Consejos de un funcionario viejo a un gobierno nuevo

Diez consejos a quienes ocupan, temporalmente, la dirección política del funcionariado, estable, para tratar de resolver los temas públicos de una sociedad moderna en plena crisis de transformación:
  1. "Jamás te olvides que estás para servir a quienes te han elegido,... y a todos los demás. No trates de salvar, ni siquiera de cambiar, el mundo (eso no lo espera nadie); basta con mejorar algunos aspectos decisivos del mismo en el área y en la escala que te correspondan".
  2. "Cuando subas por una escalera recuerda con quienes te cruzas, porque te los volverás a encontrar cuando desciendas. El responsable de un Departamento o de una tarea depende de sus colaboradores y del electorado, mucho más que en sentido recíproco".
  3. "No entiendas que la verdadera oposición es el funcionariado: Simplemente ellos estaban allí antes, acumulan mucha experiencia (y alguna inercia... que no siempre es negativa) y ya han visto tropezar a otros políticos muchas veces con obstáculos parecidos. Hazles copartícipes de tu visión, trabaja conjuntamente y seréis más eficaces".
  4. "Desconfía de los funcionarios-corcho que siempre que levantan el dedo para ocuparse de todo sin plantear dificultades: Nunca resuelven nada y te harán perder el tiempo".
  5. "Escucha a quienes ya lo intentaron antes y comparte con ellos tus argumentos y soluciones, aceptando las modificaciones que recibas si te parecen convenientes".
  6. "El éxito de la gestión con grandes estructuras y miles de colaboradores depende de saber delegar, marcando líneas, confiando en los equipos establecidos y evaluando los resultados".
  7. "Evita la concentración de poder y los cuellos de botella en las decisiones. Si la ciudadanía se cuentan por varios millones y el funcionariado por bastantes decenas de miles, quienes resuelven día a día deben ser muchos centenares".
  8. "Ten siempre presente una perspectiva de medio y largo plazo, conociendo la historia anterior para apuntar hacia un futuro más allá de una o dos legislaturas".
  9. "Sólo alcanzan un cierto grado de permanencia los sistemas que cuestan cambiar. Lo fácil es modificar los detalles para que el fondo siga inalterado, pero un gobierno se elige para tomar decisiones no triviales que creen un futuro mejor, con medidas que, probablemente, no serán ni evidentes ni populares".
  10. "Tienes poco tiempo y mucha tarea. Lo importante que exige cuatro años, empiézalo ya; lo urgente pero no relevante, eso puede esperar a una mejor planificación que se coordine con lo fundamental".
Estos consejos a los Consejeros no sólo pretenden ser válidos por el cambio completo de Gobierno, que algunos en Educación ya hemos vivido varias veces con diez titulares. Pueden ser valiosos en todo momento y en toda empresa o institución. Ya han sido participados con equipos anteriores, con una aceptación muy parcial y desigual. Es una lástima que la lucidez que se alcanza la clase dirigente política cuando se despide del gobierno (algo que inexorablemente sucede, antes o después), no se transmita íntegra a sus sucesores para seguir aprendiendo y creciendo.

9 comentarios:

Visto en el blog de Eu dijo...

- "Para que un nogal dé frutos deben pasar muchísimos años, y dada su edad, es muy probable que cuando este arbolito dé sus primeras nueces, usted ya no se encuentre entre nosotros. ¿No ha pensado que tal vez sería más provechoso para usted sembrar tomates, o melones o sandías, que le darán frutos que usted sí podrá saborear?".

Tras unos segundos que me parecieron horas, finalmente -me contestó:

- "Toda mi vida me deleité saboreando nueces, cosechadas de árboles cuyos sembradores probablemente jamás llegaron a probar.

Alcaraiz dijo...

Vaya empanada amigo. Mi amama decia de algo asi aquello de cosejos vendo y para mi no tengo.

Mikel Agirregabiria dijo...

¡Gracias por los comentarios, tan veloces ambos!

Al amigo lector Alcaraiz he der econocerle que empanada, sí, cada día lo tengo más confuso y las certezas se han ido perdiendo por el camino.

Pero no vendo consejos, los regalo, y ya adelantaba que seguramente sin compradores...

Pero son 34 años de antigüedad y de funcionario, me quedan (si vivo y no amplían la edad de jubilación) otros más de 2.500 días y mi doble condición de educador y funcionario (por triplicado) hace que vea a la clase política como al alumnado: Sé que ya han llegado y llegarán aún más lejos que uno mismo, pero con el trato les aprecias y piensas que quizá se les puede ayudar a no cometer errores demasiado repetidos, no a acertar que eso es muy difícil.

Para mí, acepto buenos consejos, como el tuyo que te agradezco de corazón y me lo aplico...

Saludos cordiales

Adara dijo...

Ya sé que no viene a cuento con el post de hoy (y perdón por la intromisión),pero me hacía ilusión ser tu seguidora número 100.

Y lo he conseguido!!!! hay premio???(je,je)


Saludos desde Torre de la Horadada, hace un día primaveral...

Recuerdos a Carmen...

MARTA

Anónimo dijo...

Crees que te harán caso...

Ana Vitórica dijo...

Hola,

Pues a mi me hace ilusión ser la 101, a la vez que me estreno haciendo comentarios.

Consejos, consejos. Si son gratis y producto de la experiencia sean bienvenidos.

Yo tambien son funcionaria vieja (aunque solo de 24 añazos de fundición pública) y con tanto CAMBIO de JEF@S entiendase que estemos un poco empanad@s.

Suscribo todo lo dice Mikel y me parece un decalogo estupendo. Lo han colgado en algun periodico digital, así que lo leera más de un@.

Espero que la siembra se te de bien.

Adara dijo...

Por supuesto que me harán caso anónimo,..no sé si lo dices por mí, pero si te refieres a "caso" como que me contesta, claro que lo hará, porque Mikel contesta a todos los que le escriben.

Mikel Agirregabiria dijo...

¡Gracias a quienes comparten sus ideas y sus emociones con todas las personas que leen este modesto blog!

Y gracias a quienes nos honran con su confianza al hacerse seguidor@s del blog,... desde cualquier océano o cualquier luna...

Revista Fusión dijo...

Publicado en el número mensual de la Revista Fusión.

Publicar un comentario en la entrada