De la enseñanza PUSH al aprendizaje PULL

La tecnología y el aprendizaje son ámbitos de estrecho solapamiento y donde ambas temáticas encuentran ricas metáforas de fertilización. Aportamos una perspectiva, que valoramos como esencial para Sarezkuntza, el proyecto de educación digital o Reducación que colaborativamente estamos perfilando.

En las comunicaciones a través de Internet se distinguen dos estilos muy diferentes:
  • La Tecnología Push (empujar), con un servidor push, describe un modelo de recepción pasiva donde la petición de una transacción se origina desde el servidor. El servidor remite la información hacia los destinatarios.
  • La Tecnología Pull (tirar), por el contrario, sucede cuando un servidor push atiende la petición activa originada por el cliente. El usuario elige el contenido que necesita en cada petición. Un ejemplo son las búsquedas por Google, donde indicamos qué queremos saber.
Trasladando esta dicotomía, consideramos que hemos de superar el paradigma de la educación push (que pretende cubrir el currículo empujando los contenidos hacia la memoria del alumnado, que puede aburrirse y desertar) por una educación pull, que motiva al alumnado con cuestiones que les incita a aprender y aprender aquello que entienden es de su interés.

En el fondo de la cuestión persiste la idea de quién es el protagonista de la educación: el profesor que organiza las materias y las enseña en clase con carácter obligatorio,... o el alumnado que aprende y descubre todo aquello que necesita en cada momento. No olvidemos a John Dewey cuando apuntaba que "la educación no es preparación para la vida, la educación es la vida misma".

Vivimos en la era de Internet y las redes sociales, ahora también por vía digital. Hemos de optar entre dos posibles modos de propagar el saber. La primera supone que lo decisivo es cuánto sabe el emisor que difunde la idea. La segunda confía en que la transmisión será más plena y efectiva si ese saber interesa y motiva a quienes han de recrearlo y reconstruirlo con su propia experiencia. En definitiva, conocer conocer las dinámicas de la red humana es determinante para transformar la educación.

Empujar era que el profesorado enseñase en el aula siguiendo el currículo predefinido,... mientras que Tirar es motivar al alumnado para investigar y hacer conjuntamente descubriendo la gratificación de aprender sobre algo que es de su interés.

Y lo mismo funciona con el liderazgo, también el educativo, que debe ser colectivo, en red y como una actividad programada. Una metáfora final: Guiar, apasionar con el ejemplo, la labor docente por excelencia, es como tirar de una cuerda, que nunca se deja empujar por su misma naturaleza.
Aprender en el Siglo XXI: Aprendizaje formal_informal_invisible. 
Educación Expandida from Fernando Trujillo.
Origen de la imagen superior: Are Your E-Learning Courses Pushed or Pulled?

Más posts de Sarezkuntza y de Reducación

[Actualización: La metáfora Push-Pull también se aplica al doble proceso de aprender en tiempos contemporáneos, no basta adquirir conocimientos (Push), sino aplicarlos, criticarlos, mejorarlos y republicarlos (Pull).]

1 comentarios:

Yolanda Garcñia dijo...

Buenos días estoy interesada para mi TFG en Humanidades en esta técnica desde una perspectiva de genero. Entendiendo que es posible aplicar estas tecnicas en la educacion de los nativos digitales para modificar un pensamiento patriarcal . Estaría interesada en sus aportaciones, gracias.

Publicar un comentario en la entrada