Súbito despertar

Cuando despertó, su diosa todavía estaba allí.

Todas las furias del cielo parece se han desatado.
Bajo la lluvia no veo, sino seres inhumanos.
Tigres y leones fieros, elefantes encrespados.
Muchos cuadrúpedos presos y animales agitados.
Creo que sólo es un sueño: el Diluvio recordado.
Cuando al final me despierto, mi amada está a mi lado.
Contigo me sobra el resto… del arca del Noé santo.

0 comentarios:

Publicar un comentario