Navidad

Bla.st: Una publicidad gratuita

Bla.st es una especie de tarjetero virtual 2.0 para la promoción de sitios web. Para ello, deberemos de crearnos una cuenta y generarnos nuestra tarjeta con las dimensiones 270×165 píxeles en formato GIF, JPEG o PNG que no sobrepasen los 30KB de peso.

Facilitan plantillas para nuestro diseño (que, obviamente, no hemos aprovechado) y, una vez realizado, se sube al apartado de país y categoría para esperar recibir más visitas. Si quisiéramos estar en la primera página deberíamos pagar, pero en los demás casos es completamente gratis.

Chiste BloguEGO

"– ¿Sabes como se suicida un bitacorero?
– ¿?
– Tirándose desde lo alto de su ego. Pero no muere del golpe. Muere de hambre antes de llegar al suelo."
Versión remasterizada de un chiste antiguo.

Construyo futuro: Soy educador

"Me aferré al tiempo; y consiguientemente a la pedagogía, la única actividad humana que pone al tiempo de nuestra parte".
Aira, César. Cómo me hice monja. México DF: Joaquín Moritz, 1996. p.78.

Asistencia pedagógica domiciliaria

¡Buenas noticias! En un océano de noticias, la mayoría de ellas invitando si no al pesimismo o a lo sumo a la resignación, la Educación nos brinda ­de nuevo­ afables novedades. Hoy hablaremos de un servicio, inédito en la mayoría de países europeos y desconocido enteramente en otras comunidades, el Servicio de Asistencia Pedagógica Domiciliaria (APD) disponible en la Comunidad Autónoma Vasca.

Esta experiencia, en consonancia con la Carta Europea sobre niños hospitalizados, surge en Bizkaia en el curso 96-97. Atiende al alumnado de enseñanza primaria o secundaria, de centros públicos o concertados, en su domicilio en caso de accidente o enfermedad prolongada. Un equipo docente, adscrito al Centro Vasco de Educación Básica a Distancia (CEBAD) garantiza una asistencia de calidad al alumnado imposibilitado para asistir al aula escolar. Este servicio se complementa con el prestado por los muy especializados docentes de las Aulas Hospitalarias, ubicadas en los principales centros sanitarios con especialidades pediátricas, y del que hablaremos en otra ocasión.

El profesorado itinerante, altamente capacitado para esta labor domiciliaria, afronta las diversas y siempre especiales circunstancias que acompañan a este alumnado (los casos oncológicos fluctúan en torno al 20%). Esta atención domiciliaria se realiza en coordinación con los tutores del centro de referencia, donde el alumnado está matriculado, para facilitar la integración posterior o la escolarización parcial, si fuera posible. Con el objetivo, primeramente terapéutico y luego escolar, se acompaña al discente y a su familia en la organización de las enseñanzas con el referente del currículo ordinario y su grupo de condiscípulos de referencia.

El objetivo del programa es normalizar y mejorar su calidad de vida durante estos períodos de tiempo más o menos prolongados, que en otro caso podrían provocar retrasos educativos, baja autoestima e, incluso, fracaso escolar.

Como cabe esperar, la actitud de las familias hacia el servicio de APD es altamente satisfactoria. La situación, a veces dramática, en que se encuentran las familias, contribuye a que el profesorado itinerante sea bien recibido en los hogares. Esta buena disposición lleva al profesorado a ejercer, puntualmente, funciones diferentes de su cometido inicial: escuchar, apoyar y consolar a las familias en los momentos difíciles de la enfermedad. El primer encuentro con la familia se organiza siempre en el Centro Escolar. En esta cita se establece el horario de asistencia que más conviene a la familia, para comenzar con las clases de inmediato. Desde APD se plantea en todo momento la exigencia de que permanezca una persona adulta en el domicilio durante el horario de la asistencia. No todas las casas cuentan con una infraestructura óptima para impartir docencia. Se habilita, en cualquier caso, un espacio con unas condiciones mínimas de estudio: una mesa, luz, silencio, sin interrupciones,... En este aspecto se actúa con cautela, procurando interferir lo mínimo con la organización doméstica, competencia exclusiva de la familia a la que se presta el servicio.

Con el alumnado, y en base a la información recogida de la familia y de su centro escolar, se establece una ajustada estrategia de actuación pedagógica. La naturaleza de la enfermedad ejerce una influencia directa sobre el proceso de aprendizaje. La agresividad de algunos tratamientos médicos provoca, en ocasiones, un estado físico y emocional del alumnado poco favorable para disfrutar de las sesiones de aprendizaje. Así mismo, la posible variación en el estado de salud de este alumnado comporta frecuentes adecuaciones del programa determinado previamente.

La duración de las sesiones oscila entre una hora, con escolares de infantil o primaria, y dos horas en el caso de alumnado de secundaria. La oferta horaria abarca entre las 9:30 y las 16:30, similarmente al horario escolar convencional. Del mismo modo que se atiende un amplio espectro de etapas educativas, hay también una amplia oferta de asignaturas. La oferta es plenamente bilingüe, pudiéndose elegir entre asistencia en euskera o castellano. Por etapas, en Educación Infantil y en el Primer Ciclo de Educación Primaria se opta por un único docente que atienda cada caso, salvo situaciones extraordinarias en que sea necesaria la intervención de especialistas en audición y lenguaje, logopedia etc., o casos en que la gravedad de la situación familiar o personal requiera la intervención de determinados profesionales con la máxima especialización. En los dos últimos ciclos de Educación Primaria, la asignatura de inglés implica la intervención de un profesor más con esta habilitación. En Educación Secundaria la organización del servicio resulta más compleja debido a la necesidad de intervención de especialistas. Se limita el número de profesores a un máximo de tres, a fin de no perturbar excesivamente al alumnado y sus familias. Se incluye un especialista de Idiomas (lenguas e inglés), otro de Ciencias (matemáticas y ciencias naturales) y un tercero de Humanidades. El resto de las áreas (tecnología, francés, religión, etc.) no se atiende directamente por APD, pero se conecta con el centro para que el alumnado pueda cursarlas por medio de trabajos, apoyados por sus compañeros de clase,...
Este esforzado y animoso profesorado comprende que la prioridad absoluta radica en la evolución sanitaria del alumnado, y que la intervención docente, aun manteniendo un probado valor terapéutico, ha de estar supeditada a aquélla.

Para solicitar este servicio puede acudirse a la dirección del centro escolar, o directamente a las sedes territoriales del CEBAD, cuyas datos siguientes:

CEBAD / UOHI (Centro de Educación Básica a Distancia). Dirección: Ana Deusto.Avda. Miraflores, 83-A48004 Bilbao
A.P.D. (directo) 944129534Tel. 94 411 68 56 Fax 944113521014103aa@hezkuntza.net
CEBAD / UOHI (Centro de Educación Básica a Distancia). C/ Florida, 62 A01005 Vitoria-Gasteiz Tel. 945 25 27 89Fax 945 12 82 42010313aa@hezkuntza.net
CEBAD / UOHI (Centro de Educación Básica a Distancia). C/ Zemoriya, 2020013 Donostia-San Sebastián
Tel. 943 27 67 05Fax 943 28 41 92012206aa@hezkuntza.net

En el amor todas las cumbres son borrascosas

"El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir".
Marcel Proust, quien opinaba que “Los verdaderos paraísos son los paraísos que hemos perdido”.

Hoy es el día más deprimente del año

Según una fórmula matemática, diseñada por el doctor Cliff Arnall de la Universidad de Cardiff, el lunes de la última semana completa de enero es el día más deprimente.

Existen varios factores clave:
- El primero es que es lunes, que no es poco.
- El segundo es que, habitualmente, este día es oscuro en lo metereológico según informa Sky News.
- Empezamos a percatarnos, por un lado, de que nos hemos gastado más dinero del que tenemos en las navidades, y por otro, que nuestros buenos propósitos de Año Nuevo han fracasado.

La gente que necesita a la gente es la más afortunada del mundo

"¿Cuál es la cosa más importante sobre la Tierra?: La gente, la gente, la gente."
Proverbio maorí
Mikel Agirregabiria Agirre

El jardín del amor

Me acosté en el banco
donde yacía dormido el amor;
escuché entre sus húmedos espasmos
llorando llorando.

Luego fui al arbusto y la espesura
a la maleza de espinos y cardos;
y me contaron cómo fueron engañados,
conducidos y obligados a la castidad.

Fui al jardín del amor
y vi lo que jamás antes había visto;
ermita se levantaba en la niebla
sobre el verde en el que yo solía jugar.

Y las entradas de la ermita estaban cerradas
y sus puertas decían "no podrás pasar";
regresé entonces al jardín del amor
donde tantas flores dulces nacían.

Y vi que estaba cubierto de tumbas
y lápidas donde estaban las flores;
y negros sacerdotes paseaban entre ellas
sepultando en ataúdes mis alegrías y deseos.

William Blake

Seleccionar, entresacar, destacar es editar

"Editar es, en su mejor sentido, avanzar. Es sacar a la luz lo mejor que deba ser comunicado a la comunidad lectora. Es seleccionar lo que merece ser sacado a la luz. En un tiempo de saturación informativa, la selección es cada vez más necesaria y valiosa, y será bueno cuidar la formación de los selectores y transmisores de contenidos."
Jordi Nadal, Valencia 2002
Mikel Agirregabiria Agirre

La esquizofrenia de la blogosfera

Hay, al menos, dos mundos: el real de los átomos y el virtual de las ideas. A la tarde, cuando llegas a casa, te quitas la corbata y entras en el jardín de los blogs. Ves nuevos brotes, retocas tus flores y te paseas por el oasis de tus aficiones. Lees a tus amistades, les comentas algo, y para terminar opinas sobre alguno de tus afanes o de tus ilusiones.

Eso es Internet, el paraíso que alivia de las rutinas cotidianas, donde reina la libertad de opinión, el intercambio de emociones, y un universo entre iguales, sin más normas que la cortesía, el afecto y el respeto.