Relativizando nuestra existencia

Incluso considerando el conjunto de la humanidad, apenas somos una especie más entre millones, que casualmente vivimos apenas algunas décadas sobre la superficie de un pequeño planeta recubierto de una fina capa de gases, que gira alrededor de una vulgar estrella que irradia energía nuclear desde 150 millones de kilómetros, una estrella menor entre las 100.000 millones de una agonizante galaxia más, perdida en un inconmensurable espacio vacío de un universo en expansión, cuyo origen y futuro apenas podemos intuir.

[Sugerido por múltiples lecturas, desde "El principito" hasta alguna reciente del recomendable blog Historias de la ciencia.]

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada