Echando de menos al nieto...

El verano se va acabando, y el nieto y sus padres se nos han ido de vuelta para Getxo. Hemos grabado el vídeo superior para que Julen recuerde, viendo sus rincones favoritos y los juguetes que no viajan con él (carrillón musical, abeja, enano, globo de helio,...).
Durante muchos días ha sido una felicidad despertarse y oírle por la casa. Nos ha mantenido a todos los de la familia, a su amama Carmen y a su aitxitxe Mikel especialmente, felizmente "secuestrados" a su lado, porque con sus ojitos se mantenía vigilante de todo lo que pasaba, casi hasta cuando parecía dormido. Mediante sonrisas, y algún gruñido, nos mostraba sus preferencias para ver o mover a su alrededor. Tras su marcha adelantada unos días, ha quedado un inmenso vacío en toda la casa vacía de todo su ajuar, pero esperamos verle de nuevo muy pronto...

3 comentarios:

AROBOS dijo...

Se notan sentimientos de tristeza y de nostalgia en tus palabras. ¡Cuanto se quiere a los nietos! Lo sé aunque aún no vivo esa experiencia.

Princesa.triste.115 dijo...

Ten la esperanza de que pronto volverá y la casa se llenará nuevamente de alegría.
No soy abuela, pero imagino como se quieren a los nietos.

Un saludo

Sonia Gluten Free dijo...

Si Mikel ! y como se queda todo vacio cuando los nietos se van....el silencio, tan necesario para mi, se hace insoportable....incluso los oyes reir o enfadarse aunque esten ya a cientos de kilometros....su ropita olvidada ...la gdoblas con todo amosr, la guardas en un cajon especial....cansan, agotan....pero esla ternura mas grande que jamas senti.

un besito Mikel
sonia abuela de una niña celiaca

Publicar un comentario en la entrada