Tras Irekia, una crítica implacable al sistema...

Tras la Presentación de IREKIA se han escrito diversas crónicas sobre el encuentro, tal y como nosotros mismos hicimos. Ante todo se ha de distinguir entre los detalles y anécdotas del evento, bien descritos y mejorables como toda obra humana, y lo sustancial: el efecto global de la iniciativa. En nuestra opinión, el lanzamiento de una loable propuesta de Gobierno Abierto genera graves consecuencias sobre las que debiéramos meditar todos: políticos, responsables de la administración (en cualquier grado) y ciudadanía en general, sean o no escritores de blogs.
Irekia gubernamental es otro hito, como lo fue la legislativa Konpondu (web ya sin servicio), Zabalik, Parte Hartu,... en una vía abierta que será crecientemente influyente y determinante en la gestión pública de la democracia. Aunque el proceso será lento, mucho más de lo que sería deseable, cada paso en dicha dirección deber ser analizado y valorado en todas sus consecuencias, gusten o no a determinados ámbitos de poder.
Un modelo avanzado de participación ciudadana pone en tela de juicio muchas realidades anteriores (incluso determinadas disquisiciones entre legislativo y ejecutivo), por mucho que se basen en la tradición y en el modelo constitucional y estatutario. Y especialmente en una sociedad como la vasca, con posibilidades de incorporación acelerada y efectiva en una e-democracia y, simultáneamente, con un entramado legislativo-ejecutivo complejo, caro e ineficaz, por más historia que acumule (o quizás por ello mismo).
A medida que la ciudadanía pueda (y ya puede) y sepa (que aún no lo sabe) comunicarse con su representante político, la cuestión será conocer bien quién es tal persona. Porque en este momento y por más que se amontonen centenares de sueldos nadie conoce quién es SU parlamentario o SU concejal, por dos razones: Porque ni se votó expresamente a nadie (sólo a una lista cerrada) y porque la persona elegida lo fue porque la cúpula de su partido le puso allí (y no por el voto de tal o cual votante).
La cuestión no es, y menos en Euskadi, que Irekia reenvíe las preguntas y propuestas al resto del sistema (3 Diputaciones Forales, más de 200 Ayuntamientos -algunos de apenas centenares de vecinos-, 7 Parlamentos -3 Juntas Generales, más Gasteiz, los dos en Madrid y Estrasburgo...), sino simplificar y mejorar con MENOS representantes y MEJOR funcionamiento un sistema de representación y de participación acorde con una sociedad de poco más de dos millones de conciudadanos.
Irekia deja aún más patente los defectos del sistema político vasco y pone ante las cuerdas a las ejecutivas de los partidos políticos para que vayan cediendo poder hacia dentro de sus formaciones y, sobre todo, hacia el electorado que puede decidir mucho más que con una papeleta cada cuatrienio. Hemos de comprometernos a superar una fórmula que fue lo menos malo hasta el presente siglo, pero que es claramente mejorable en eficacia y eficiencia (demasiados sueldos y riesgo de "pesebrización" para escasa representación real).
Aventuramos una predicción, sin poner fecha de cumplimiento. Sólo tendrá futuro las formaciones políticas que mejoren -de verdad- la participación de la ciudadanía en sus decisiones y que propongan reformas en tal sentido (reduciendo organismos y enlazando mejor a cada votante con SUS representantes). Más aún, incluso partidos menores podrían mejorar significativamente su posición en el mapa político si destacan en su voluntad y construcción de una representación por mérito, con escucha activa, continua y permanente de sus votantes.

6 comentarios:

Javi de Ríos dijo...

Buff, muy, muy interesante, pero me cuesta mucho plantear sugerencias. Habria que canalizar realmente la participacíón desde abajo pero de forma igualitaria.

Yo he salido francamente decepcionado de asambleas de uiversidad supuestamente democraticas en las que siempre hablaban dos, siempre los mismos, y siempre reconducian la discusion hacia su exclusiva opinión.

Hay que analizar los fallos del sistema democratico que son inumerables. Los fallos (y ventajas que puedan aportar) los sistemas de partido único como el Cubano, que para mi son profundamente antidemocraticos pero paradojicamente pueden aportar experiencia en cuando a la eleecion de lideres locales y de barrio.

Y analizar or último los fallos y ventajas del asamblearimso.

Con todo esto hágase un refrito y trasladese a lo digital, que es donde tenemos las herramientas.

Que pasen ustedes un buen día.

Mikel dijo...

Me parece interesante el debate. Pero creo que está más en el 'buenismo' que enconseguir de verdad un gobierno abierto. ¿Te has parado a pensar que la Administración vasca tiene intereses divididos en este momento? Diputaciones y Gobierno no van juntos ni en esto. ¿Y qué pasa con las críticas a proyectos fundamentales para el país, como el TAV? ¿Van a dejar que se publiquen comentarios contrarios al plan? Y ya puestos... que alguien critique la política de INterior y sus planes con la Ertzaintza. No hablo de 'trols'; sino de gente que quiera realmente discutir y poner en entredicho a la Administración.
Y un poco más lejos en el horizonte, ¿servirá como arma arrojadiza contra el PSE en las próximas elecciones?

Vivimos donde vivimos, Mikel. Y si no párate a ller algunos de los comentarios que ilustran las noticias de los digitales que permiten su inclusión.

LUCONI dijo...

Pelo que vejo os problemas políticos são muitos parecidos aqui e aí em seu país, beijos Luconi

Iñaki Ortiz dijo...

Comparto contigo que el futuro de la política y del sistema electoral debe ser un modelo más abierto. La sociedad actual se parece poco a la que había cuando se inventaron los partidos o el sistema político parlamentario. Desde entonces la sociedad ha cambiado mucho y el sistema político muy poco. Por ejemplo, se han acortado las distancias gracias a los nuevos sistemas de transporte, ha aumentado el nivel educativo y cultural de la ciudadanía, se han globalizado y complejizado los problemas sociales, ha cambiado la estratificación social, etc. Mientras tanto, el sistema político, lejos de adaptarse a estos cambios, si en algo ha evolucionado ha sido para banalizar su funcionamiento y sus contenidos, reduciendo la política a puro marketing electoral.

Dicho esto, no se me oculta que la realidad está lejos de aproximarse a nuestros deseos. Los partidos siguen siendo opacos, siguen estando controlados por cúpulas, siguen confundiéndose más con un fin que un medio por parte de sus "incondicionales", etc. Y no percibo grandes fuerzas tractoras en el sentido de la apertura y la mayor participación ciudadana.

Sin embargo, me parece positivo que al menos la transparencia y la participación vaya calando en los discursos. Experiencias como la de IREKIA y las otras que citas apuntan en la buena dirección. Espero que IREKIA pueda desplegarse por todo lo largo y ancho de la estructura administrativa del Gobierno Vasco en el horizonte de esta legislatura.

realidades-cotidianas.blogspot.com dijo...

Estimados: al leer este artículo me parece estar haciéndolo sobre mi país Argentina, es que lo comentado se parece mucho a lo que ocurre por acá, casi todos los días. Me parece que Udes y yo bregamos más menos por lo mismo: poder y control ciudadano de la gestión pública y del estado. pàra una mejor calidad de vida para todos.
Un gran saludo
Atte. Carlos Barrios

pankarta dijo...

Pesebrización

Pablo Mora


Arrojados a un universo duro y enigmático, yendo hacia el crecimiento interior en términos de alegría y de felicidad, tras la creación de un orden cualitativamente nuevo, en donde la esperanza sea real posibilidad de la liberación humana, propongámonos una como pesebrización, en la que ante todo cuente el sostenimiento de la utopía, capaz de prohijar la sencillez del hombre, la euforia de nuestra flora y nuestra fauna, sobre todo la transparencia del pesebre, que nos convoca a valorar la vida a la luz de una verdadera dimensión humana, circundada del compromiso, que nos rubrica que el verdadero encuentro es el hombre.

Pesebrización: La dulce sombra del común destino mientras murmura alrededor la noche por encima del estruendo del misterio. La clara majestad de los caminos. El tiempo fatigado de infinitos, soledad de un ligero arrobamiento, sólo de asombros infinitos llena. Descubrirse, encontrarse, hallarse, abrirse, desencerrar la pauta que nos falta. Vivir sin miedo, en libertad, de veras. Toparnos con el corazón silente que nos oye, nos sigue y nos conoce. Dar con el lagrimón de la vereda, latigazo que a todos atribula. Gozo, bondad y sobre todo paz para la buena voluntad del hombre. La cresta de un lucero que nos mira, por el postigo corazón mirando. Pausa para mejores madrugadas. Una pregunta en pie para los hombres. Para el pobre que nunca tiene nada. Para el triste que llora su amargura. Júbilo, alumbramiento, bienvenida. Ara en fulgor para el altar del tiempo. Luz en la voz y luz en las miradas. Gloria en la luz y en el amor del día. Llamarada de paz para la nave colmada de borrascas en la noche. Algo mejor para el mañana incierto. De nuevo niños con asombro puro.

Pesebrización: Aire de claridad en la amargura. Cósmica fuerza sobre el mundo alzada. Los pájaros, los árboles, la tarde, al habla con la brisa y con los hombres. Victoria de la noche de luceros saturada, victoria de la vida. La sangre universal cuando concilia la Tierra con los seres y la Nada. Dios acicateando resplandores. La ternura del hombre florecida. Paz, gozo, amor, en yunta con la vida, para una humanidad en pie de guerra. Latido de corderos y de ángeles anunciando la paz a los pastores. Paso del tiempo, paso de las cosas. Paso del hombre a solas con su sombra. Deseo de partir al infinito. De cara hacia el misterio para siempre. Luz de la luz, en gozo reverente, deslumbrando los tránsitos finales. Balcón por donde un niño al mundo asombra con sus hombros cargados de juguetes. La noche fulgural donde nacemos cuando a morir apenas comenzamos. ¡Feliz quien con Francisco, atento, asista al canto matinal de los turpiales! ¡Feliz el simple labrador que sueña con ver crecer la flor en sus plantíos! Diciembre en el fulgor de la alegría. En los ojos azules de los ángeles y en el hambre del pobre y su quebranto. Claridad en la amargura, para el pobre que duerme en el barranco.

Pesebrización: Deseo de vestirnos de pesebre, despojarnos de la maldad, del odio, hasta ir cada día de manos de la luz, donde comenzar sea la consigna permanente, donde el sueño sea el reto, mediante el cambio de la conciencia, hasta descubrir un orden nuevo para una sociedad sufrida en la que cobren primacía los oprimidos y los pobres, en busca de un nuevo cielo y de una nueva tierra.

pablumbre@hotmail.com

Publicar un comentario en la entrada