Parto escolar

Analogía entre embarazo y curso escolar.

Un curso académico se asemeja mucho a un embarazo: Dura nueve meses, el cansancio se va acumulando en madres y niños, los últimos días son los peores y, al final, los pequeños y los progenitores sobreviven a tan impresionante proceso. Son períodos de 40 semanas durante los cuales el universo cambia por la decisiva influencia de familias y educadores. "Lew" Wallace dijo que “la mano que mece la cuna, gobierna el mundo”, pero también el planeta se rige desde “la mano que mueve la tiza”.

¡Ojalá ese fascinante espíritu materno-filial impregnase a toda la comunidad educativa durante todo el curso, favoreciendo desde el profesorado el crecimiento y el desarrollo del alumnado, para finalmente y por estas fechas dar a luz sin el mal trago de los exámenes como horcas caudinas para atrapar a los rezagados! Durante el curso de maternidad/escolarización se puede observar imágenes del progreso con ecografías/evaluaciones, pero hemos de recordar que la foto decisiva es la final del nacimiento/superación del curso. Docentes, sed generosos: ¿qué madre pondría barreras al despertar de su prole?

El poder de la educación quizá sólo es comparable al milagro de la maternidad. Estamos en junio: ya hemos roto aguas. ¡Ánimo, nueva vida nacerá… en verano!

0 comentarios:

Publicar un comentario