Ambiciones

Lo peor de la ambición es que no sabe lo quiere.

Todos ambicionamos muchas cosas: la primera tener casa propia donde vivir; la segunda tener un automóvil para alejarnos de esa casa; la tercera, una segunda casa adonde llegar,... Con esfuerzo y años, quizá consigamos todo ello.

Lamentablemente pronto comprendemos que ese mismo coche, pronto o tarde, nos traerá de vuelta a la primera casa (lo que no es malo), pero también a trabajar de nuevo... para mantener dos casas y un coche.


Versión final en: mikel.agirregabiria.net/2006/ambiciones.htm

6 comentarios:

Itziar dijo...

Leído en el "Diario de Noticias" del 1 deseptiembre.

bach24111 dijo...

Tengo 55 años y tienes razón en todo lo que dice, por culpa de la ambición que al final no tienes nada, te pasan las cosas que al final te pasan ,valga la redundacia. Primero fui a por el piso, luego el coche , luego una casa en el pueblo, ahorrar algo, mejor casa, un negocio y de tanto trabajar pluf , dos infartos, y ahora no puedo hacer más que música y esto que hago ahora que estoy colgado: internet.
Tienes una página muy buena, yo tengo una vulgar y queria hablar mucho de música pero no sé hacer las cosas que Vd hace.
Muchas gracias por estos momentos.
Yo tambien fuy educador pero no ejerci. Me dediqué a la hosteleria, 24 horas trabajando la mujer y yo y para que, no te realizas nunca. Muchas gracias. Perdona por lo pesado.

Mikel Agirregabiria dijo...

Comparto tus sentimientos, y tu admiración por Bach, amigo.

IMY dijo...

Exceptuando el fallo del título ( ;) ) es bueno, y llevas razón.

Jorgino dijo...

Un hombre sin ambiciones ¿Es un hombre?

La ambición, como el colesterol existe en sus dos versiones:La sana que impulsa a superarse y a estar en permanente crecimiento y la mala que destruye por perniciosa al establecer objetivos inalcanzables y frustraciones que provocan dolor y termnian destruyendo.

Diferenciar una de la otra es lo dificil,la línea que las separa es delgada y suma a confusión. Pero nada es imposible. Y por fin estamos vivos y no somos vegetales, ambicionemos por el buen camino y todo estarábien.

Anónimo dijo...

Bueno, la verdad es que para mi todas las ambiciones son alcanzables, siempre y cuando tengamos la ambicion de alcanzar las herramientas que necesitamos para cumplir nuestra mayor ambicion. Para alcanzar las ambiciones mayores primero tendremos que cumplir nuestras ambiciones menores. Pero muchas veces los humanos no entendemos esto, y nos lanzamos a buscar de una vez por todas las ambiciones a largo plazo, saltandonos el paso de cumplir nuestras ambiciones a corto plazo. Esto se ve por ejemplo cuando anioramos tener un auto de mucho valor, pero no tenemos la ambicion de sacar una carrera universitaria o sacar un postgrado, entonces, como se cree que se va a lograr tener ese auto de gran valor si no esta el esfuerzo de estudiar para conseguir un buen trabajo y tener los recursos para adquirir los que queremos?...La verdad es que falta caer en la realidad, y la mejor ambicion es ser feliz y olvidar lo material como algo primordial, aunque no hay que olvidar que hay que estudiar y luego trabajar para lograr lo que queremos, eso si, sin llegar a los extremos de matarse por el trabajo, porque asi simplemente no te alcanzaran las energias para vivir por mucho tiempo, por lo tanto y tristemente nunca lograras cumplir tus ambiciones. Y como ya se sabe, todos los extremos son malos: No pensar en superarnos es malo, pero trabajar excesivamente es muy malo tambien...hay que ser neutral simplemente.

Publicar un comentario