El dinero justo

Tener suerte con el dinero es que nunca falte y que tampoco sobre.

Lo preferible es contar con el dinero apropiado, que es ni poco… ni mucho. Ser pobre debe resultar duro, frustrante y limitador, pero también el dinero en abundancia estresa, insensibiliza e idiotiza. El dinero es una bendición para el pobre y una maldición para el avaro. Séneca decía que “La mejor medida para el dinero es aquélla que no deja caer en la pobreza, ni permite alejarse mucho de ella”.

Hay que ser suficientemente rico para no verse atormentado por la penuria y suficientemente pobre para conocer el valor del dinero. El dinero es un bien y un mal en sí mismo. El dinero es la llave y la mancha del mundo. El dinero hace falta para ser honrados y para alimentar mantener el cuerpo y el alma.

Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae. Jean Paul Getty, el multimillonario que decía que si puedes contar tu dinero no eres un verdaderamente rico, señaló: “Cuando no se tiene dinero, siempre se piensa en él; y cuando se posee mucho dinero, sólo se piensa en él”. Está comprobado que el deseo de dinero, la codicia, crece con el dinero mismo.

El dinero que debería servir para alcanzar la felicidad, muchas veces la desbarata. Al dinero no hay que odiarlo, tampoco despreciarlo, sólo relativizarlo. El dinero es un buen sirviente, pero un mal amo. El dinero no debe ser sino el más poderoso de nuestros esclavos. Es mejor cantar que contar: No contemos el dinero, cantemos a la vida. Recordemos que hay gente con dinero y hay gente que es rica. No busquemos la riqueza en el dinero, sino en una forma honrada de adquirirlo y disfrutarlo.

Versión para imprimir en: mikel.agirregabiria.net/2007/dinero.DOC

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Mikel

Homero dijo: La fortuna es como un vestido: muy holgado nos embaraza, y muy estrecho nos oprime.

Mikel AGIRREGABIRIA dijo...

Publicado, 12 horas de remitirlo, en Noticias de Gipuzkoa, del domingo 4-2-2007.

Anónimo dijo...

Hacia falta que alguien expresara en palabras mi filosofia respecto al dinero, que pervierte a mucha gente, y has sido tú.
Verdaderamente pienso que no mucha gente ve el dinero como un medio para conseguir cosas y no pasar penurias, dejando que la felicidad se la proporcionen esas otras cosas que verdaderamente son importantes.

Me atrevo a decir que la mayoria de las personas -en occidente- que el tercer mundo, por desgracia tiene otras necesidades como comer y vestir,y sobre todo la juventud ven el dinero como un fin por si mismo y esto pervierte sus principios.

Hoy en dia lo lo que más me sorprente son los "ricos", que hasta llegan a la carcel por no saber manejar su codicia y ambición: tienen dinero para comer durante mil años, propiedades para vivir cien vidas a la vez, coches, yates... y son tan gilipollas como para no conformarse con sólo eso y terminan delinquiendo y viviendo de mala manera, de juicio en juicio, estresados, sin poder dormir y, supongo, que malogrando la calidad de vida de sus mujeres, padres e hijos.

Pués eso!

Anónimo dijo...

Publicado en el Diario de Noticias de Navarra, el 5-2-2007.

Publicar un comentario