Micifuz y Zapirón, la fábula de los gatos escrupulosos

Micifuz y Zapirón
¡Qué dolor, por un descuido!
Fábula de Félix María Samaniego, alavés de Laguardia.

Micifuz y Zapirón, 

se comieron un capón,

en un asador metido.

Después de haberse lamido

trataron en conferencia

si obrarían con prudencia

en comerse el asador.

¿Lo comieron? -¡No, señor!

Era caso de conciencia.

Este es uno de los cuentos que recito, modifico y amplío para mis nietos. Su bisabuela de 90 años, que ejerció de maestra, aún la recita de memoria. Encierra una metáfora del riesgo de ser demasiado atrevido (y llegara a pensar en comerse todo el asador). Otra versión extensa de la fábula "Los gatos escrupulosos", con la escritura de "Micifuf", terminado en f. La imagen proviene de la Enciclopedia Álvarez Segundo Grado - Página 111

10 comentarios:

angalu dijo...

Todo lo que estimule una imaginación equilibrada de los niños y les ayude a pensar, sea bienvenido.

Unknown dijo...

Mi suegro tenia duda por q su mama, a los gatos les nombraba zapiron y el pensaba que ese nombre era original de ella

Manuel Velasco dijo...

"le comieron" menudo leismo para enseñar a los niños
"lo comieron" ...si señor que seas de castilla no te da derecho a los leismos loismos y demas barbaridades que decis.
y no es eso lo malo sino que no quereis aprender se os dice, poneis cara de tonto y a seguir diciendo burradas.
"no la pegue a la niña" "hay que darlos a todos" etc etc

Bàbel dijo...

Mi gatita se llama Misifussa...por Micifuz

Unknown dijo...

muy vueno

miguel angel jaramillo castillo dijo...

Bendito Álvarez de segundo grado!!!!!! Cuánto aprendimos de el!!!!! Y esa fábula como muchas otras, que buenisimas!!!!!!

miguel angel jaramillo castillo dijo...

Me gustaría que opnarais sobre la moraleja. Gracias a tod@s.

Unknown dijo...

El Sr. Manuel Velasco tiene toda la razón pero si quiere hacer una cruzada contra el loísmo,leísmo y laísmo, que comience con el Gran Karlos Arguiñano, que los suelta a patadas (" y, ahora, le llamamos a Ainoa", "tamizamos la harina",etc.; además de "no tireis esta agua" y otras lindezas.

nuria dijo...

EGB

Eva dijo...

Creo que Arguiñano hace leísmo pero no se equivoca cuando dice "esta agua" ni cuando dice "la harina". Ahí va lo que dice la RAE respecto a las palabras femeninas que comienzan por a tónica y pone de ejemplo el agua:
El agua, esta agua, mucha agua
El sustantivo agua es de género femenino, pero tiene la particularidad de comenzar por /a/ tónica (la vocal tónica de una palabra es aquella en la que recae el acento de intensidad: [água]). Por razones de fonética histórica, este tipo de palabras seleccionan en singular la forma el del artículo, en lugar de la forma femenina normal la. Esta regla solo opera cuando el artículo antecede inmediatamente al sustantivo, de ahí que digamos el agua, el área, el hacha; pero si entre el artículo y el sustantivo se interpone otra palabra, la regla queda sin efecto, de ahí que digamos la misma agua, la extensa área, la afilada hacha. Puesto que estas palabras son femeninas, los adjetivos deben concordar siempre en femenino: el agua clara, el área extensa, el hacha afilada (y no el agua claro, el área extenso, el hacha afilado).
Por su parte, el indefinido una toma generalmente la forma un cuando antecede inmediatamente a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica: un área, un hacha, un águila (si bien no es incorrecto, aunque sí poco frecuente, utilizar la forma plena una: una área, una hacha, una águila). Asimismo, los indefinidos alguna y ninguna pueden adoptar en estos casos las formas apocopadas (algún alma, ningún alma) o mantener las formas plenas (alguna alma, ninguna alma).
Al tratarse de sustantivos femeninos, con los demostrativos este, ese, aquel o con cualquier otro adjetivo determinativo, como todo, mucho, poco, otro, etc., deben usarse las formas femeninas correspondientes: esta hacha, aquella misma arma, toda el agua, mucha hambre, etc. (y no este hacha, aquel mismo arma, todo el agua, mucho hambre, etc.)
Más información
Diccionario panhispánico de dudas, s/v el, 2.

Publicar un comentario