Sí, soy polírico,... y no me pesa serlo

Lo confieso, me gusta la política, para debatir, para convencer, para avanzar con todas las demás personas. No me gusta el politiqueo para vencer, para engañar, para ganar a toda costa.
Lo reconozco tengo amistades en otros partidos, casi en todos (¡es que hay algunos tan pequeños que no conozca a nadie!). Incluso tengo amigos entre los de mis colores preferidos, y no me hacen extrañas jugarretas; al revés, nos reímos, sobre todo de nosotros mismos.
Lo acepto, me divierto. Me gustan ver los resultados, de los partidos... políticos en cualquier día de elecciones. Predecir los datos, acertar... o fallarlos. Es una afición simple, de siempre, de alguien que no aprecia los deportes, excepto el ajedrez y ahí todo es tan refinado y cortés.
Peor aún, ahora como blogger disfruto el doble. Porque unos pocos lectores me siguen y alguna amable interlocutora, por pena, incluso me comenta. Y así enredo el doble. Y a algunos no les gusta, y eso me halaga,... porque parece que aún me queda alguna influencia remota, desde el vacío exterior, desde el febril ciberespacio.
Peinando canas y como un chiquillo. Desde la plataforma, plural y sólida, de Politika 2.0, con el excelente grupo que nos relacionamos, reímos y comemos, lanzamos tres (eran tres) iniciativas casi consecutivas, tardías y destinadas al fracaso: Hamaika minutu (para presentar a los líderes de forma más humana), Aurreko Eguna (para reflexionar mejor el día más necessario) y HautaGaua (para invitar a degustar el microblogging de la democracia). Y todo bajo la inspiración de ese neologismo de Polírica, una política lírica.
Pero brotaron las semillas, florecieron, parecían enlazar con flores de encuentro las trincheras estáticas de la guerra eterna. Pero una noche triste, ahora, la realidad opaca se impuso y el sueño se desvaneció. Era pronto, estaba mucho en juego, no podía ser, no podía permitirse, no había llegado el tiempo de la primavera polírica. ¿O sí?
Tags Technorati: | | .
Este post fue ocasionado por el daño que generaba este otro, escrito por quien de menos se esperaba y que reducía a personas en meras etiquetas.

4 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

+1, Mikel.
Besarkada bat.

Iñaki dijo...

No se ha desvanecido nada, Mikel. Sólo ha habido una crítica, que tampoco habría que darle tanta importancia. Sacar lecciones aprendidas y seguir adelante.

Al final, la Web 2.0 es muy transparente y cada cual puede ver lo lírico o épico que es cada uno.

Idoia LLano dijo...

He visto como trabajan estas personas de politika 2.0, con algunas de ellas no coincido en nada, alguna de ellas me ha increpado públicamente, pero todas las que yo conozco de este grupo se han esforzado por ayudar en cada inciativa para la que se les ha pedido colaboración. No todas en todas, pero se han repartido protagonismos y colaboraciones, y eso... lo han hecho muy bien.

Estuvieron "nacionalistas" aplaudiendo a Patxi López por su premio al mejor blog político, porque se lo merecía. Y aplaudieron a Cesar Calderón en su brillante presentación. Y ahora van a participar en un acto organizado por otras personas distintas a las que organizaron aquel, con politólogos/as y expertos/as en comunicación política que vienen a hacer un segumiento de la jornada electoral desde Catalunya, con jóvenes investigadores de la UPV.

Y cómo no en periodo electoral, cuando desde la web social, desde el tan aclamado dospuntocerismo, deberían de respetarse los liderazgos alternativos, los protagonismos compartidos, las conversaciones que aclaran e igualan a los adversarios, alguien con bastante relevancia en esto de la comunicación 2.0 se ha dejado caer con una denuncia que pretende camuflar de control desde la oposición política. Pues no en mi nombre señor Calderón, y usted no sabe lo que voto.

Creo que es necesario que repita lo que ya dije el otro día. Creo que los nuevos medios no pueden dar cobijo a viejos objetivos y métodos, y que el respeto a los diferentes, el pacto entre iguales que piensan diferente, no el pacto entre diferentes porque eso presupone un abismo que yo no quiero ver, nos va a beneficiar todos y todas. Y eso y no otra cosa es lo que yo he visto que se hace en Politika 2.0
Y por eso he escrito este mensaje a Cesar Calderón

"Bueno pues…sinceramente yo creía que la web social era repartir liderazgos y protagonismos y colaborar entre idependientes y no “independientes” para que la ciudadanía recupere protagonismo. Eso entiendo yo que está haciendo Politika 2.0. Y desde luego va mucho más allá de los cinco minutos de gloria que les corresponde a los de siempre. Es una lástima que no se sepa ceder protagonismo y que se acuse a buena gente, voluntarios y voluntarias, de sectarismos y partidismos tan sólo por tener que compartir el tiempo de aparición en público.
Una lástima hacernos perder su inestimable colaboración y punto de vista.
Un abrazo "

Y añado... una pena la pataleta por perder tiempo de protagnismo porque a mí me hubiera gustado oirle...Dicen que es un placer.

Un abrazo

Jorge dijo...

Kaixo Mikel, no suelo ser demasiado pródigo en comentarios, pero me gustaría lanzar desde aquí un mensaje de ánimo para ti y todos los integrantes de politika 2.0.

Sólo decirte que la verdad siempre prevalece.

Agur bero bat eta eutsi gogor!

Publicar un comentario en la entrada