Mostrando las entradas para la consulta thoreau ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta thoreau ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Anochecer en Alicante

Anochecer en Alicante
"Es muy hermoso y placentero contemplar la Luna", dijo Galileo Galilei y él fue el primero en observarla con detalle. El cielo rojizo del atardecer se adelanta a la Luna, que a su vez se anticipa a las estrellas, sobre las que Henry David Thoreau glosó: "Al anochecer, las estrellas salen gradualmente, como un rebaño, tras las colinas y los bosques. Cuando se contempla, hay que confesar que nadie habría podido idear una noche más fascinante e inspiradora".
Anochecer en Alicante
¿Qué más se puede decir de la Luna, de la que tanto hemos escrito, que admiramos y adoramos cada noche? Y la Luna ampliada vista desde Alicante hace un año, período que no es nada para un satélite que ha visto todo la historia de la humanidad como el último minuto de su larga vida,...

¡El eterno Ahora de la soledad!

No es la soledad lo que espanta, sino las voces que la pueblan. Víctor Hugo
La soledad es una exasperación ontológica de nuestro ser. Se es más de lo necesario. Y el mundo, menos. Emile M. Ciorán
La soledad no significa estar solo. Noël Pierce Coward
Es en la soledad cuando estamos menos solos. Lord Byron
No encontré jamás un compañero más sociable que la soledad. H. D. Thoreau
El secreto de la soledad es que no existe soledad. Joseph Cook
El valiente no conoce la soledad. Proverbio ruso
La soledad es la suerte de todos los espíritus extraordinarios. Schopenhauer
Puede adquirirse todo en la soledad, excepto el carácter. Stendhal
La soledad es tan necesaria a la imaginación, como la sociedad es saludable para la educación del carácter. James Russell Lowell
La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo. Gustavo Adolfo Bécquer

Hacen falta dos

Casi todo lo que tiene de grandioso esta vida requiere dos personas.

Una entrañable canción repite en su estrofa: 'Siempre hacen falta dos, para hacer algo importante, siempre hacen falta dos'. Desde niños aprendimos que para jugar, hacen falta dos. En la juventud, sentimos que para la amistad hacen falta dos almas. Y pronto descubrimos que para bailar y para besar, hacen falta dos corazones.

Para amar sólo hacen falta dos pasiones que se disputen por ser cada una de ellas quien más ame. Para casarse, hacen falta dos compromisos. Para el milagro de que nazca una nueva vida, se precisan dos destinos entrecruzados.

Para educar, para cuidar, para ayudar, para crear felicidad… hacen falta dos seres humanos. Para dialogar hacen falta dos inteligencias. Para comunicar, para negociar y hasta para pactar hacen falta dos voluntades. Thoreau dijo que para decir la verdad hacen falta dos personas: una que quiera contarla y otra que desee escucharla. Para que estas palabras tengan algún sentido, también hacen falta dos: quien lo escribió y tú si al leerlas decides compartirlas.