Primeros amores

¿Lo vimos todos o no había poetas?

Por la cuesta de Gaztelueta, hacia Leoia desde Las Arenas, ellos subían y venían ellas. En grupos de dos o tres, de uniforme y con chaqueta. Ellos, de azul; de verde ellas. Se cruzan sin mirarse, o así lo aparentan, caminando sin parar por la estrecha acera. De pronto, uno se separa; otra se aparta y se enfrentan. Él la mira y… le mira ella.

Él parece el más alto; ella, la más bella. Se detienen un momento, unas palabras se franquean. Se ríen, se acercan. Para todos una pausa, para ellos quizá eterna. Luego siguen su camino, sus colegas les esperan. Quizá él no era el más alto, ni ella la más bella. Pero así les hacía parecer, la sonrisa con la que se alejan.

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2006/pamores.doc

2 comentarios:

adriana dijo...

See more information on California Travel here.

Salvador GARCIA BARDON (Bruselas y Marbella) dijo...

blogue vs. blog

Estimado y querido Mikel: Cada vez que paso por tu blogue, saboreo, como es el caso hoy, poesía pura; tanto en el fondo como en la forma de lo que escribes, adecuación que caracteriza la mejor poesía. § Notarás que he puesto en itálicas la palabra blogue. Me gustaría que leyeras y comentaras en mi blogue de Periodista digital el artículo que he publicado hoy, donde justifico esta opción, en relación con otras del léxico bloguero y de la actividad bloguera en su conjunto, bajo el título: Contarla para vivirla, blogueando . Tu opinión cuenta mucho para mí. § Un abrazo bloguero, deseando contigo la llegada tan deseada de la paz.

Publicar un comentario