Sarezkuntza: Diez prioridades en 2013

Bajo un criterio preferentemente cronológico y de pasos consecutivos, más que de importancia, entendemos que urge poner en marcha o reactivar el siguiente decálogo de actuaciones:
  1. Proponer, definir y socializar un marco general de Sarezkuntza, con una coordinación asegurada a fin de ser impulsado por todo el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura, buscando sinergias institucionales, empresariales y sociales. El objetivo manifiesto es el empoderamiento del alumnado, de las familias y de la sociedad en lo educativo para propiciar la aceleración de una ciudadanía activa y abierta.
  2. Mejorar la conectividad en todo tiempo y lugar, en caudal y dispositivos, para toda la comunidad educativa (alumnado, familias, profesorado, administración) a fin de acrecentar una máxima inclusión digital. En el intramuros escolar debe existir, al menos, las mismas posibilidades que en un hogar medio, y especialmente para el alumnado desfavorecido.
  3. Comprometer una profunda mejora, con visibilidad gradual pero inmediata) en la información educativa inteligente que alcanza y que determina con mejor conocimiento las múltiples decisiones de todos los agentes educativos: alumnado, familias, profesorado, administración,...
  4. Impulsar un amplio programa de perfeccionamiento del profesorado (y direcciones,...), con profundos cambios en contenidos y metodologías (con uso de MOOCs,...). Sería abierta esta teleformación a familias y alumnado (en este caso, a partir de enseñanza secundaria).
  5. Alimentar el ciberespacio en euskera (y castellano, inglés,...) con materiales educativos  y objetos digitales cercanos a nuestros currículos, con procesos de cocreación, selección, clasificación, adaptación, traducción,... abiertos a toda la comunidad escolar y social.
  6. Reordenar drásticamente los presupuestos de ejercicios anteriores y el modelo de gestión de nuestros recursos humanos dedicados a este labor (sin necesidad de ampliar recursos), para acomodarlos a las necesidades actuales evaluadas por Sarezkuntza.
  7. Actualizar las competencias digitales para alumnado por edades, profesorado, centros (revisión del Modelo de Madurez TIC), y su proceso de mejora, apoyando las cibercomunidades de aprendizaje en un mundo de ciudadanía  conectada permanentemente.
  8. Dinamizar y evaluar anteriores y nuevas experiencias piloto de innovación educativa, localizadas en diferentes escenarios de nuestro sistema educativo, contando con referentes internos (tipo Hauspoa, ACEX,...) y externos de calidad (Learning One to One, Khan Academy,...). El concepto de Flipped-Learning (ver imagen a la derecha) extendido a nuestras aulas presenciales y virtuales diferenciando entre transmisión y asimilación del conocimiento.
  9. Ampliación y diversificación de los recursos en manos discentes, con paulatino paso a multidispositivos híbridos personales (tabletas frente a soporte papel, a partir de educación infantil), sin prohibiciones de uso (de smartphones en secundaria, por ejemplo) y con libertad elección (BYOD), asegurando la plena inclusión digital (la gestión solidaria del "libro" debe entenderse en sentido genérico de soportes actuales), revisando fórmulas de equipación, mantenimiento, autenticación,…
  10. Participar desde Sarezkuntza para coadyuvar en proyectos impulsados por otras instituciones y organismos de interés vanguardista, colaborando en la innovación e investigación pedagógica en entornos más amplios y referenciales (Europa, CC.AA.,...).
[Este post ha estado reposando casi seis meses antes de ser hecho público.]

3 comentarios:

Anónimo dijo...

TODO esto, que suscribo, es un sueño o realidad,... ¿Para cuándo, de verdad?

Docente aburrid@ de la administración

xa2 dijo...

¡Vamos a ponernos a ello!

Mikel Agirregabiria dijo...

¡Estamos en ello, y pronto iremos viendo los primeros resultados!

Saludos y gracias por los comentarios, tanto los de aquí como los de Twitter, respondiendo a @agirregabiria.

Publicar un comentario en la entrada