El líder político que necesitamos...

2Liderazgo Político y Liderazgo rial
En las democracias modernas y en los tiempos actuales suelen ser mucho más importantes las ejecutivas de los principales partidos que los líderes individuales, por valiosos y excepcionales que sean. Si aceptamos que nos hallamos en una compleja situación política derivada de los resultados electorales del uno de marzo y qué tipo de gobierno sería el mejor, podríamos acotar el tipo de líder más conveniente para ilusionar a una gran parte de la ciudadanía.
Ésta sería una gran cuestión que debería analizarse lo más desapasionadamente que se pueda, en tan críticas fechas, con ilusiones contrapuestas y preocupaciones complementarias. Buscando un modo de romper el nudo gordiano, he aquí una conferencia sobre liderazgo político que apunta un rayo de luz... Puede leerse con mis subrayados (adjuntado arriba) o sin ellos.
¿Esto es sólo una reflexión más o nos presente también al posible líder buscado... el mismo autor del texto, Josu Jon Imaz? ¿Estamos preparados para la utopía y la ucronía? ¿Cuántos años y cuántas penas nos quedan para ser todos hermanos? Mientras esperamos, nos queda seguir oyendo a Bob Dylan (presentación con música, poner en marcha con la flecha hacia la derecha y... esperar).
Una síntesis de las ideas expuestas por Josu Jon Imaz:
El líder tiene que arriesgar, tiene que comprometerse, tiene que estar dispuesto incluso a la renuncia del poder para ejercer su liderazgo… Compromiso y asunción del riesgo es la primera condición del líder. Pero con eso sólo no vale. Para liderar, hay que tener en primer lugar un proyecto nítido... El liderazgo implica tener una visión sobre el futuro, ser capaces de pintar un cuadro ennoblecedor del futuro. La gente necesita comprar sueños. Sin sueño, no hay liderazgo. El liderazgo en el espacio público debe trascender y superar esa defensa particular de los intereses sociales, y generar una visión común. El liderazgo exige cabeza en las nubes, pero los pies en el suelo… El liderazgo consiste también en adoptar decisiones sabiendo que no van a ser entendidas por la sociedad, consciente de que la mayoría de los ciudadanos están en contra de esa decisión, y por supuesto sin preguntárselo… [Como dijo] Kohl: “Hay dos tipos de políticos. Algunos se levantan a la mañana, leen las encuestas, y toman con ellas las decisiones en función de lo que piensa la sociedad. Otros tenemos un proyecto, una visión, un sueño”… El liderazgo consiste también en … posicionarse en la sociedad sabiendo que parte de la propia afiliación no va a entender esas posiciones. Esta reflexión es absolutamente necesaria para ejercer el liderazgo, en un momento en el que las afiliaciones de los partidos políticos tienen unos comportamientos más radicalizados que el centro de gravedad de su espacio social. Un liderazgo que no es capaz de modular las posiciones internas de un partido, moderarlas, y acomodarlas al necesario consenso social, corre el severo riesgo de radicalizar las posiciones de un partido político y llevarlo a la oposición, o mantenerlo ahí por mucho tiempo… Nuestros tiempos no requieren solamente gestión. Necesitamos metas…. Además el liderazgo exige… amar a las personas. Los liderazgos hoy en día son desde mi punto de vista multifacéticos: social, político y empresarial. El liderazgo actual exige personas con experiencias amplias,… capaces de adaptarse a entornos complejos… A veces vienen los resultados y los reconocimientos. Otras veces no llegan… A veces el líder no sobrevive al liderazgo...
Al final de la página cuarta, Josu Jon Imaz dedica un encendido elogio hacia su colaborador "Amatiño":
[Un líder debe] ser capaz de escuchar, no lo que quería oír, sino lo que los demás realmente pensaban. Y les aseguro que he tenido en los últimos diez años en diferentes funciones, el mismo responsable de gabinete y de comunicación, quien posiblemente no haya leído el libro de cómo ganar amigos con halagos fáciles, pero que siempre me ha dicho lo que pensaba por muy crudo que fuese.
Tags Technorati: | | | .

4 comentarios:

Paul dijo...

Mira, por una vez me voy a mojar en este tema: Imaz intentó marcar una línea en contra del sentir de la militancia del PNV y también de su base electoral. Fue un perfecto ejemplo de "yo sé lo que os conviene, aunque vosotros no lo sepáis". Si se quedó sin apoyos fue porque así fue entendido incluso por personas que estaban cerca de él. Cuando él no supo liderar un partido que se dedique a dar lecciones me parece una broma de mal gusto.

Mikel Agirregabiria dijo...

Respeto mucho tu sabia opinión, Paul, y tú lo sabes.

Pero creo que el mismo Josu Jon Imaz te contesta en el texto de la conferencia a tu reticencia, explicando el liderazgo en el que él (junto con muchos) cree.

También la conferencia explica que, quizá y así fue a mi entender, SÍ supo liderar el partido... renunciando a su presidencia. De nuevo, él lo explica mucho mejor.

Recomiendo su lectura pausada y consiguientes análisis. Hay verdades que tardan en desvelarse...

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Alguien ha pensado algo parecido, pero ha sido menos ambicioso que tú.

Yo estoy contigo, Mikel.

Gontzal dijo...

Pienso que Imaz tenía razón en bastantes de las cosas que intentó y se ha visto que en estas elecciones el partido ha seguido la línea que él de alguna manera marcó, pero sí creo que gran parte de la militancia y base electoral no entendían su mensaje.

No deja de ser paradójico que los halagos a sus ideas lleguen más desde las filas socialistas o que, incluso, haya quienes como J.A. del Moral lo reinvindiquen como Lehendakari de consenso o partícipe de un gobierno de López.

Por cierto que el texto que presentó el PNV al PSOE perfectamente podría haberlo redactado J.J. y sin embargo no ha sido considerado por los socialistas.

Publicar un comentario en la entrada