Si estás enfermo, te llaman de todo,...

Virgen Blanca
No les voy a contar mis miserias de salud, porque siempre me ha parecido detestable que te describan con pelos y señales las enfermedades propias o ajenas. De ahí proviene mi máximo respeto por todos los profesionales de la medicina, por sobrellevar tanto historial médico. Mis piedras renales y biliares son sólo mías, y su partición, migración y sufrido desalojo queda en lo particular.

Estoy conociendo y valorando distintos servicios de urgencia, públicos y privados, de Bilbao y sus alrededores. Me he especializado en los "triages", así lo escriben para indicar los sistemas rápidos de clasificación en los servicios de emergencias. Lo mejor es la jerga utilizada que puede entretener al paciente en las salas de espera, entre especialista y prueba,...

Últimamente, y no fue grave porque estuve en espera/observación cinco horas, me han llamado de todo tras la primera exploración general en dos minutos: Eupneico (que creo que nada tiene que ver con el Eeeeuuuuppp! del Athletic), bien hidratado (y sin usar cremas) y perfundido, no plétora (tampoco pletórico), buena coloración de piel y mucosas (perdón, no sé a cuáles se refieren), apirético (afebril),.... además de consciente (gracias), orientado (¿ustedes creen?),... y acompañado (que no es poco).

Supongo que esto es de lo menos que te pueden decir, aunque he suprimido algunos calificativos menos halagüeños. En fin, que todo va bien,... mientras no me describan como un “Éxitus” (salida, indicando que el paciente ha dejado de serlo por estar más o menos... muerto).

Nota bene: Post elaborado desde el iPhone, con imagen del mismo,...

2 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

Ya veo Mikel que, con tanta visita y estancia en esos servicios, te da tiempo hasta a escribir posts y sacar fotos in situ.
¡Animo!

Loren Simón dijo...

Me alegro del buen humor...eso es buena señal, que nunca falte y que todo salga bien. Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada