Final de año con Paz

Los años comienzan y terminan con ese simulacro de paz que es la navidad… de los grandes almacenes. Este año en Euskadi, necesitamos una Paz con mayúsculas.

El año termina parecido a como empezó, con pequeñas novedades que confirman la tónica. En un recorrido desde lo local a lo general, seguimos sufriendo múltiples formas de violencia e injusticia, en medio de un mundo que podría hacer feliz a toda la humanidad. Continúa esa alternativa del gamberrismo (que aquí no existe), mediante la que todavía algunos creen que construyen país haciendo una barbacoa con el autobús del barrio.

Cuando parecía que todo se iba enmendando, de pronto muchos indicios dan muy mala espina, como de volver a las andadas de épocas bárbaras que eran de la prehistoria, aunque aconteciesen hace apenas unos años.

Somos una inmensa mayoría los que queremos la paz, pero nos ningunean quienes deciden que el enfrentamiento “les es más rentable”. No aceptemos a quienes boicotean la paz, a quienes por obcecación se resisten a abrir las puertas a la esperanza de un tiempo nuevo. La gente sencilla, el pueblo llano, ha decidido enviar una urgente postal de navidad, diciendo “que nadie detenga el proceso de paz”.

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2006/paz2007.doc Posted by Picasa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Publicado en Estrella Digital http://www.estrelladigital.es/061219/cartas.asp

jmbg dijo...

Mikel

A pesar de aquellos que pierden con la paz, Dios quiera que se logre.
Los agoreros de siempre, los que especulan con el rédito politico que tendran si se obtiene la paz o no se obtiene, merecen nuestro más grande desprecio.

El tema es mucho más importante que eses mezquinos cálculos y hay que poner todo de nosotros para que se alcance, los mezquinos no lo haran, pero somos muchos más los que estamos por la labor.

Un saludo

Juan Manuel

Ángeles dijo...

Claro que habrá paz, Mikel¡ El proceso es imparable a pesar de los metapeperos, de los alcaraces, del propio PP y de los duros de ETA.

Y lo celebraremos con unos cacharros

Felicidades a todos aquellos de buena voluntad que día a día, desde el anonimato de su trabajo y de sus palabras, luchan (luchamos porque me incluyo) porque Euskadi disfrute de un buen final en este proceso, en el que toda la sociedad está implicado codo con codo (menos el PP y sus palmeros, pero son menos) y que es condición indispensable para que los pueblos de España avancen.

Y a los del franquismo, ppborrokas, mentirosos metapeperos y demás que los Reyes (Magos) les traigan un bozal, para que ladren sin morder ni molestar a la gente de buena voluntad.

Publicar un comentario