Homenaje al poema If / Si,... de Rudyard Kipling

Bellísimo poema de Rudyard Kipling, escrito en 1896 con pautas de un comportamiento digno.
Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y te culpan por ello;
Si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero admites también sus dudas;
Si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o, siendo engañado, no pagar con mentiras,
o, siendo odiado, no dar lugar al odio,
y sin embargo no parecer demasiado bueno, ni hablar demasiado sabiamente;
Si puedes soñar-y no hacer de los sueños tu maestro;
Si puedes pensar-y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y el desastre
y tratar a esos dos impostores exactamente igual,
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho
retorcida por malvados para hacer una trampa para tontos,
O ver rotas las cosas que has puesto en tu vida
y agacharte y reconstruirlas con herramientas desgastadas;
Si puedes hacer un montón con todas tus ganancias
y arriesgarlo a un golpe de azar,
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir nunca una palabra acerca de tu pérdida;
Si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones
para jugar tu turno mucho tiempo después de que se hayan gastado
y así mantenerte cuando no queda nada dentro de ti
excepto la Voluntad que les dice: “¡Resistid!”
Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud
o pasear con reyes y no perder el sentido común;
Si ni los enemigos ni los queridos amigos pueden herirte;
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado;
Si puedes llenar el minuto inolvidable
con un recorrido de sesenta valiosos segundos.
Tuya es la Tierra y todo lo que contiene,
y —lo que es más— ¡serás un Hombre, hijo mío!

If…
If you can keep your head when all about you / Are losing theirs and blaming it on you; /
If you can trust yourself when all men doubt you, / But make allowance for their doubting too; /
If you can wait and not be tired by waiting, / Or, being lied about, don’t deal in lies, /
Or, being hated, don’t give way to hating, / And yet don’t look too good, nor talk too wise;
If you can dream – and not make dreams your master; /If you can think – and not make thoughts your aim; 
If you can meet with triumph and disaster / And treat those two imposters just the same; 
If you can bear to hear the truth you’ve spoken / Twisted by knaves to make a trap for fools, 
Or watch the things you gave your life to broken, / And stoop and build ‘em up with wornout tools;
If you can make one heap of all your winnings / And risk it on one turn of pitch-and-toss, 
And lose, and start again at your beginnings / And never breath a word about your loss; 
If you can force your heart and nerve and sinew / To serve your turn long after they are gone, 
And so hold on when there is nothing in you / Except the Will which says to them: “Hold on”;
If you can talk with crowds and keep your virtue, / Or walk with kings – nor lose the common touch; 
If neither foes nor loving friends can hurt you; / If all men count with you, but none too much; 
If you can fill the unforgiving minute / With sixty seconds’ worth of distance run – 
Yours is the Earth and everything that’s in it, /
And – which is more – you’ll be a Man my son!

2 comentarios:

Javier dijo...

Extraordinario poema de Kipling, merecido homenaje. Me uno al reconocimiento al poema y al poeta con esta versión de mis alumnos de 1º de E.S.O.: https://www.youtube.com/watch?v=wNzG2c8oYOE

Mikel Agirregabiria dijo...

Gran ejercicio educativo, Javier.

Buen labor con el vídeo y la narración.

Saludos cordiales al alumnado.

Publicar un comentario en la entrada