Mostrando las entradas para la consulta Buda ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Buda ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Nos gusta leer,...

"Que los libros les acompañen", mensaje final de Lisa Bu.
Los libros son puertas mágicas que nos abren a nuevos mundos.
Honrar a tu padre y a tu madre es más que obedecerles.
Interesantes las diferentes tentaciones a Jesucristo y a Buda.
Post recuperado tras años en estado de borrador desde 2014.
Libros de la Navidad 16-17
Más entradas sobre literatura educación.

Peso91,2 Kg (IMC=27.2)Adelgazar hasta 84 Kg (IMC=24,9)

Cada mañana nacemos de nuevo

Amanecer desde Getxo
Cada mañana nacemos de nuevo.  Lo que hacemos hoy es lo que más importa. Es una cita atribuida a Buda. Cada despertar es una ventana de amanecer, una puerta de vida. Hemos de levantarnos con los dos pies de golpe, anunciando al mundo que allí vamos, que nos espere muy pronto, que nos disponemos a la faena desde el minuto en que abrimos los ojos.

Cada día es una nueva oportunidad, o cada día tiene su afán (Mateo 6:25 34). Otros más prosaicos apuntarían que, simplemente, el planeta Tierra ha girado una vuelta completa respecto a su propio eje. Pero ahí está en cada alba, nuestra estrella Sol, asomando por el Este. Hoy es el día idóneo para tratar de ser quien siempre has querido ser.

Cada semana es más fácil fijar un hábito, o una buena costumbre que se asienta con siete días de repetición. Es un cuarto del ciclo lunar, una fase de la Luna como referencia astronómica. Es un período incluso cambiable. De hecho, la revolución francesa lo hizo y aplicó con "semanas que desaparecieron" por su origen bíblico y fueron sustituidas por "décades" de diez días para priorizar el sistema decimal.

Cada mes es un ciclo lunar completo, con sus efectos en mareas, que se aprecian diariamente por nuestra rotación. Cada mes es una medida de reflexión, de análisis de cómo el tiempo va transcurriendo, de valoración de nuestra acción para mejorar nuestro entorno humano y físico. Enero, como primer mes, nos demuestra ese carácter cíclico de toda forma de vida,... 
Enero: Ese mes que nos demuestra que en la vida cada final es un nuevo comienzo
Cada año nuevo, hagamos un nuevo plan tras repasar el anterior, con unos objetivos y un calendario, que es lo que convierte una idea en una realidad con un calendario de trabajo duro y, más que nada, constante. 

Cada década es un hito de parada y reinicio. Sobre todo a medida que se van sucediendo los lustros y décadas,... Por todo ello, estos días son críticos. Hemos de fijar metas, a corto, medio y largo plazo. Confrontarlas y mejorarlas con nuestros equipos familiares, de amistades y laborales. Una vez fijada la programación, habrá que ser implacables con su cronograma.

Disfrutemos, aprendamos, ayudemos y agradezcamos cada segundo de vida, cada minuto de acción, cada hora de labor o descanso, cada mañana soleada o lluviosa, cada mediodía de comida o sobremesa, cada tarde de lectura o escritura, cada noche de amor o pesar, cada semana, cada estación trimestral,...

Peso92,6 Kg (IMC=27.7)Adelgazar hasta 84 Kg (IMC=24,9)

Parodias del exceso de corrección política

 Políticamente incorrecto,... en demasía,... Edadistas, sexistas,... en un futuro que ha llegado (2016). ¡Oh, Dios, Buda, Alá, Viznú, Tumblr, Google,...!
¿Nos estamos pasando con lo que es o no es correcto?
Lo primero que se puede llevar por delante es el humor,... Sigue y cierra la traca final,... 
 Mucho más en el Canal YouTube de Neel Kolhatkar que dirige y actúa en estas grabaciones. Al hilo de todo esto: ¿Y si Clint Eastwood tuviera razón? Hacia una sociedad adolescente. Y si incluso ha ayudado a Trump ser políticamente incorrecto,...

Nota final: Lo cierto es que no recomendamos seguir la senda de YouTube de vídeos asociados, porque lo políticamente incorrecto lleva a oscuros rincones de baja democracia y mínima tolerancia.

El valor de la introversión

Nos sumamos con este post, ¡qué facil y seguro es!, al gran binomio de posts de Julen Iturbe-Ormaetxe y Lorena Fernández para reivindicar el valor de la introversión y recuperar su valoración ante el desmedido crédito que goza la extraversión. El vídeo TED de Susan Cain es una delicia con la que nos identificamos desde sus primeras palabras. Nos reconocimos en esas lecturas en grupo, en silencio absoluto, pero acompañados. Y su referencia a los grandes líderes... introvertidos, como Gandhi, es definitiva.

Suscribimos las tres recomendaciones finales de Susan Cain : 1º Detengan la locura del constante trabajo en grupo. 2º Vayan al desierto (tengan sus propias revelaciones, como Buda). 3º Echen una mirada a lo que hay dentro de su propio bagaje y por qué lo pusieron ahí.

La extraversión (mejor que decir extroversión) ha devenido en un valor de moda, desde el momento en que se asumió como necesario el trabajo en grupo. Y, por falso silogismo, se arrinconó a la introversión como una actitud a corregir. Sin embargo, y como recomienda la Wikipedia, lo óptimo es "obrar en función de un equilibrio entre la introversión y extraversión, sin seguir una forma fija de responder al mundo".

La educación misma ha incurrido en esa apuesta desmesurada por la extraversión, ignorando el inmenso potencial de la introversión. Lo adecuado sería analizar y explotar ambas fórmulas para convertirnos en ambivertidos, sabiendo estar a gusto en plena soledad, donde se forja la personalidad, y en medio de la gente, donde contribuimos con la acción que sigue a la reflexión.

Los ambivertidos, en general, se adaptan más fácilmente a la vida y a sus dificultades, al tiempo que tienen más éxito al tratar con personas. Se dice que son, a menudo, los mejores profesores, directivos y buenos padres. Los bloggers suelen tender a la ambiversión, dado que se requiere simultáneamente una capacidad de volcarse en la escritura cotidiana mientras se asiste al espectáculo de la vida social.

Más conferencias TED subtituladas (ya hay muchas charlas traducidas).

Acaba el Zinemaldia 2007

Ha terminado el Festival Internacional de Cine de San Sebastián con este palmarés:
Concha de oro a la mejor película: ‘Mil años de oración’ de Wayne Wang.
Concha de plata al mejor director: Nick Broomfield por ‘Battle for Haditah’.
Concha de plata al mejor actor: Henry O por ‘Mil años de oración’.
Concha de plata a la mejor actriz: Blanca Portillo.
Premio especial del jurado: ‘Buda explotó por vergüenza’ de Hana Makhmalbaf por ‘Siete mesas de billar francés’. Más en la vía: BlogDeCine.

Máximas del “pequeño Buda

  • Vive todos y cada uno de los días como si fuera el último de tu vida. Un día tú acertarás.
  • Niños en el asiento delantero pueden causar accidentes. Accidentes en el asiento trasero pueden causar niños.
  • Si no puedes ayudar, molesta. Lo importante es participar.
  • Si crees que el mejor camino para llegar al corazón de un hombre es por el estómago, es mejor que sepas que estás apuntando muy alto.
  • Si eres capaz de sonreír cuando todo está errado, es porque ya descubriste en quien poner toda la culpa.
  • Quien da importancia a pequeñas cosas es esposa de japonés.
  • Mujeres son como piscinas: sus costos de mantenimiento son muy elevados comparados con el tiempo que pasamos dentro de ellas.
  • Nunca, nunca bebas cuando conduzcas. Puedes derramar la cerveza.
  • Por mayor que sea el agujero donde caigas, sonríe. Todavía no hay tierra encima.
  • Algunos jefes son como las nubes. Cuando desaparecen el día se vuelve maravilloso.
  • Errar es humano. Colocar la culpa en otro es estratégico.
  • Los hombres mentirían mucho menos si las mujeres no preguntaran tanto.
  • La mujer se casa pensando que él un día cambiará. El hombre se casa pensando que ella nunca cambiará. Ambos se equivocan.
  • Todo tu futuro depende de tus sueños. ¡No pierdas tiempo, vete a dormir!
  • Las personas inteligentes están siempre llenas de dudas… (¿Será verdad?)
  • Si todo lo que es bueno y delicioso dura poco, yo ya debería estar muerto hace mucho tiempo…

(Humor, un poco basto, recibido por e-mail masivo)

Con-vencedores y con-vencidos

Algunos prefieren ser vencedores con - vencidos. Muchos preferimos que todos pasemos de vencidos en la violencia a convencidos en la paz.

Es eterno el tema de vencedores y vencidos. La ley del universo y de la historia es contundente: ¡Ay de los vencidos! Pero los vencedores más célebres parece que se sorprendieron de lo significa vencer sin convencer. Napoleón señaló: “Lo que más me extraña de este mundo es la impotencia de la fuerza. De los dos poderes, fuerza e inteligencia, a la larga el sable siempre es vencido por el espíritu” o “Un gobierno que sólo se sostiene en las bayonetas es un gobierno vencido”. Su gran adversario, el Duque de Wellington, también opinaba que “Únicamente una batalla perdida puede ser más triste que una batalla vencida”.

Más recientemente otros han hablado de vencedores y vencidos. Pinochet se delató cuando declaró: “Aquí no hay ni vencedores ni vencidos, pero sepan estos últimos”... Más cercanamente, Fraga Iribarne declaró: “La victoria en la guerra sólo se consigue cuando se hace ganar también a los vencidos”,… en la etapa de la transición. El mismo Juan Carlos I recordaba que “No quería, a ningún precio, que los vencedores de la guerra civil fueran los vencidos de la democracia”. Pero la mejor cita es la de un clásico (Lucano): “¡Tan miserable es salir vencedor en una guerra civil!”.

La humanidad no ha conocido hasta la fecha sino una historia de odio, donde no cabían más que dos héroes: Hamlet, el impotente, y Macbeth, el vencedor. Y ambos son atormentados por espectros. Con ese maniqueo esquema bipolar, de buenos y malos, de vencedores y vencidos,… hemos crecido. Los filósofos lo mitigaron, pero no lo superaron. Nietzsche sugirió “También los vencedores son vencidos por la victoria”, o Maquiavelo creyó “Los pueblos sométense voluntariamente al imperio de quien trata a los vencidos, no como enemigos, sino como hermanos”.

Son insuficientes consejos como éstos, porque suponen que debe haber vencidos: “Con la misma mano con que vence, protege a los vencidos. El vencedor siempre honra al que ha vencido. Es perdonar al vencido, el triunfo de la victoria. La mayor satisfacción del vencedor consiste en perdonar al vencido. La paz es conveniente al vencedor y necesaria al vencido”. Ya no queremos victorias, ni victorias ni victoriosos que impliquen vencidos. La concordia crea invencibles, invencibles convencidos y sin vencidos. Quien domina por la fuerza no ha vencido a su enemigo. Preferimos el amor, en cuyas contiendas es indiferente vencer o ser vencido, porque siempre se gana.

Quizá, en ocasiones, la vida nos vence, y el sentimiento de vencidos se mantiene. Pero no es vencido sino quien creer serlo. Ya no aspiramos a ser vencedores de otros, sino de nosotros mismos como Buda predica: “vencedor es quien se vence a sí mismo”. Sin necesidad de que nos enfrentemos los unos con los otros, la vida nos somete a una escuela de adversidad, frente a la desigualdad, frente a la enfermedad, frente a la muerte. La naturaleza humana nos orienta hacia la solidaridad con las víctimas, con quienes generosamente no buscan revancha sino el fin del infortunio para todos.

El concepto vencer es propio del caduco lenguaje militar: en una civilización madura el gran verbo es convencer. En la guerra, sea quien sea el que se pueda llamar vencedor, no hay ganador, sólo perdedores, sólo hay vencidos; en la paz, todos somos ganadores y vencedores de nosotros mismos. Una sana democracia no acoge vencedores y vencidos, sino que sólo caben convencedores y convencidos. Pidamos a nuestros dirigentes que se transmuten, yVersión .DOC para imprimir convirtámonos cada uno de nosotors, en vendedores de paz ante nuestros convecinos.

Imprimir con: mikel.agirregabiria.net/2006/convencidos.htm