Una página completa... para ocultar la verdad

Sin ánimo de entrar en el fondo del debate sobre los "días moscosos", tras leer un anuncio a página completa he lamentado saber cómo se confunde a la opinión pública. En todo el extenso texto (véase aquí), se omite un dato esencial: En todas las administraciones del Estado (incluidas las ubicadas en Euskadi) y en todas las administraciones vascas, tanto Forales como Municipales, la jornada es intensiva todo el año. La única administración que mantiene jornadas partidas, de mañana y tarde, es la administración del Gobierno Vasco, con el consiguiente gasto y tiempo en comidas no contabilizados en este comunicado que alargan el horario efectivo. Una extraña situación que discrimina a catorce mil funcionarios en un conjunto de dos millones y medio de funcionarios bajo la misma ley estatal. Otra crónica posterior, de Administraciones en Red sobre este mismo tema. [El conocido chiste de abajo es para demostrar que, aunque nos llevamos la fama, no cardamos la lana...]
Comentario en respuesta a este post: "Estimado Jose: Sólo estoy de acuerdo contigo, en esta ocasión, en lo de "igualar los sueldos y jornadas del funcionariado con los del resto de trabajadores". Los funcionarios, en la mayoría de casos, gestionamos recursos humanos y materiales ingentes con remuneraciones y condiciones laborales comparativamente muy inferiores a las del sector privado. Maldita sea la desgracia de que la opinión pública sólo se acuerde del funcionariado en las épocas de vacas flacas, porque en las extensas etapas de las vacas gordas se nos olvida... a todos los efectos (mejoras salariales,...). Para no extenderme, sólo añado que si alguien lo tiene tan claro como tú, lo que debe hacer es... presentarse a una oposición y ganarla, alejándose de los 'inconvenientes del sector privado'. Saludos cordiales".
Tags Technorati: | .

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Además, "discrimina a 15.000 empleados públicos frente a los restantes 85.000, que disfrutan de tal derecho, en muchos casos, como consecuencia de acuerdos suscritos por los partidos políticos que sustentan el Gobierno".

Para los sindicatos, se trata de un "agravio comparativo creado por los propios gobernantes, que votaron a favor del Estatuto Básico, que propusieron el permiso a través de Eudel, y que lo reconocen y conceden en Ayuntamientos, Diputaciones, Osakidetza y la Administración de Justicia".

Asimismo, anunciaron que solicitarán a todos los grupos parlamentarios que propongan y respalden una enmienda de supresión del citado articulo.

Jose Asensio ( larri ) dijo...

A pesar de todo esos famosos 6 dias de supuestos asuntos propios se negoziaran con el direcion de empresa.
me rio de como los dejaran cojer.
Yo todavia no los he visto y dudo de verlos.
Solo digo ke los combenios se deven respetar pero el papel para el W.C va de maravilla y las palabras se las lleva el viento( si no estan escritas )
Esos mokosos day velos querer ya te dire

Alorza dijo...

Cuando he escrito mi post aún no había leído el tuyo, Mikel.

Veo que estamos de acuerdo nosotros dos.. y los otros 14.000 funcionarios en nuestra situación.

Iñaki Murua dijo...

Incluso algunos laborales que trabajamos en el GV también Alorza. Por cierto, con un convenio creo que sin cambios desde 2001 o así.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Este laboral temporal en la UPV os apoya también.

robertoC dijo...

y este otro contratado por una empresa pública del gobierno vasco, también.

Carta de Manuel Ranea Sierra dijo...

Soy funcionario

Carta de Manuel Ranea Sierra

El 21 de diciembre el Gobierno vasco publicó un comunicado (35.000 euros) en torno a los 'moscosos', en el que se tacha a los funcionarios de privilegiados insolidarios. Cuando lo leí no lo podía creer, no por la opinión de la Administración sobre sus funcionarios, sino por el hecho de que en un asunto que está en vías judiciales traten de influir en los jueces por medio de la prensa y la opinión publica.
El contenido se agradece, ya que reconoce que en el año 2000, ante la demanda de mejoras salariales se ofreció en contrapartida reducir la jornada laboral a 35 horas semanales. Los funcionarios tragaron pensando en jornadas diarias de 7 horas, pero en vez de eso se mantuvo la jornada partida con 40 horas, por lo que al cabo del año se trabajarían 60 ó 70 horas más de las estipuladas, y se creó la figura de 'días de libre disposición' que serían ese exceso. Por otro lado, en 2007 se dio carácter de mínimo básico a la figura de 'días de asuntos particulares' que implican una reducción en la jornada anual total. Para que lo entiendan los que no somos funcionarios, que parece ser que somos muy listillos, días de más no es igual a días de menos.
En cuanto a la publicación, parece sorprendente que se eche mano de la crisis para afear el derecho a reclamar, pero claro, cuando llega fin de año hay que gastar el presupuesto, porque si no te dan menos, y qué mejor inversión que abochornarnos públicamente y más con las elecciones a la vuelta de la esquina.

Publicar un comentario