Mostrando las entradas para la consulta lírica ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta lírica ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

De la política épica a la política lírica

Artículo a debatir en Politika 2.0, encuentro de políticos y bloggers en el Parlamento Vasco el sábado 13-9-2008.

La democracia, al igual que la literatura, proviene de la Grecia clásica, al menos en la cultura occidental. Y allí, el primer género retórico, transmitido por vía oral, fue la épica. Estaba destinada a cantar las hazañas de un héroe, para entusiasmar con un líder carismático al que seguir y obedecer ciegamente. Homero, en el siglo VIII a.C., escribe la Ilíada y la Odisea. Este tipo de narrativa, descriptiva de un liderazgo legendario y mitificado, pervive en el "inconsciente colectivo" del electorado en la política contemporánea.

Superando este primitivo background de la memoria colectiva, se han alzado algunas perspectivas de poetas visionarios que desconfían de los héroes titánicos. Bertolt Brecht señaló preclaramente: “¡Desgraciado el pueblo que necesita héroes!”. Paul Brulat destaca que “Basta un instante para forjar un héroe, pero es preciso toda una vida para hacer un hombre de bien”. Por último, el conspicuo Herbert Spencer denuncia que “El culto a los héroes es más fuerte allí donde es menor el respeto por la libertad humana”.

Algún día, toda la ciudadanía será blogger, en alguna medida. Expertos como David de Ugarte consideran que “la lírica es la característica del discurso ciberactivista típico”. Y el propósito común e implícito de todo blogger es: “Hacer un hermoso blog, como parte de una bella vida”. Lírica, entendida como el modo de proyectar opciones de futuro desde lo que se vive, se siente, se disfruta y se hace en el presente. Una manera de vivir que se plantea como alternativa entre otras, que no busca anular a otras, ni negarlas. Lírica que invita a sumarse sin diluirse, que persigue el debate, no la adhesión. Una opción profundamente ética y respetuosa frente a la dimensión excluyente y de confrontación que irremediablemente plantea la épica.

La épica va indisolublemente ligada al amor a la humanidad como algo abstracto. Por ello, la fórmula que impone el héroe es necesariamente totalizadora, como solución única para resolverlo todo. Eso es lo que promovieron en política el Che, o cualquier otro líder mesiánico, exigiendo el sacrificio último, el deseo de morir por otros,… la destrucción como camino para la construcción. La épica política es definitiva y esencialmente monoteísta: Sólo hay un partido válido; el resto son paganos, idólatras, disidentes, cismáticos, impíos,… La política épica sólo busca convertir infieles… o aniquilarlos.

La lírica parte de la humildad del uno entre muchos, de la persona (que no del individuo), asumiéndose y proyectándose hacia todos desde el reconocimiento de la diferencia propia y la de cada uno de los demás. La lírica abre una conversación, un debate constructivo, donde caben tanto la inclusión o, a lo sumo, un irónico distanciamiento, pero jamás la excomunión.

La épica, en cambio, sólo admite el fanatismo del credo o la expulsión al averno, pues arenga el héroe, hijo de un logos que no reconoce otra verdad que la suya propia. Frente a la épica del conquistador, del combatiente, que prefigura una sociedad de sacrificio y conquista, de individuos sufrientes en pos de un plus ultra, de una victoria final que dé sentido a la pasión sufrida, la lírica de la innovación social se parece más bien al apasionado relato del naturalista que vive un descubrimiento permanente y progresivo de una reinvención continua, como resurrección gozosa.

La política épica apenas es una mínima evolución inversa a lo definido por Carl von Clausewitz. La política (épica) sólo es la continuación de la guerra por otros medios. El poder épico emerge como resultado de la batalla. Tres siglos después de la Ilíada, la Orestíada. La lírica es un género más avanzado que, expresando sentimientos más acotados y personales, se propone suscitar en el interlocutor emociones análogas para sumar voluntades desde la empatía.

La épica ve lo colectivo como organización, como molde uniformador, como ejército de peones, siguiendo un plan superior o una voluntad trágica. La épica se adapta mal a las redes, porque es cosa de individuos desterrados, de soledades desabridas. Prometeo cumple, apartado y encadenado, su castigo. La épica simplifica y homogeneiza. Mas la lírica nos revela que nuestra identidad no reside en lo que somos, sino en lo que podemos alcanzar junto con los demás. Nos invita a definirnos, a llevar cada cual su bandera, marchando por su propio curso, sin aceptar un único destino y, menos aún, un exclusivo cauce.

La política lírica erige puentes, cruza sobre los problemas, transita entre perspectivas en busca de lo convergente. Mientras, la política épica se atrinchera, se aísla, levanta barreras, distingue entre “nosotros” y “los otros”,… Por todo ello, la política real despierta desconfianza en las almas más perspicaces y sensibles. Se pierden demasiados talentos (que “se están quitando de la política”) y nunca se estableció como hábito la participación generalizada, para asumir responsabilidades políticas individualmente, como parte medular del ejercicio de una moderna, flamante e integral ciudadanía.

La política épica es adusta, reactiva, polemista, maniquea, divisora,… La política lírica aspira a sumar diversidad, a “conquistar” (en el sentido de seducir, no en el de vencer), a establecer una “relación amable” con las otras partes del mismo “nosotros”. La política lírica despunta en la historia en hitos singulares, como el derecho a la búsqueda de la propia felicidad, que ofrece tan subversivo y bucólico contrapunto al orden moderno de la Constitución estadounidense… de 1776.

Personajes como John F. Kennedy, Tony Blair, posiblemente Nicolas Sarkozy, y quizá Barack Obama,… han sabido estar en algún instante muy por encima de sus partidos,... y por delante de su tiempo. No dejaron de ser épicos en su trayectoria histórica, pero supieron apuntar algunas maneras –posiblemente sólo trazas- de políticos líricos. Menos populares, y más olvidados de la prensa internacional, están otros modelos socialmente más líricos, como el caso suizo (véase “Visión política de un vasco ingenuo”).

La política épica favorece y se nutre de “políticos profesionalizados” (noticia reciente, “10.000 concejales no tienen ocupación conocida”), de “aparatos y cúpulas de partidos” y de “listas cerradas”. La política lírica busca abrirse y regenerarse, se apoya en colaboradores, flexibiliza roles renovados de militancia 2.0 y de electorado 2.0, y huye de la perpetuación de la política como oficio.

La política épica lanza soflamas simplonas y contundentes, radicaliza el mensaje, y simplifica la interpretación de una realidad poliédrica. Los líricos creen en la cita de José Martí: "La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla". Eso declara la blogosfera: Escuchar, enlazar, compartir, influir,… No es tan difícil en el plano institucional: Basta que el “buen rollito” de los políticos en la cafetería, que existe, no se oculte en público cuando cinco minutos después presentan sus conclusiones ante los medios de comunicación convencionales, aún demasiado épicos… para nuestra desgracia.

La Web 2.0 puede facilitar la colaboración y participación de la ciudadanía en iniciativas colectivas y constituye una potente herramienta que permitirá avanzar en la democracia electrónica. Para facilitarlo, una política lírica crearía unas instituciones abiertas, que aprovechen el conocimiento y la experiencia existentes en la sociedad para integrarlos en los procesos públicos de toma de decisiones.

La política vasca ha sido, y es, referente en la épica mal entendida, o de la peor tragedia dramática, porque todavía una minoría no repudia la aberrante utilización de la violencia con fines políticos. Pero, al tiempo, nos ofrece una exuberante representación de lírica pacífica, representada por tantas grandísimas personas, quizás las más calladas por sutiles y sensibles, que han sabido superar su destino de víctimas.

También existen otras pruebas de genuino lirismo político. Porque mantener una representación, en este Parlamento Vasco que hoy atentamente nos acoge, según la cual una familia vizcaína grande (de 3,8 adultos votantes) equivale en voto a un solo ciudadano alavés es un caso único y mundial de “lírica política” purísima (véase “Quiero ser alavés”).

La política lírica cree en la alternancia en el poder. Porque hemos de ser personas antes que votantes, y ser demócratas antes que partidistas, y ser –en el caso de quienes deben dar ejemplo- militantes antes que cargos. Hemos de entender que la alternancia es positiva para todos, porque todos formamos parte de una misma sociedad. Como si fuera una empresa, en la que trabajando en producción o en marketing… a nadie interesa que gane siempre “su” percepción. La alternancia es efectiva… y si permiten un guiño: ¿Por qué no una educación gestionada por jeltzales,… tras 22 años de ausencia?

Porque urge una educación fractal en valores éticos compartidos que traspase la troglodita épica del combate. En el relato lírico el poder emerge del consenso, de la capacidad para generar nuevos acuerdos. Desde la ética ubuntu ("una persona se hace humana a través de las demás personas"), es fácil pasar de subordinar a otros a empoderarles, y de la épica del caudillo a la lírica del mumi. Esta utopía está materializándose en una época en la que se tornan confusas las fronteras entre sujetos y objetos, entre productores y consumidores. El pasado de los sectarios colonizadores da paso a un porvenir de sabios cartógrafos de lo borroso, de lo movedizo y de lo complejo.

Versión para imprimir en: mikel.agirregabiria.net/2008/politicalirica.DOC
Tags Technorati: | | | .

Por el desarme en Europa, más PolíRica

No es una errata. Ha leído bien. ‘Polírica’ es un neologismo acuñado por el bloguero vasco Mikel Agirregabiria a partir de ‘política lírica’. Pretende ser un nuevo paso en<br />la evolución de las relaciones humanas tras las ‘política épica’ o ‘polépica’, la de los héroes. Es algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados. «La ‘polírica’ aborrece de cualquier forma de violencia, incluida la verbal. Jamás ridiculiza o desdeña otras formas de pensamiento político. Por el contrario, busca como baza y ventaja la capacidad de acordar con otros partidos, como forma de demostrar la centralidad y la capacidad de negociación. Jamás usa argumentos en campaña que oculten lo que ha sido el debate durante el periodo legislativo anterior», ha escrito el inventor del término (http://blog.agirregabiria.net), un grupo de internautas que ha conseguido entrevistar de un modo distinto al habitual a todos los candidatos a lehendakari, lo que no ha sido fácil en una campaña donde nadie quiere dar un paso en falso y prima el conservadurismo sobre la audacia. Este colectivo reúne a gente, de diverso origen, formación e ideas, que debate abierta y cordialmente sobre cómo hacer de la política algo más participativo y , por qué no decirlo,, civilizado, algo que no consista en llamar a la gente a las urnas cuando toca para luego olvidarse de ellos, algo que abra la gestión de la cosa pública quienes quieran poner su granito de arena en la tarea colectiva.<br />Los ‘políricos’ reniegan del líder de la política épica. «La fórmula que impone el héroe es necesariamente totalizadora, como solución única para resolverlo todo. Eso es lo que promovieron en política el Che o cualquier otro líder mesiánico, exigiendo el sacrificio último, el deseo de morir por otros... la destrucción como camino para la construcción. La épica política es definitiva y esencialmente monoteísta: sólo hay un partido válido; el resto son paganos, idólatras, disidentes, cismáticos, impíos», ha escrito Agirregabiria. No me dirán que no les suena una fórmula que, a juicio de este bloguero y sus colegas, es tan impropia de los tiempos que corren como el hombre de Atapuerca.<br />Frente a eso, ellos apuestan por el diálogo, la construcción conjunta, una política que no separe, sino una. Y por unos dirigentes que «jamás amenacen con cataclismos si ganan otras formaciones», porque todas pretendan el bien común, «encontrar fórmulas de avance conjunto, sin dejar a nadie atrás». Amén.
Lo dijimos hace unos días en Seis medidas efectivas de reducción del déficit público, que el desarme era la primera y mejor opción para reducir el gasto público, el gasto inútil que no es inversión ni en futuro, ni en paz, ni en conocimiento, ni en personas. Ahora, en el Parlamento Europeo, descubrimos que el francés Daniel Cohn-Bendit, habló sobre el rescate a Grecia e insistió en la misma idea central.

Todo ello nos lleva a reafirmarnos en nuestra propuesta de una "política lírica", PolíRica, que comporta profundos cambios en el modo de ejercer la política por la ciudadanía contemporánea. La política fue una superación de la guerra. La políRica debe ser una superación de la política. políRica, o política lírica, es una evolución de la política convencional que se rige por nuevas normas de cortesía y respeto hacia el adversario complementario ideológico, que busca el acuerdo de lo común y el consenso en lo plural. La imagen superior corresponde a un artículo del periodista Luis Alfonso Gámez (Magonia, @lagamez). Las imágenes inferiores son relativas a la iniciativa 11minutu de Politika 2.0. Más posts sobre políRica...

Reflexionando ante unas elecciones diferentes

Día de Reflexión: 21M2011
Hoy es el día de la . Ahora mismo, los temas del momento en Twitter son #reflexion, #elfindelmundo y #perosasol. Esta última semana, desde el , los virales han sido , , , , , , ,, #globalcamp, , , , , , , #sinpartidos, #sinbanderas,... y webs frescas como democraciarealya.es, tomalaplaza.net, spanishrevolution.es, yeswecamp.org, juventudsinfuturo.net, nolesvotes.com,... Creemos que unas elecciones cercanas, municipales o forales, pueden actuar como regeneradoras de la vieja política.

Desde HAMAR y desde GetxoBlog hemos analizado en la medida de nuestros escasos recursos la campaña de algunos de quienes se presentan el 22M a estas elecciones municipales y forales. Ahora, a título personal, queremos dejar un simple testimonio de cómo hemos vivido y en qué hemos cambiado por los acontecimientos externos.

En primer lugar, y antes de desatarse el , por nuestra parte ya habíamos decidido no acudir a actos monopartidistas por ser monocolores, monotemáticos y, en definitiva, una sucesión de monólogos monótonos. Nunca más, ni de paso, permaneceremos ante eventos de un solo partido, con sólo sus partidarios y afines, únicamente congregados a fin de demostrar que son muchos ante los caducos medios de comunicación de masas. Resultan demasiado polépicos (de política épica) por su semejanza con situaciones militares, como mostrar la fuerza de un "ejército propio", sin el menor ánimo de entablar un diálogo con otras "formaciones", ni siquiera de atraer a interesados indecisos. Como dijimos en Twitter: "Para estas campañas electorales tan inútiles, ¿por qué no las reducimos a un día y damos dos semanas de reflexión?".

Algún partido podría innovar con convocatorias donde se invite a otros partidos para conversar en un tono abierto, dando la palabra a la audiencia. O congregar para algo útil, algo festivo donde se pueda cuestionar, debatir o aportar algunas propuestas con los candidatos, y mejor si se puede contrastar entre diferentes opciones partidistas para valorar su diferente escucha y receptividad. También interesaría entrevistas con unos analistas plurales, amables pero críticos, no limitados por los intereses de los medios que representan.

Las campañas decimonónicas como la que hemos vivido son insufribles, tratando de "vender" siglas con sistemas antidiluvianos y agresivos como los coches con megafonía, un modo de publicidad grosero prohibido en Europa y que a algunos nos recuerda a los "afiladores ambulantes", aunque era más agradable la música de sus silbatos o chiflos. Por no citar a blogosferas haciendo de altavoces, aunque esto parece haberse superado... a costa de acallarlas por miedo a no controlarlas en todas sus dimensiones. El efecto Obama está olvidado, y seguimos esperando a Godot...

Ya es imprescindible reconocer la validez de las blogosferas propias,... y atender a la blogosfera general que tiene mucho que decir y lo hace vía Twitter con micromensajes y vía blogs exigiendo el paso de una democracia representativa (mal entendida y a la que apenas se le permite opinar una vez cada cuatro o cinco años) a una democracia más participativa que siempre es consultada.

El momento que vivimos requiere nuevas formas de hacer política. Los graves problemas económicos, sociales, culturales,... que acucian a nuestra sociedad no podrán ser solventados con la vieja forma de hacer política. Hace años sugerimos que necesitábamos mutar de la imperante y obsoleta política épica (polépica) hacia una política lírica (políRica) propia de un siglo XXI donde la red de redes permite el empoderamiento de la ciudadanía sin intermediarios olvidadizos.

Corren malos tiempos para la (po)líRica, pero la juventud, la esperanza de toda sociedad, parece despertar tras haberse comida la manzana envenenada del bienestar que parecía creciente y sin costes. Nosotros también nos sumamos a la , esa que está descolocando a la clase política que no quiere renunciar a sus privilegios.

Mañana HAY QUE VOTAR, algo, no en blanco ni en nulo que premia la concentración de poder que genera más prepotencia de la casta política. Quienes creemos en la políRica somos plurales y tenemos preferencias diversas, pero una exigencia común también. O las cúpulas se desintegran, se abre el debate interno... y externo, o no acompañaremos a partidos hasta el fin de su historia por la negativa a evolucionar de quienes detentan la dirección de modo no participativo.

Una perspectiva políRica no teme, sino que mantiene una preferencia por realidades sociales complejas, sin duopolios ni oligopolios partitocráticos, más aún sin pensamos con mentalidad blogger (¿alguien se imagina un mundo tecnológico sólo con IBM y Hewlett-Packard? como hace 40 años). Necesitamos un modo Google de hacer políRica. Las partidos llamados a crecer son aquellos que saben agrupar a otros en escenarios multipartidistas, pero no gobernando como compartimentos estancos a modo de feudos adyacentes donde se actúa sin control ajeno.

Los partidos políticos se juegan su última oportunidad. Ante una demanda de no hemos visto ni un solo dirigente que haya analizado este fenómeno con un rigor mínimo. Más bien ha habido quienes aún se han desacreditado más arrimando el ascua a su sardina, sin entender nada de lo está pasando y que ya no se contiene. Los políticos no lo entienden, pero sí gentes sabias indignadas como José Luis Sampedro (cuyo vídeo antecede a estas líneas) y otros como Stéphane Hessel (con el vídeo final anexado con una entrevista).


Premios Limonada

Hoy mismo, Roberto Cacho (músico, poeta y loco) y mi colega en Politika 2.0 ha decidido otorgar el Premio Limonada a blog.agirregabiria.net. Este Premio que nació hace tiempo, llegó a Roberto a través de Arkimia. También nos ha llegado por vía de Josu Orbe, Saski-Naski, a quien se lo agradecemos igualmente.
Lo más ilusionante del meme de Roberto, y que se agradece en este momento de críticas 1.0, han sido las razones expuestas que han llevado a titular nuestro (de todos quienes lo leemos, escribimos o comentamos) como "blog honestidad". Los inmerecido motivos aducidos son: "Premio “honestidad” para el blog de Mikel Agirregabiria. El inventor de la políRica y afiliado al PNV se habrá enfrentado a la difícil decisión de optar por el 1.0 de una campaña electoral tradicional y el 2.0 de su polírica (política lírica). Eso, en unas elecciones que podían suponer para su partido político la salida del Gobierno Vasco. Pues bien, la elección inquebrantable de Mikel fue la polírica 2.0, durante la campaña y durante la noche electoral, cuando más fácil es que se te vaya un comentario triunfal o un reproche. Además, en una campaña electoral en la que la blogosfera más comprometida con los partidos políticos hemos pecado mucho de 1.0, e incluso de 0.5. Nada de eso en el blog o en el twitter de Mikel: todo lírica, conversación y encuentro. Ni siquiera le tentó la polépica (política épica) cuando le señalaron con el dedo (bueno, con las flechas). En resumen, una persona honesta en la que se puede confiar. Nos veremos pronto en PK20, Mikel". Las normas del premio, que trataremos de cumplimentar, son:
  1. Poner el logo del “premio limonada” en el artículo (adjuntado arriba a la derecha).
  2. Otorgarlo al menos a otros 10 blogs (hecho).
  3. Enlazar a los nuevos premiados (pendiente).
  4. Hacerles saber que han recibido este premio mediante un comentario en su blog (pendiente), y
  5. Esparcir el amor y no olvidarse de enlazar a quien te premió (;-). (cumplido)
De acuerdos con estas normas, habría de elegir sólo diez blogs no premiados. En esta ocasión, y por el espíritu polírico premiado, hemos de agradecer a quienes nos han ayudado decisivamente en estas semanas donde hemos tratado de elevar el debate político por encima del partidismo. Y premiaremos, el orden no importa, a Iñaki Murua, Ricardo Ibarra, Nati de la Puerta, Luis Alfonso Gámez, Idoia Llano, Goyo del Sol, José A. del Moral, Lontxo Sainz, Josu Garro, Raimundo Rubio, Marta Sauca, Ugutz Txopitea, Igor San Román, Josi Sierra, Paul Ríos, Jorge de la Herrán, Iñaki Ortiz, Alberto Ortiz de Zarate, Txetxu Barandiarán, Igone Porto, Jorge Escoin, Iratxe Molinuevo, Mikel Ubillos, Iker Merodio, Estefanía Jiménez, Igor Filibi, Juan Karlos Pérez, Alex Cerdeño, Silvia Muriel, Javier Domínguez, Mikel (Eztabai), Sergio Monge, Juan Zubillaga, Josu Erkoreka, David de Ugarte y sus indian@s, Antoni Gutiérrez-Rubí, Xavier Peytibi,... Son personas que han colaborado en algunas de las últimas iniciativas, y casi todos ellos estuvieron en el evento "Aurreko Eguna". [Iremos completando los links y enviando un comentario cuando tengamos un rato]
Tags Technorati: | | .

Crónica de Politika 2.0


En primer lugar, fue una gran iniciativa de una parte de Aprendices (de Ricardo Ibarra o Erikenea y Nati de la Puerta o Jaio, inicialmente) y una inicial oportunidad de encuentro (de bloggers, muchos, y políticos, pocos) que supimos aprovechar. El valor proviene de la aproximación de dos mundos próximos, con intersecciones, pero con modos de funcionamiento muy diferentes. Y, también, fue una reunión de muchos amigos y amigas que blogueamos. El éxito de la convocatoria fue notable (la red funciona), porque en apenas dos semanas y en un desapacible sábado lluvioso nos reunimos medio centenar de personas, la inmensa mayoría bloggers (algunos, afortunadamente, con la doble dimensión de políticos también).

Lo mejor: Casi todo. Se habló de política actual y futura, pero sin partidismos fuera de lugar. La atención del Parlamento fue perfecta, con su Presidenta Izaskun Bilbao a la cabeza y acompañándonos toda la jornada. La logística, impecable desde atención técnica, lunch, sin prisas por acabar,... La moderación, o fue conducción, de Jorge... fue educada y... efectiva.

Lo peor: Cierta sensación, quizá muy personal, de que existe una brecha entre ambas culturas, la política y la bloguera, aunque también algunas afinidades (por predicar, como ejemplo). No se emitió por la web del Parlamento (¿Por qué? Quizá porque al ser muchos hubimos de estar en una sala no preparada para ello...)

La realidad: La excelente microponencia de Alfonso Gil sobre activismo democrático, nos recordó la política real de este país en pleno siglo XXI, cuando un concejal como él (PSE en el Ayuntamiento de Bilbao) nos contaba las limitaciones que tiene a la hora de utilizar las herramientas sociales de Internet (geoposicionamiento,...) por la grave situación de amenaza mortal que sufren tantas y tantas personas sólo por su legítima opción política. Algo que denunciamos como Politika 0.1 en nuestra propia presentación.

Otras crónicas de asistentes como Erikenea (y otro sobre lírica), Administraciones en Red (y II), José A. Donaire, Makgregory, Botxotik (2ª sobre proxemia bloguera), RobertoC, Thooby (otra sobre épica-lírica), Josi, Uriarte, Urbinaga, Jorge, Ugutz Txopitea,... y de quienes lo han seguido desde fuera como Kaleidoskopia, Oikoumene, Netoratón, J.R. Mora, Julen, Igone,...Web oficial. Wiki oficial. Fotos en Flickr (ya 218). Vídeos: EITB (I y II). Seguimiento en microblogging: Twemes, SearchTwitter,... Foto superior de Roberto Cacho. Otras fotos panorámicas nuestras. Grabación en podcasting de todo el evento, por Euskadi Digital (pronto). Tags Technorati: | | | .

Club de los poetas “nuestros”

Quien no ha visto esta película nunca se subirá a una mesa en el medio de clase y declamará a Whitman: ¡Oh capitán, mi capitán!

Cuando la rutina transmitida por la mayoría de los mass-media nos aburre con minúsculos acontecimientos políticos o deportivos, a saber con qué intenciones, no sabríamos decir si por angustia o por tedio es tiempo de recogerse en la poesía. La lírica actual se expresa, especialmente para los más jóvenes, mediante el cine. Este fin de semana, algunos hemos creído llegado el momento de ir, urgentemente, a un videoclub para volver a ver la película “El Club de los Poetas Muertos” de 1989.

Resulta una insuperable receta para este siglo XXI, con su guión oscarizado y a pesar de la sobreactuación de Robin Williams (ojalá hubiese aceptado el papel Dustin Hoffmann). Gratifica ver cómo un grupo de adolescentes gracias a un inaudito profesor sustituto descubre el significado del "Carpe Diem" (aprovecha el momento), la trágica muerte y el destino de los audaces: Perseguir los sueños de juventud.

Resulta una película de culto para progenitores y docentes, porque muestra lúcidamente el enmarañado tránsito de la adolescencia, a pesar de la distancia de contextos entre el elitista Colegio Welton en las colinas de Vermont hacia 1950, y la muy diferente realidad educativa de nuestro tiempo y espacio. Los modelos de padres intransigentes (protectores o desinteresados), de profesores variados, de escuelas inflexibles (o dúctiles) y de alumnos vivaces son paradigmáticos, aunque demasiado nítidos por exigencia de un guión cortado por los estándares de Hollywood.

Siguen válidos los lemas del Colegio Welton, ¡Honor! ¡Tradición! ¡Disciplina! ¡Excelencia!, pero también pervive todavía autoritarismo sin autoridad en un sistema educativo que adolece de monotonía artificial, que puede ser insufrible para la juventud adolescente de cualquier época. Sólo se salva cuando se erigen figuras docentes y discentes que evolucionan la enseñanza hacia una búsqueda común para coadyuvar a que cada uno descubra su camino personal.

Hoy, más que nunca, hace falta una pizca de lírica entre las sabidurías básicas, aunque ahora se llame espíritu de iniciativa y “aprender a aprender”. Necesitamos auténticos líderes entre el profesorado, entre el alumnado, entre la ciudadanía, entre los políticos. Necesitamos capitanes de guíen sus propios barcos. ¡Oh Capitán, mi Capitán: / nuestro azaroso viaje ha terminado. / Al fin venció la nave y el premio fue ganado. / Ya el puerto se halla próximo, / ya se oye la campana / y ver se puede el pueblo que entre vítores, / con la mirada sigue la nao soberana,...

Malos tiempos para la lírica

En mí combaten
el entusiasmo por el manzano en flor
y el horror por los discursos del pintor de brocha gorda.

Pero sólo esto último
me impulsa a escribir.

Bertold Brecht.
Malos tiempos para la lírica

Palabras-maleta, como polírica y polépica

Las palabras maleta” constituyen un procedimiento o recurso literario atribuido a Lewis Carroll, autor de "Alicia a través del espejo". Se forman nuevas palabras a partir de la suma de otras dos.

Una palabra maletín​ o palabra maleta​ (traducción del inglés portmanteau word o simplemente portmanteau​) es una palabra que mezcla el sonido y el significado de otras dos palabras, como flexoso, que según Humpty Dumpty en "Alicia a través del espejo" es una mezcla entre flexible y viscoso.

Una palabra maletín es un tipo particular de acrónimo, que es la fusión de dos palabras como en el caso de ofimática, que es la fusión de oficina e informática. Sin embargo en una palabra maletín se fusionan no solo los sonidos sino también los significados. Una palabra maletín también es un tipo de contracción, pero la contracción es equivalente a usar las dos palabras en su forma completa, como "a el" es equivalente a "al".

Algunas, de las muchísimas, palabras maletín son las siguientes:
  • Neción.- País de necios.
  • Ciberdespacio.- Acceso a Internet que sufren la mayoría de usuarios.
  • Matemágico.- Dícese del problema de aritmética que se resuelve solo.
  • Empresaurio.- Persona que contrata, dirige y explota obreros de forma insaciable.
De nuestra propia cosecha, oportunas también en este momento, son algunas palabras maletín como:

A Whiter Shade Of Pale (Una blanca palidez)

A Whiter Shade Of Pale (Una blanca palidez) una canción eterna para bailar en pareja que tantos recuerdos nos trae a los baby-boomers,... Se ha erigido como ganadora en el amplio repertorio de la película Radio Encubierta (ver abajo), con más de sesenta canciones de grupos míticos como The KinksThe Rolling StonesThe TurtlesJimi HendrixDuffyProcol HarumBox TopsThe Beach BoysDusty SpringfieldThe Seekers y The Who.

A Whiter Shade Of Pale fue lanzada como un single el 8 de junio de 1967, y lideró los rankings de canciones más escuchadas de ésa época durante seis semanas aproximadamente. Desde entonces, se convirtió en un clásico, siendo desde siempre la canción de referencia de Procol Harum y su canción de culto a través de los años.

Gracias a su majestuosa tonalidad con estilo a Bach (empleando ese órgano Hammond bajo los dedos de Matthew Fisher), la genial voz de Gary Brooker y la inusual lírica de Keith Reid, esta canción alcanzó el número 1 en varios países en 1967.

Con el paso de los años, A Whiter Shade Of Pale se ha convertido en un clásico de clásicos para la gente. En el año 2004, se realizó , en el Reino Unido, un estudio comandado por la Phonographic Performance Limited que citó a esta canción como la mas tocada en las radios de los últimos 70 años. Ademas de eso, se contaron mas de 800 versiones hechas por otros artistas.

El single original fue lanzado el 12 de mayo de 1967 (Reino Unido, Dram Records). Entró en a los rankings del Reino Unido el 25 de mayo de 1967. En dos semanas, había alcanzado el número uno, donde permaneció durante seis semanas. En total, se mantuvo 15 semanas en los rankings del Reino Unido. En los EE.UU., llegó a alcanzar el puesto #5 y vendió más de 1.000.000 de copias convirtiéndose en un éxito mundial en Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia.

Hiztegi Poetikoa / Diccionario poético

 
Irudi mintzatuen hiztegi poetikoa. Trailerra. from Hiztegi Poetikoa on Vimeo.

Hiztegi Poetikoa (Diccionario poético) es un proyecto que recoge, con gran calidad artística, toda la lírica de las expresiones peculiares ("esamoldeak") del euskara, en sus diferentes dialectos (euskalkiak), directamente de personas de diferentes generaciones, lugares, profesiones,... 

Impulsado por Maider FernandezAitor Gametxo y María Elorza, un premiado y reconocido equipo, se recogen en Hiztegi Poetikoa testimonios irrepetibles con una perfecta dirección, realización, edición y postproducción de los vídeos, con un audio muy cuidado, locución fresca, totalmente representativa,... Aunque (o justamente por ello) sean dichos o sentencias de difícil traducción, quizá se agradecerían subtítulos opcionales en español, francés, inglés,...

De gran valor cultural y educativo, nos recuerda el elaborado trabajo de recopilación "Gaurko Hitza" (palabra del día) de Maite Goñi, con una extensa trayectoria desde 2009.

Repost: El inmenso e inhumano poder de Google

- Post duplicado de los 9 días en los que Google nos inhabilitó este blog principal -

My NEW Canon T4i -650D!!!!!!!!!
Hoy les hablo, en primera persona del singular, como un mortal ex-blogger. Fui uno de esos pretenciosos que se creó una cuenta de Gmail (agirregabiria@gmail.com), comencé a escribir, reuní más de mil contactos y mi cuenta creció con tantos miles de correos que no cabían en los más de 10 GB que Google facilita gratuitamente. Pagué por una cuenta ampliada de Gmail, y seguí usando intensivamente servicios del gigante Google. Me suscribí a más de dos mil blogs que leía puntualmente con Google Reader, compartía, comentaba, fasbuqueaba y tuiteaba. Me incorporé a decenas de Grupos Google, y redacté centenares de Documentos Google, solo o en compañía de diversos colegas.

Mi blog en Blogger de Google fue otra proeza, al menos de cantidad, con casi 7.000 entradas publicadas y centenares en borradores o programadas, con millones de visitas según el contador de Google. Tan grande era que no hubo forma de hacer una copia de seguridad, dado su tamaño y complejidad. Igualmente mis vídeos subidos a YouTube, siempre con la misma cuenta Gmail y con la bendición de YouTube que me felicitó y animó a subir vídeos largos (por encima de 15 minutos) y en alta definición. Mensualmente subía GBs de grabaciones, siempre propias, que eran embebidas en otras webs y blogs.

Fui un predicador compulsivo de Google, un Googleman que recomendaba confiar en la solidez de Gmail, en su capacidad, visibilidad, redundacia,... Despreciaba a quienes no trabajaban en "la nube" de Google y trajinaban con obsoletos pendrives o copias en discos externos. Animé a que los centros escolares usasen única y exclusivamente aplicaciones online de Google, en todo tipo de dispositivos desde portátiles hasta smartphones o tablets, sin depender de software propietario. Rechacé ubicar mi blog.agirregabiria.net en plataformas de medios de comunicación convencionales, porque Google era mi soporte, mi seguro, mi Dios.

La aciaga noche del 11 de julio, tras varias horas desconectado atendiendo y jugando con mi nieto, consulté mi cuenta Gmail, esa que recibía doscientos correos electrónicos diarios, y no aceptaba la contraseña. Revisé mi blog y no aparecía. Al entrar en Gmail, me respondió el servidor diciendo que mi cuenta había sido inhabilitada. Sin más, no temporalmente, sin indicar razón alguna y sin haber recibido aviso previo de ninguna clase.

El procedimiento sólo permitía indicar un email alternativo y confiar en que "pronto recibirá noticias nuestras" (ver pantallazo). Pasaron las primeras horas, y volví a cumplimentar el proceso indicando un tercer correo, por si había habido alguna dificultad en conectar conmigo. Luego, alguien me indicaría que si se insiste en menos de 48 horas, el robot pone a la cola la petición de recuperación. Han pasado 6 días y sigo sin noticias.

Entre lo poco salvado, restaba @agirregabiria mi cuenta Twitter. Con numerosas amistades que supieron del "Caso Google vs. Agirregabiria", hemos hecho múltiples intentos de acceder a personas de carne y hueso de Google, en Madrid, en san Francisco,... tras ser imposible recibir alguna atención vía telefónica llamando a las diversas sedes de Google en distintas ciudades, incluidas la sede central en Mountain View (California).

Quien suscribe, que ufanamente se proclamaba blogger (de Blogger además, y no de WordPres,...), que presidía GetxoBlog desde hace años e impulsaba BlogEu, una primera asociación vasca de bloggers, quien había había establecido en su políRica (política lírica) que toda la ciudadanía sería blogger pronto (y no solamente internauta), de pronto se ve despojado de toda su vestimenta virtual.

Google, como el Dios del Antiguo Testamento, es una multinacional omnipotente que todo lo da graciosamente, pero que -cuando sus robots creen detectar algún extraño indicio- aplica toda su ira sin dilación, ni más componendas. Y, así, devuelto al estado de ciudadano no-blogger, quedo a la espera de que alguno de sus ángeles (contactos de carne y hueso) se apiade y nos devuelva al estado de gracia (la comunión de los santos en diálogo ciberespacial), o al menos nos indique cuál fue nuestra falta, la que desató toda el castigo divino de Google.

¡Dios mío, Google mío, qué hice mal que así me arrebatas mi blog y todo mi universo virtual al que tantas horas dediqué! ¿Alguien sabe cómo salir de este infierno? ¿Es sólo un limbo temporal? ¿Cómo purgar mi falta, tras conocer cuál fue? ¿Queda algún arcángel que nos guía hasta un juez misericordioso en Google?

Esta batalla la hemos de ganar entre todos, y no contra Google, sino con el lado humano de Google. A fin de cuentas, un verdadero Dios siempre ha de ser justo y misericordioso. Gracias por vuestra ayuda y comprensión.

[Para ilustrar la pena, acurrucado como el pato de la imagen, están las imágenes nocturnas y californianas de Aitor Agirregabiria en su Flickr]

-- Este problema se resolvió el 20 de julio de 2012 por Google --

Polírica... sólo en la televisión... norteamericana


Lo mejor comienza a partir del minuto 3:00,...

Hace apenas unos días, el 24 de Junio de 2012, la cadena HBO estrenó la serie The Newsroom. Creada por el gran guionista Aaron Sorkin, autor de series de éxito como El ala oeste de la Casa Blanca. Relata la historia de un famoso presentador de televisión (protagonizado por Jeff Daniels) que se destapa (políRicamente diríamos) con unas polémicas declaraciones en una universidad ante las preguntas de jóvenes estudiantes de periodismo.

Que la serie exista y mantenga un cierto éxito habla de la capacidad de autocrítica de una ciudadanía (o de parte de ella), que ojalá fuese más generalizada allí,... y aquí. Cuando el protagonista se anima, finalmente, a decir la verdad y expresarla en alto, en público,... se produce el milagro de la verdad y se inicia un camino para ser mejores.

No se trata de ser la mejor nación del mundo, sino de ser una humanidad más solidaria, más culta, más movida por la verdad desnuda que por el miedo o por obsoletos patriotismos que sólo son un periclitado "sálvese quien pueda". Porque desde nuestro esfuerzo personal, en ese mínimo espacio donde nos movemos, podemos ir mejorando el mundo, día a día, sin engañarnos ni desesperanzarnos, con el esfuerzo cotidiano de hacer lo mejor que podamos lo que nos corresponde asumir.
"No somos los mejores, pero podríamos serlo", "mejoremos la comprensión lectora (alfabetización), las Matemáticas, las Ciencias,..., avancemos en educación que aún queda mucho", "la juventud como la generación peor (in)formada de la historia",... y en la parte final de su sublime discurso (desde el minuto 6:15), "luchábamos contra la pobreza, no contra los pobres", "tratemos de conquistar las estrellas",.. son citas que sólo cabe escuchar en una serie televisiva norteamericana. Y no se refieren a EE.UU., sino a lo más glorioso de nuestro mundo, a sus mejores épocas, a cuando sabíamos qué queríamos mirando hacia el cielo.

Ojalá viésemos líderes así, en la política, en el periodismo y en todos los ámbitos comenzando por el educativo, que remueven el adormecimiento y la autocomplacencia colectivas, e impelen al esfuerzo de mejorar entre todos y para el bien de todos. Pocos vídeos, aunque sean de ficción como éste, representan tan perfectamente la políRica, o la política lírica que muchos preconizamos.

Igor Calzada ante el Grupo Vasco del Club de Roma


Vídeo de la presentación inicial, seguido de la grabación del debate tras la comida (que fue en conversación abierta de todos los comensales). Gracias a Pedro Ruiz Aldasoro que lo grabó, en el minuto 1:02:00 del segundo vídeo planteamos a doble pregunta a Igor Calzada, donde lo que interesa es la respuesta del ponente (aunque un inoportuno cambio de batería o tarjeta impide ver y oír que Igor Calzada no confía -por ahora- en la capacidad de la sociedad civil para implicar más y mejor a la clase política en un debate abierto con las redes de ciudadanía).

De acuerdo con la convocatoria, hemos disfrutado con la conferencia del el Dr. Igor Calzada Mujika sobre "Ongietorria Euskal Hiria. Construyendo una Ciudad-Región Vasca". Ha sido una valiosa reflexión sobre la política escrita en mayúsculas, superando la visión de los partidos políticos en su dialéctica cortoplacista. Entres los asistentes estábamos Jon Arrieta Mardaras (quien ha presentado al ponente, ver en esta imagen), Joseba Charterina, José Angel Icaza Arregui, José Luis Jiménez Brea, Alfonso Martinez Cearra, Pedro Ruiz Aldasoro, Javier Salcedo Eguia (padre), Gregorio Uribechebarria, Javier Velasco, Olga Villa, Jose Mª Larramendi, Asier Alea, Karmele Barandiaran, y quien suscribe Mikel Agirregabiria Agirre.
Igor Calzada ante el Grupo Vasco del Club de Roma
Con una cuidada identidad digital, Igor Calzada es un perfecto blogger con un bien estructurado blog y una presencia actualizada en todas las principales redes sociales, como Linkedin, Twitter, Facebook, YouTube, Flickr, Instagram,... Siempre fácilmente localizable como icalzada.

Igor Calzada sabe replantear viejas preguntas que llevan al enquistamiento en posiciones cerradas, y desde datos objetivos de nuestra realidad (con sus puntos fuertes y otros menos brillantes) proponer fórmulas de avance conjunto desde la complejidad de nuestra sociedad y en esta época que requiere abrir nuevos cauces de entendimiento.

"Euskal Hiria" ("la ciudad-región vasca") como aportación entre "Euskal Herria" (el pueblo vasco) y "Euskal Harria" (la piedra vasca). Toda la conferencia rezuma ese cóctel de esencia cultural y lingüística euskeldun, junto a grandes referencias contemporáneas de otras lenguas y latitudes. Lo que Igor Calzada sintetiza parafraseando a Joseba Sarrionandia, desde Euskal Hiria: "Han izanik, hona naiz" (Estando allí, aquí estoy). Esa necesaria perspectiva de "desde dentro hacia fuera, desde fuera hacia dentro".

Su exposición inicial ha sido un exponente muy valioso de lo que hemos definido y defendido como polírica, o política lírica. Casi perfecta la equiparación entre su "atizo o matizo" con nuestro binomio "polépica vs polírica". También compartimos su ácida crítica y poca esperanza sobre la partitocracia que nos rodea. Brillante y polírica su cita final, en el último minuto sobre la necesidad de que nos sintamos orgullosos no sólo de nuestro pasado, sino especialmente de nuestro futuro: "De qué nos sirve estar orgullosos de nuestro pasado si no luchamos por estarlo también de nuestro futuro".
Cierre de la conferencia de Igor Calzada
La diapositiva de cierre (sobre estas líneas, y con enlace a la obra adjuntada al final del post) nos muestra algunos debates o tendencias en formato de Trendings Topics sobre los que avanzar en las redes ciudadanas. No son conclusiones, son cuestiones que reordenan, que resitúan, que reabren situaciones bloqueadas por distintas razones (intereses, inercias,...).

Las claves de las propuestas de Igor Calzada nos parecen inspiradoras porque buscan la objetividad del diagnóstico (somos un país de segunda división, en lo cuantitativo, o Bilbao como global magnet de la Euskal Hiria), pragmatismo y eclecticismo en las soluciones (no hay que posicionarse entre incineración o puerta a puerta, sino combinar ambas propuestas, o lo rural y urbano fusionados en un rurban), e innovación social (repensemos la administración espagueti local-foral-autómica-central-europea o que entre Estado y Autonomía busquemos nuevas fórmulas en la Europa de hoy),...
Álbum de imágenes. Los dos vídeos completos anexados al inicio y tres micrograbaciones en HD del inicio (, y , que se pueden ver bajo estas líneas). Más posts sobre el Grupo Vasco del Club de Roma y otras muchas imágenes de estos encuentros.




Quizá lo más recomendable sea descargar y leer Euskal Hiria Book
(disponible en euskara, inglés y castellano):
Crónica del mismo ponente, Igor Calzada, en su blog.