En Norteamérica todo es grande,...

En América hay coches que NO son limusinas
Lo que más llama la atención al visitante es la dimensión de todo, que se genera desde el momento que, en general, las ciudades son bajas de altura y se extienden en muchos kilómetros cuadrados de superficie. Ello determina que el suelo no se pague como en Europa y las casas (y todo lo demás) es grande, y eso que no hemos estado en Texas.

Tiene algunos efectos negativos como la absoluta dependencia del coche (que hemos usado para ir a recoger el correo o para acercarnos a la piscina de la urbanización). También provoca la omnipresencia de postes de luz, con transformadores incluidos, por todas las calles y avenidas (incluidas las principales), mientras que en Europa se soterran.

El vestidor o armario empotrado de los "apartamentos" serían considerados una habitación más en algunas ciudades europeas. Incluso denominan apartamento de una habitación a recintos de 120 metros cuadrados, con terraza inmensa, huecos varios (para lavadora-secadora),... Los hoteles, algunos con miles de habitaciones (en Las Vegas), cuentan con cuartos de baño mayores que la habitación completa en Europa. En algún hotel se disculparon porque en lugar de una cama doble sólo tenían dos camas pequeñas... de 1,50 m. de anchura.

También son desmesuradamente grandes los electrodomésticos (lavadoras para 15 kilos de carga), secadoras, frigoríficos, los productos que se venden por kilos y más que litros en los supermercados (leche y zumos en bidones), los vasos de coca-cola, de café, los asientos, las televisiones por doquier, los menús también (¡con platos que sorprenden... a los vascos!),...

Muchos más vídeos y más fotos en USA,...
Publicidad por doquier

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada