Crisis del PSOE,... y de toda la vieja política

No nos engañemos, aquí hay mucho más que la crisis de un partido. Aquí se pierde otro baluarte de quién defiende a la ciudadanía, que nunca fueron los "aparatos" de los partidos, pero sí pueden serlo las y los militantes (de todas las formaciones) que han de asegurar la INDEPENDENCIA DE LA POLÍTICA frente a las oligarquías económicas, los poderosos,...

Algunas ideas a compartir, subjetivas y discutibles (para ese debate están los comentarios):
  • Hay partidos más plegados al poder fáctico de la economía, de las grandes corporaciones, como el PP en el Estado, lo que no quiere decir que todos sus militantes o votantes sean ilusos.
  • En este momento se han desatado las alarmas y se ha movilizado a todos los peones (prensa,-qué fue de El País-, expresidentes en consejos de administración, barones en busca de puertas giratorias,...) para evitar que el PSOE no moleste la repetición de un gobierno de Rajoy.
  • Resulta insultante, incluso para quienes vemos de lejos al partido concernido en este ocasión, cómo 17 fontaneros teledirigidos quieren sustituir las voces de una militancia numerosa y antigua. Lo de menos es la letra pequeña de los Estatutos.
  • Lamentable el espectáculo de políticos pesebristas que quieren mantener su inmerecido nivel de vida coreando consignas (particularmente de "los críticos"), cuando es la hora de la POLÍTICA con mayúsculas, con ofrecer criterios de autoridad con entrega generosa y renunciando a poltronas.
  • Alegra comprobar que, gracias a las redes sociales y al tibio pero creciente despertar de la ciudadanía cada vez es más difícil doblegar al electorado con ruedas de molino, como antaño hicieron en este partido los "posibilistas" (="vendidos") con la monarquía, la OTAN,... 
  • Como demócratas hemos de reclamar transparencia y listas abiertas, renovación de políticos con demasiados años de poltrona,... en todos los partidos. Formación, dedicación, especialización, sí,... pero no perpetuación.
  • Lo mejor: Que se están retratando personas y medios, y un indicador es que posiciones tan vergonzantes como abstenerse son defendidas indirectamente (por los críticos) porque les sonrojaría (incluso a los sinvergüenzas).
  • Con ánimo optimista quizá les salga, ojalá, mal la operación (golpe de partido, tejerazo o nueva edición de la vieja traición  a lo Marco Bruto frente a Julio César). Sería una llamada general para abrir la política, para dar voz a las militancias y a las simpatizancias (de quienes votan por cada formación),... Es tiempo de una nueva políRica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada