Mostrando las entradas para la consulta Al Gore ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Al Gore ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Libros escolares digitales

El desarrollador de software Mike Matas hace una demostración del primer libro interactivo para el iPad en versión integral, rico en vídeos ingeniosos, gráficos para navegar e increíbles visualizaciones de datos para entretenerse. El título del libro es "Our Choice", escrito por Al Gore; es un producto derivado de "Una verdad incómoda".

Ya existen libros digitales interactivos, auténticos ODE Objetos Digitales Interactivos, muy superiores al mero paso del papel a documentos PDF, más o menos enriquecidos con imágenes, vídeos, códigos QR,... El presentador es Mike Matas, @mike_matas, co-fundador del proyecto, y un especialista en el diseño de interfaces de usuario, muestra cómo van incorporando simulaciones interactivas, variados modos de visualización de múltiples datos,...
Esta obra, está disponible en inglés en iTunes norteamericano, por una inversión de 4,99$.

Nueva educación... sin esperar a nadie (Reducación 2, crisis educativa)

Esta entrada es la segunda parte de una serie de tres posts encadenados, que se publicarán a razón de uno por día (ayer, hoy y mañana), concluyendo en una nueva propuesta sobre educación. Incluye dos vídeos con fuertes críticas sobre el sistema educativo actual. Están centrados y se refieren específicamente a Estados Unidos y el Reino Unido. No porque su educación sea peor que otras de su entorno, sino porque su periodismo (incluido WikiLeaks) es mucho mejor que el que abunda por nuestros lares...

Abunda en la misma idea de esta trilogía de posts. Estábamos "esperando a Superman", cuando descubrimos que "nosotros somos quienes hemos estado esperando"... El primero, Waiting for “Superman, a Documentary about School Choice, es una dura reflexión sobre si estamos ayudando a que se cumplan los sueños escolares de nuestra infancia. La escuela está fallando, continúa. Con palabras muy contundentes, con conocimiento de causa, concluyen: "Algo está fallando en el sistema educativo". En un ranking educativo ubican a EE.UU. entre... España y Portugal, y el alumnado estadounidense sólo es el primero... en autoconfianza. Eso, y autocomplacencia, es lo que parece abundar entre quienes debieran liderar la búsqueda de una educación de calidad y de equidad. Finalmente, alguien lo describe demasiado gráficamente: "Nuestros niños y niñas están en un Titanic,... y van a naufragar".

Y no es un vídeo cualquiera. Su autor es Davis Guggenheim, director oscarizado y creador de tres de los cien mejores documentales de todos los tiempos, con obras como "Una verdad incómoda" An Inconvenient Truth, con la que Al Gore viajó por todo el planeta y le sirvió para ganar el Nobel de la Paz,... It Might Get Loud, y Waiting for 'Superman').
El segundo vídeo, We are the people we´ve been waiting for, con una bellísima melodía y una cuidada realización muestra cómo Bill Clinton prometía que la educación de la ciudadanía sería la mejor posible, y cómo Tony Blair al principio de sus mandatos aseguraba que sus tres prioridades eran: "Educación, educación y educación". Con una claridad que muchos agradeceríamos se dijese entre nosotros, porque ni a entusiasmar tanto se atreven nuestros políticos.
La música de fondo personaliza a la juventud actual, y advierte que habrán de enfrentarse a un mundo complejo y dificultoso como nunca lo hubo en el pasado. Predice que los problemas no van a desaparecer, sino que -de hecho- aumentarán. Por ello, nuestras generaciones más jóvenes habrán de ser más preparadas, más inteligentes y más capaces de adaptarse que nunca. Y el único camino es la educación. Termina diciendo: "Somos la juventud de hoy y hemos de asumir el protagonismo de nuestra propia educación. Sin esperar a nadie. Nosotros somos quienes hemos estado esperando". Maravilloso mensaje que ojalá adopte como lema nuestra juventud.

Esta entrada es la segunda parte de una serie de tres posts encadenados, que se publicarán a razón de uno por día, concluyendo en una nueva propuesta sobre reducación.

Obama, Premio Nobel de la Paz

¡Ojalá esté Barack Obama la altura de los demás Premios Nobel de la Paz! No es el primer Presidente de los Estados Unidos que lo recibe, Theodore Roosevelt lo fue en 1906 (arriba en medio de la foto). Ni siquiera el segundo, que lo fue en 1919 Woodrow Wilson (a la derecha de la foto superior). También lo recogió Jimmy Carter en 2002 y el vicepresidente Al Gore en 2007. Pero sí es primer Presidente en ejercicio, con menos de un año gobernando EE.UU. En este caso, más que reconocimiento a una labor de décadas y a la dedicación de toda una vida. Ahora se trata de una apuesta de futuro, intentando crear un compromiso de futuro. Esperemos que no defraude una esperanza mundial de semejante calibre. Obama sí puede cambiar el mundo, o al menos intentarlo mejor que nadie desde su posición actual y con el recorrido histórico del que aún dispone.

 
Muchos sabemos, y él mismo lo reconoce, que aún no se merece este Premio Nobel de la Paz. También, nos seamos ingenuos, que es difícil compatibilizar la Presidencia del país más armado del mundo con el mérito de ser quien nos encamine hacia la paz. Quizá lo logre. La humanidad sí está preparada para ayudarle, aunque haya muchos intereses en su contra. Pero somos multitudes quienes queremos que aspire y llegue a ser un digno sucesor de personajes históricos que le precedieron como Martin Luther King (1964), Teresa de Calcuta (1979) o Nelson Mandela (1993).

Tony Robbins en TED

Aunque habla a una velocidad endiablada (hasta en los subtítulos), Tony Robbins siempre es un gran inspirador. Nos ayuda a saber cómo nos motivamos las personas: No con pensamientos, sino con emociones, con pasiones.

Comenta dos lecciones principales. Una es: Está la ciencia del logro, de que casi todo lo que se ejecuta se domina hasta cierto punto. Pero la otra lección de la vida que raramente se domina, es el arte de la satisfacción. Porque la ciencia es fácil, ¿cierto? Conocemos las reglas. Escribes el código, lo sigues,... y obtienes los resultados. Un vez que conoces el juego, tú simplemente, pues, vas subiendo el listón. Pero cuando se trata de la satisfacción, es un arte. Y la razón tiene que ver con la apreciación y con la contribución.

El fracaso no se fundamente en la falta de algo externo (conocimiento, dinero, tiempo, tecnología, el mejor gerente,... o el apunte humorístico de Al Gore, la Corte Supremas). Para Tony Robbins el factor determinante nunca es el recurso (o su falta), sino el ingenio.

Tony Robbins cree que hay seis necesidades humanas. 1ª La Certeza. 2ª La incertidumbre. Ambas se complementan. 3ª La significancia (el sentirse importante). 4º La conexión y el amor. Estas cuatro primeras se llaman necesidades de la personalidad, y las dos últimas son necesidades del espíritu. 5ª Debes crecer. 6ª Contribuir más allá de nosotros mismos. Necesitamos trascender más allá de nuestra limitada existencia.

Numerosas entradas etiquetadas como TED.
Ocho vídeos TED con la sabiduría de la juventud.
Las doce mejores lecciones educativas  en TED.
Una reciente selección de las conferencias TED más populares.

Una incómoda verdad

Si amas a nuestra humanidad y a nuestro planeta, NO PUEDES DEJAR DE VER...
Si no ves este film, comienza a pensar qué les dirás a tus hijos cuando te pregunten por qué nunca les contaste sobre estos temas... Un trailer del VÍDEO está AQUÍ. En castellano, puede verse fragmentos como ÉSTE (4 minutos) o ÉSTE otro (con Al Gore de presentador),... Web: www.climatecrisis.net

Evita y recicla el papel


El mensaje es correcto y digno de ser compartido.

Quizá en el decálogo de Al Gore podían haber dicho algo más del gasto inútil de papel, especialmente en el embalaje.

Leído en OcioCrítico.

Niños enemigos


¿La exaltada seguridad debe prevalecer sobre los derechos humanos?



Publican los periódicos la horripilante noticia, perdida en la sección de información internacional, de que el Gobierno Bush libera a 3 niños de Guantánamo porque "no poseen información válida y ya no representan una amenaza para la seguridad nacional”. Estos “enemigos” tenían entre 11 y 13 años cuando fueron capturados hace 24 meses en Afganistán, donde serán retornados con la ayuda de una ONG. Según el ejército norteamericano “la edad no es un factor determinante. Nosotros detenemos a combatientes enemigos que atacan a nuestras fuerzas armadas o ayudan a quienes lo hacen”, y aseguran las fuentes militares que la campaña de presiones encabezada por grupos de derechos humanos de todo el mundo no ha influido en su decisión de liberarlos, que se produce únicamente porque ahora se les considera “no peligrosos”.

Estos críos, junto a otro centenar de chiquillos que no alcanzan ni la edad de la preadolescencia, han permanecido incomunicados al igual que todos los prisioneros en el campo de concentración de Guantánamo. Mientras la lenta justicia estadounidense estudia varios recursos sobre la constitucionalidad de la detención indefinida de estos presos sin que les formulen cargos y acepta, a instancias del abogado representante de la administración Bush, Ted Olson (el mismo que convenció a los magistrados en 2000 de que Gore no debía ser el presidente), el desquiciado argumento de que “otorgarles el derecho a defensa a los sospechosos de terrorismo interferiría con los interrogatorios claves para la seguridad nacional”.

Estos sucesos son repulsivos, ¿o sólo nos lo parece así a algunos? El fatídico 11-S se evaporaron todas las esencias democráticas del mundo occidental y se propagó algún extraño virus (no aquel ántrax del que nunca se volvió a hablar), que ha pervertido nuestras almas en pro de la idolatrada seguridad, y parece que ya ni la infancia es inocente. Muchos jamás aceptaremos la culpabilidad de un niño, ni un castigo de alejamiento de su familia y entorno. Milton dijo que “de todas las personas, los niños son las más imaginativas porque se entregan sin reservas a todas las ilusiones”. Esos niños procedían de familias talibanes y, simplemente, querían a sus padres. Eso no es un delito.

Se agolpan los pensamientos de educadores y filósofos que supieron valorar la infancia y cuyas enseñanzas parece que hemos olvidado: Da un poco de amor a un niño y ganarás un corazón. Debe cultivarse en la infancia preferentemente sentimientos de independencia y dignidad. El amor es para el niño lo que el sol para las flores: No basta pan: necesita caricias para ser bueno y para ser fuerte. Los niños necesitan más de modelos que de críticos. El niño es como un barro suave donde puedes grabar lo que quieras... pero esas marcas se quedan en la piel... esas cicatrices se marcan en el corazón... y no se borran nunca. Terminemos con dos axiomas: Los niños usan los puños, hasta que alcanzan la edad en que pueden usar el cerebro, de Robert Browning y la de Juvenal: El niño es acreedor al máximo respeto.

Letras ganadoras

Descubre el poder oculto de los apellidos largos (o el tamaño sí importa)

Los habitantes de las remotas montañas de Kentucky, casi analfabetos, sabían siempre de antemano (antes de las encuestas preliminares) cuál de los dos candidatos sería el próximo Presidente de los Estados Unidos. Los periodistas desplazados se sorprendieron con tales dotes de adivinación y más cuando averiguaron su simple e infalible método: El apellido del ganador contenía más letras.

Este predecible sistema válido desde 1789 con George Washington que no tuvo opositor, ha funcionado casi sin excepciones durante todo el siglo XX. McKinley ganó por dos veces a Bryan; Roosevelt a Parker; Harding a Cox; Coolidge a Davis; Hoover a Smith; Roosevelt en 4 ocasiones a Hoover, Landon, Wilkie y Dewey; Truman a Dewey; Eisenhower dos veces a Stevenson; Kennedy a Nixon (aunque luego éste ganó a Humprey y McGovern); Ford, que lo tenía mal sólo fue presidente por renuncia de Nixon, y luego perdió contra Carter; Reagan disputó cerradamente a Carter; Bush padre sí ganó a Dukakis, pero perdió contra Clinton, quien también venció a Dole; y finalmente entre Bush y Gore la disputa no pudo ser más cerrada. Así pues, Kerry ganará a Bush, por un margen pequeño pero definitivo.

Desconozco desproporcionadamente la extraterritorialidad e interdisciplinariedad de esta metodología, pero si aceptamos contrarrevolucionariamente su internacionalización, quizá Rodríguez Zapatero haya errado al rebautizarse como ZP frente a Rajoy. Que aprenda de lo sucedido a Mas contra Maragall o Carod-Rovira.