.

La Unión Europea nos ha decepcionado,... No puede asegurar el estado del bienestar que inventó, y el poder político está tan plegado a los mandatos económicos como en el resto del primer mundo. La geopolítica y la globalización económica se han desplazado y aún lo harán más acusadamente de Europa.

Para un país como Euskadi, o Euskalherria, el mantenimiento de su identidad como pueblo y de sus cotas de bienestar no están garantizadas dentro de la Unión Europea. La distopía a la albanesa (según el modelo de la antigua Albania, porque la actual ya es incluso miembro de la OTAN), sin reconocer ni siquiera a Europa, que algunos "talibanes" proponen desde la comodidad de sus empleos públicos, es ridícula y no merece más comentarios.

No quedan demasiadas opciones, aparte de la salida que sigue nuestra juventud (por tierra, mar y aire hacia todos los continentes). Proponemos algo imaginativo, pero factible... quizá: Que Euskadi sea un nuevo Estado norteamericano... Asociado.

Los Estados Unidos de América son una república federal constitucional compuesta por 50 estados y un distrito federal. La mayor parte del país se ubica en el centro de América del Norte —donde se encuentran sus 48 estados contiguos y Washington D. C., el distrito de la capital. Además están el estado de Alaska y el de Hawái es un archipiélago polinesio en medio del océano Pacífico.

Además están los Territorios no incorporados de los Estados Unidos, como Puerto Rico (siendo los puertorriqueños ciudadanos estadounidenses desde 1917, cuando el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley Jones), las Islas Marianas del Norte, Guam y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.
Ser territorio no incorporado (en inglés, Unincorporated Territory) significa que, aunque están bajo la soberanía estadounidense, no forman parte del territorio nacional de los Estados Unidos,  y no se consideran parte del país. Al no contar con representación diplomática, moneda ni defensa propias, tampoco son considerados estados independientes por la comunidad internacional (aunque Estados Unidos de América no los considera colonias, la mayoría de ellos sí figura en la lista de las Naciones Unidas de territorios no autónomos).

A favor y en contra hay argumentos de peso, que quizá desarrollemos en siguientes posts. Y ello sin concretar si se alcanzaría la ciudadanía norteamericana. A favor, efectos económicos y sociales de traer la pujanza y vitalidad del estilo más autónomo y emprendedor de la ciudadanía (menos dependiente de las instituciones), así como... las multinacionales de base norteamericana a suelo europeo, con una valiosa ubicación al oeste de Europa, aceptable extensión territorial (contando con Navarra) y buenas comunicaciones (puertos y aeropuertos, carreteras y a mejorar líneas ferroviarias). La educación, en niveles universitarios (con investigación) y previos, podría hallar una base perfecta y plurilingüe en este continente.

Las inconvenientes son, igualmente, de gran calado. Sin ser Irlanda... o Italia, también contamos con descendientes vascos en EE.UU. (y una historia con fragmentos comunes en su descubrimiento, guerra de independencia, lobbies vascos,...), pero nuestra ciudadanía todavía no usa en nuestro entorno demasiado el inglés. Los aspectos militares, o de seguridad, al no ser una isla serían de considerable dificultad para "vallar", si no se regulan de modo más futurista.

¿Qué opinan quienes nos leen (en comentarios caben todas las ideas)? ¿Caminamos a formar parte de unos Estados Unidos... del Mundo o pensamos un poco mejor lo de Europa (para sentir la componente de identidad europea común)?

Seguiremos dándole vueltas a USA y a Europa.

[Actualización a 11-6-14: Parece que hay una iniciativa popular inversa, por la que un grupo de habitantes de Puerto Rico pide convertirse en una comunidad autónoma de España. La distancias ya no son determinantes para las remezclas, fusiones o divisiones de países.]

3 comentarios:

Juan J Azpiroz dijo...

Evidentemente no nos hemos tomado en serio la idea de Europa, es decir, no creemos de verdad en ella (en general; habrá muchas excepciones) y sin fe no se puede construir algo serio. La idea de formar parte de unos EE.UU. de América es una buena broma, pero lo que de verdad necesitamos es unos EE.UU. de Europa, para conseguir ser "alguien" en un mundo de unos pocos grandes de verdad. Eso requiere espíritu de renuncia y fe en el prójimo, lo que no parece que abunde. Parece que los fundadores de la UE se motivaron principalmente en evitar catástrofes como las 2 guerras europeas, pero ahora y en el futuro el peligro de los estados europeos no es pelearnos entre nosotros sino ser fagocitados por un grande. Los nacionalismos nacionales no creo que sean un gran problema a nivel europeo. Será casi igual de difícil hacer una Europa de verdad con 28 que con 31 paises componentes.

Venan Llona dijo...

Podemos empezar a redactar los estatutos de la futura "Asociación Vasco-Americana de Bloggers", contratamos ya el dominio?

Mikel Agirregabiria dijo...

¡Gracias, Jon y Venan, por los rápidos comentarios!

Está escrito con una pizca, o algo más de humor,... pero una nueva Europa que inspire requiere algo de ese "american way of life" de pensar más en lo que aportamos a Europa que en lo que Europa nos aporta.

Y requiere mucha dosis de polírica, de una política con grandeza y altura de miras,...

Vamos a seguir actuando y pensando para no tener que llegar al extremo de solicitar ser una colonia de un imperio en declive,...

Saludos,

Publicar un comentario en la entrada