Estilo Premium en la entrega del Lexus CT 200h

Lexus CT 200h Executive
Álbum de imágenes que irá creciendo.

El pasado 15 de junio de 2016 nos entregaron nuestro Lexus CT 200h Executive + Navibox en el Concesionario Lexus de Bizkaia, Mileniumcar, por parte de Fernando Egurbide.

Aunque es el modelo Lexus de acceso a la gama, fue toda una muestra del "estilo Lexus" Premium: Desde venirnos a buscar a casa, en un Lexus obviamente, la entrega en un salón especial con el coche bajo una lona, depósito de gasolina lleno,... hasta el botellón de vino Reserva del 2010 de Marqués de Riscal y más de una hora de explicaciones aunque nos habíamos leído el manual de uso del Lexus CT 200h (660 páginas) y el manual del navegador Navibox (441 páginas) de principio a final.

Hemos conseguido, ¡al fin!, repostar su pequeño depósito de 45 litros, porque su consumo es la mitad del Audi sustituido. Habiendo recorrido dos mil kilómetros para esta fecha, hay algunas primeras impresiones que queremos compartir:
  • Más que un coche ecológico es un vehículo que te convierte en conductor ecológico, porque todo induce a moderar el consumo y optimizar su esencia híbrida.
  • Prácticamente hemos usado siempre el modo ECO, y casi nunca el NORMAL y menos aún el SPORT, sin perder prestaciones cuando se solicitan al acelerador.
  • Los atascos de ciudad se convierten en tiempo de ocio, de silencio y música, sin consumo, sin stress,...
  • Consume muy poco en ciudad, menos que en carretera,... Nuestro promedio hasta la fecha es de 5,4 litros habiendo andado por ciudad y un viaje largo cargados con maletas,... 
  • Lo que más nos gusta: El "smart entry" que, olvidándote de dónde llevas las llaves, te abre puertas o maletero cuando te aproximas, la cámara trasera que se activa la poner la marcha atrás, los automatismos de luces, limpiaparabrisas, retrovisor interno, la agilidad de su batalla comedida y un volante con pocas vueltas pero bien asistido eléctricamente, la pantalla de 7" Lexus Media Display,....
  • Lo que menos nos gusta: El escaso maletero, subdividido en dos partes (275 +100 litros), la falta de un reposabrazos central trasero, algo más de depósito de gasolina para llevar la autonomía hasta mil kilómetros,...

2 comentarios:

Josu Sierra dijo...

He leido, Mikel, que va muy revolucionado en carretera. Es cierto?

Mikel Agirregabiria dijo...

No especialmente, Josu, pero puede sorprender porque, en determinadas ocasiones, parece (y está realmente) muy revolucionado para la prestación de ese momento. Esto es debido a que el motor térmico puede dedicar, en esos casos, parte de su potencia no a la marcha, sino a la recarga de la batería.

Pero no es nada ruidoso, si bien puede resultar -al principio- un poco desconcertante esa disparidad entre revoluciones del motor de gasolina respecto al requerimiento de motricidad. Llevando la pantalla de coche activada, que aún me sigue encandilando (aunque Carmen la odia por cansina), se aprecia la razón de esa subida de vueltas del motor Ciclo Atkinson que optimiza no la entrega de potencia (como el Ciclo Otto) sino la eficiencia energética del combustible fósil.

Daremos una vuelta cuando coincidamos y te gustará. Saludos cordiales,

Publicar un comentario en la entrada