La educación prohibida... es la que necesitamos


Lo que prometía ser una trilogía de posts sobre reducación se alargará más con nuevas entradas como ésta, antes de alcanzar el post de conclusiones. Porque en este vídeo anexado arriba, en el segundo avance inserto abajo, y en este proyecto, "La educación prohibida" encontramos las mismas claves para el cambio disruptivo que la educación contemporánea necesita.

Hemos de superar que "el principal obstáculo para el aprendizaje sea una educación caduca, en aulas que parecen escolares mirando al frente a una televisión", o que "el propio sistema educativo es un sistema de exclusión, que etiqueta al alumnado, que le hace competir con sus condiscípulos, en lugar de enseñarles a convivir, a ayudarse mutuamente de un modo profundamente cooperativo",...

Insuperable el lema final, que no es nuevo pero que parecía olvidado: "El cambio comienza... en uno mismo".



2 comentarios:

maravillas dijo...

"Pero en el aula puedo hacer la revolución" ¡Qué profundo pensamiento sobre lo que cada uno puede y es capaz de hacer para cambiar el mundo!

Maxymo Gonzalez dijo...

Muy bueno su espacio para leer con atención. Saludos y lo espero por mi site; http://maxymohistorias.blogspot.com/

Publicar un comentario en la entrada