GetxoPhoto en Punta Begoña (galería)

GetxoPhoto en Punta Begoña
Visita a Punta Galea con oportunidad de GetxoPhoto 2014. 

Sigue vídeo con la exposición donde se relata el lugar y dos colecciones: Manit Sriwanichpoom con su "Horror in Pink" y la de  Fred Ramos con "El Último Atuendo de los Desaparecidos".
En su edición 2014, GetxoPhoto ha instalado dos colecciones en la galería de Punta Begoña, abierta por primera vez al público después de 40 años como uno de los primeros avances ofrecidos por su próxima rehabilitación. Hemos disfrutado con esta visita especial guiada con la habitual pericia de nuestra cicerone.

Emocionante ver de cerca esta Galería de Punta Begoña, obra de Ricardo de Bastida en 1912, como muro de de contención de la ladera de Arriluze, en la que se emplazaba la mansión Etxebarri de Horacio Echevarrieta.

La galería puede dividirse en cuatro tramos, según describe Imanol Landa, Alcalde de Getxo. El primero (a la entrada de esta visita), frente al muelle de Arriluce, presenta una línea de siete columnas situadas de cuatro en cuatro metros culminadas con una rotonda circular. La anchura interior de este tramo, adaptándose a la configuración del terreno, forma un rectángulo de unos ocho metros de profundidad. Las columnas van sobre plinto, tienen fuste liso y capiteles sencillos y en la base una balaustrada de piedra. La cubierta se resuelve con una plazoleta-mirador circundada de balaustrada, que debido a los desniveles del terreno necesitó de un tramo de escaleras para comunicar con el jardín de la casa. El segundo tramo es el más largo y sinuoso. No se trataba de una galería abierta sino de un gran mirador acristalado con bastidores de cuatro hojas: rectangulares en la parte baja y arqueados en la superior. El remate se hace en balaustrada que enlaza con la línea de la anterior. La anchura interna llega hasta algo más de cuatro metros en algunas partes, necesitando una fila de pilares interiores, pero en su mayor parte es muy escasa e inexistente. El tramo más cercano a las escaleras de Atxekolandeta vuelve a una solución similar a la de Arriluce: galería porticada y adintelada sobre columnas y balaustrada de piedra, incluso con parecidos motivos decorativos. Sin embargo, se diferencian en que no existen piso intermedio. Es el tramo de mayor profundidad, llegando en gran parte del espacio a las cuatro filas de columnas inferiores, lo que posibilitó su utilización como una zona de recreo familiar con la habilitación de una espaciosa habitación-salón de baile (donde se halla la exposición).
Álbum con 106 fotos de la visita.
Otro vídeo donde Jokin Aspuru expone el simbolismo y la dureza de lo expuesto aquí.
Más posts sobre distintas ediciones de GetxoPhoto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada