Martha Payne, una escolar ejemplar del siglo XXI

Hace un año, exactamente el 30 de abril de 2012, Martha Payne una escolar escocesa de 9 años con ayuda de su padre David inició un blog, fotografiando sus comidas escolares: "NeverSeconds" (Nunca repetimos segundos platos). Inicialmente escrito con el seudónimo de "VEG" (Veritas Ex Gustu – La verdad a través del gusto). El 9 de mayo publicó la primera imagen de su bandeja (ver arriba), con un trozo de pizza precocinada, una croqueta de patata, algunos granos de maíz y una magdalena como postre (a un coste escolar de 2 Libras esterlinas). 

Martha abrió nuevas sendas educativas, porque cuando su blog obtuvo alguna difusión fue noticia de prensa, y el consejo escolar censuró su blog Neverseconds. "Esta mañana, mi profesora me sacó de la clase de matemáticas y me llevó a la oficina", escribió la niña en aquella última entrada del blog, que incluía un triste "Goodbye" a modo de despedida. "Me han dicho que no puedo sacar más fotos de mis comidas en el colegio por un titular en el periódico de hoy".

La reacción en Internet no se hizo esperar y provocó una repulsa unánime de millares de seguidores (e incluso más de algún respaldo político), entre ellos el popular "chef" Jamie Oliver, quien dio la voz de alarma en Twitter: "Sé fuerte, Martha". Ante la presión insistente y las llamadas de grandes medios como la BBC, el director del consejo escolar dio marcha atrás y levantó la censura sobre el blog. "No entiendo la reacción del colegio contra mi hija", declaró el padre de la niña, Dave Payne, que llegó a escibir en el blog: "Es una vergüenza que un blog que ha creado un debate nacional y ha ayudado a recaudar más de 129.000 libras para una ONG (Mary Meals) se vea obligado a cerrar".

Martha Payne y su familia son paradigmas de Sarezkuntza (la Reducación que queremos impulsar desde la administración vasca). La perspectiva discente, con un inocente proyecto escolar, apoyado por el realismo crudo de la comida "basura", golpearon la retina y la conciencia de la opinión pública mundial y reactivaron campañas por menús saludables en todo el planeta. Necesitamos transparencia, abrir el intramuros escolar, exponer ante las familias y el conjunto de la sociedad lo que sucede en nuestras aulas, bibliotecas, comedores, patios,... Ojalá pronto no impidamos el uso, reglamentado, de los móviles en manos del alumnado en horario y calendario escolar. Si el profesorado no apaga los móviles en clase,... ¿por qué ha de hacerlo el alumnado?

"La comida del cole es casi siempre horrible", se lamentaba Martha en una de sus primeras entradas. "Estoy en edad de crecer y no puedo hacerlo con una sola croqueta". Su denuncia, seguramente, hizo que cambiase su entorno gastronómico (y el de muchos otros países) y sus comentarios fueron mejorando con el tiempo. Finalmente un menú –macarrones con crema de queso, brócoli, pimentos, rábanos y gelatina de frutas- mereció una nota de diez: "La comida ha sido realmente buena hoy y ha servido para levantarme los ánimos".
 
Más posts de Sarezkuntza y de Reducación.

2 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

¿Seguro que ejemplar para todos y todas? Tendré que escribir una entrada en mi blog, para que la postdata no sea más larga que la carta.

Iñaki Murua dijo...

Aquí lo prometido

Publicar un comentario en la entrada