Mostrando las entradas para la consulta my way ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta my way ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Como de costumbre... a mi manera

Los seres humanos somos animales de costumbres... y hábito es re-escuchar canciones que han marcado nuestro pasado, más o menos remoto y forman parte del inconsciente colectivo. Una de ellas es "My Way" (A mi manera). Según explica la Wikipedia, fue una canción popular escrita por Fred Brott, adaptada al inglés por Paul Anka, basada en la canción francesa Comme d'habitude, escrita por Claude François y Jacques Revaux con letra en francés de Claude François y Gilles Thibaut. Puede verse arriba una versión, donde lo más obsoleto es la realización televisiva propia de la época, y que rechina desde el blanco y negro hasta en el travelling de la cámara.

La versión en inglés sólo mantiene la melodía de la canción, ya que la letra fue re-escrita (véase en inglés y castellano) y es totalmente diferente de la original. Su primera interpretación fue realizada por Frank Sinatra en el disco "My Way" en el año 1969. Se convirtió en la canción por la cual es reconocido Frank Sinatra, aunque en el momento de su estreno no logró una buena posición en las listas de éxitos.
La identificación de la canción con Sinatra se volvió tan fuerte, que la canción se transformó en un icono, y así el Gobierno Soviético de Mijaíl Gorbachov bromeando se refería a su política de no-intervencionismo en los asuntos internos de los demás países firmantes del Pacto de Varsovia como la "Doctrina Sinatra".

Yang Kyoungjong, un coreano que fue soldado japonés, soviético y alemán en la segunda guerra mundial

La asombrosa y verídica historia de Yang Kyoungjong: Un coreano que fue reclutado durante la segunda guerra mundial por el Ejército Imperial Japonés, el Ejército Rojo y en la Wehrmacht alemana, hasta que en 1944, cayó prisionero en Normandía por los paracaidistas norteamericanos. Yang Kyoungjong, fue un soldado coreano a quien obligaron a servir en los ejércitos japonés (entre 1938 y 1929), soviético (1942-1943) y alemán (1943-1944) respectivamente en la segunda guerra mundial.  

Kyoungjong era un soldado coreano de 18 años que se hallaba destinado en Manchuria cuando fue reclutado a la fuerza por el ejército de Kwantung del Ejército Imperial Japonés para luchar contra la Unión Soviética. Corea vivía en ese tiempo bajo la dominación japonesa, lo que arrastró a sus hombres a la guerra. Durante las batallas libradas por japoneses y soviéticos en el río Khalkhin Gol en 1939, Kyoungjong fue capturado por el Ejército Rojo y enviado posteriormente a un campo de concentración.
Posteriormente, tras la invasión alemana de Rusia, debido a la escasez de hombres a la que se enfrentaban los soviéticos en su lucha contra la ofensiva de verano de 1942, Kyoungjong fue obligado a alistarse en el ejército rojo junto con otros miles de prisioneros más, siendo rápidamente enviado a través de Asia al frente oriental del teatro de operaciones europeo. 

En 1943, Kyoungjong es hecho prisionero por soldados alemanes en Ucrania, durante la batalla de Kharkhov, pasando de esta manera a convertirse casi inmediatamente en un soldado de la Wehrmacht. Posteriormente, Yang fue enviado a la Francia ocupada formando parte de un Batallón Ost - OstLegionen (unidades constituidas por prisioneros de guerra rusos y de otras nacionalidades).
 
Su unidad es acuartelada en la península de Cotentin, en Normandía, no muy lejos de la playa Utah. Después de los desembarcos del Día D, Kyoungjong fue capturado por paracaidistas norteamericanos, que inicialmente pensaron que se trataba de un japonés con uniforme alemán. Posteriormente, se le trasladó a un campo de prisioneros en Inglaterra. 

El teniente Robert Brewer, del 506 regimiento paracaidista de la 101 división aerotransportada había informado de que su regimiento había capturado a cuatro asiáticos pertenecientes a la Wehrmacht tras los desembarcos en la playa Utah, y que nadie pudo comunicarse con ellos. Uno de ellos resultó ser un joven coreano que había vestido el uniforme de tres de los contendientes de ambos bandos, y que había luchado en tres frentes distintos. 

Después de la guerra, Kyoungjong, tras pasar una temporada en un campo de prisioneros en Gran Bretaña, emigró a los Estados Unidos, donde no diría nada de su pasado. Se estableció en este país y falleció en Illinois en 1992.

En 2011 se hizo una película coreana con la historia de Yang Kyoungjong: My way. Este post se basa en información recogida desde Quora.

Johnny Cash "I Walk the Line"


Primero, nos recordaron a Johnny Cash en la excelente web de "Letras Traducidas". Luego emitieron "En la cuerda floja",...
Letra original:

I keep a close watch on this heart of mine / I keep my eyes wide open all the time / I keep the ends out for the tie that binds / Because you’re mine, I walk the line.

I find it very, very easy to be true / I find myself alone when each day is through / Yes, I’ll admit that I’m a fool for you / Because you’re mine, I walk the line

As sure as night is dark and day is light / I keep you on my mind both day and night / And happiness I’ve known proves that it’s right / Because you’re mine, I walk the line.

You’ve got a way to keep me on your side / You give me cause for love that I can’t hide / For you I know I’d even try to turn the tide / Because you’re mine, I walk the line.

I keep a close watch on this heart of mine /I keep my eyes wide open all the time / I keep the ends out for the tie that binds / Because you’re mine, I walk the line.

Traducción:

Le echo un breve vistazo a mi corazón / Mantengo los ojos bien abiertos todo el rato / Sujeto con fuerza el extremo de esa cuerda que aprieta / Porque eres mía, camino por la línea.

Lo veo muy fácil para que sea cierto / Me encuentro sólo cada día que pasa
Sí, admito que estoy loco por ti / Porque eres mía, camino por la línea.

Tan seguro de que la noche es oscura y el día claro / Te guardo en mi memoria cada día y cada noche / Y la felicidad que he conocido prueba que es cierto / Porque eres mía, camino por la línea.

Tienes la llave para mantenerme a tu lado / Me das motivos para el amor que no puedo esconder / Por ti incluso he intentado luchar contra la marea / Porque eres mía, camino por la línea.

Le echo un breve vistazo a mi corazón / Mantengo los ojos bien abiertos todo el rato / Sujeto con fuerza el extremo de esa cuerda que aprieta / Porque eres mía, camino por la línea.

Ventana externa Fuente de audio original

Homenaje al poema If / Si,... de Rudyard Kipling

Bellísimo poema de Rudyard Kipling, escrito en 1896 con pautas de un comportamiento digno.
Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor
pierde la suya y te culpan por ello;
Si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero admites también sus dudas;
Si puedes esperar sin cansarte en la espera,
o, siendo engañado, no pagar con mentiras,
o, siendo odiado, no dar lugar al odio,
y sin embargo no parecer demasiado bueno, ni hablar demasiado sabiamente;
Si puedes soñar-y no hacer de los sueños tu maestro;
Si puedes pensar-y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y el desastre
y tratar a esos dos impostores exactamente igual,
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho
retorcida por malvados para hacer una trampa para tontos,
O ver rotas las cosas que has puesto en tu vida
y agacharte y reconstruirlas con herramientas desgastadas;
Si puedes hacer un montón con todas tus ganancias
y arriesgarlo a un golpe de azar,
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir nunca una palabra acerca de tu pérdida;
Si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones
para jugar tu turno mucho tiempo después de que se hayan gastado
y así mantenerte cuando no queda nada dentro de ti
excepto la Voluntad que les dice: “¡Resistid!”
Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud
o pasear con reyes y no perder el sentido común;
Si ni los enemigos ni los queridos amigos pueden herirte;
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado;
Si puedes llenar el minuto inolvidable
con un recorrido de sesenta valiosos segundos.
Tuya es la Tierra y todo lo que contiene,
y —lo que es más— ¡serás un Hombre, hijo mío!

If…
If you can keep your head when all about you / Are losing theirs and blaming it on you; /
If you can trust yourself when all men doubt you, / But make allowance for their doubting too; /
If you can wait and not be tired by waiting, / Or, being lied about, don’t deal in lies, /
Or, being hated, don’t give way to hating, / And yet don’t look too good, nor talk too wise;
If you can dream – and not make dreams your master; /If you can think – and not make thoughts your aim; 
If you can meet with triumph and disaster / And treat those two imposters just the same; 
If you can bear to hear the truth you’ve spoken / Twisted by knaves to make a trap for fools, 
Or watch the things you gave your life to broken, / And stoop and build ‘em up with wornout tools;
If you can make one heap of all your winnings / And risk it on one turn of pitch-and-toss, 
And lose, and start again at your beginnings / And never breath a word about your loss; 
If you can force your heart and nerve and sinew / To serve your turn long after they are gone, 
And so hold on when there is nothing in you / Except the Will which says to them: “Hold on”;
If you can talk with crowds and keep your virtue, / Or walk with kings – nor lose the common touch; 
If neither foes nor loving friends can hurt you; / If all men count with you, but none too much; 
If you can fill the unforgiving minute / With sixty seconds’ worth of distance run – 
Yours is the Earth and everything that’s in it, /
And – which is more – you’ll be a Man my son!