Mostrando las entradas para la consulta superación ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta superación ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Encuentro final de "Enrédate, mujer": Twitter Coffee Fusion

Anoche celebramos el encuentro final de "Enrédate, mujer": Un Twitter Coffee Fusion en el High Tech Tamarises Hotel Getxo. Era el acto final del curso Sarean sartu, organizado por GetxoBlog bajo la coordinación de Teresa García Oviedo cumpliendo la última de sus cuatro citas a lo largo de tres meses. La noche con lluvia incesante no animaba a acudir a la playa de Ereaga con un oleaje espectacular en medio de una alerta por viento huracanado.
A pesar de todo ello, allí nos reunimos un grupo final con las últimas participantes, en una charla que tras una breve presentación fue dirigida por las propias participantes que señalaron exactamente cuáles eran los propósitos tras la formación recibida. También en la conversación tomando café y pastas en la sala anexa sirvió para ir resolviendo temas muy concretos según las diferentes circunstancias que habían motivado su presencia continuada en las cuatro tardes-noches donde habíamos ido recorriendo temáticas de redes digitales, identidad híbrida, empoderamiento a través de Internet, posibilidades y riesgos del blogging y mricoblogging,...
Fue una agradable conclusión de una iniciativa que ha cumplido el periplo previsto. Nos queda pendiente una valoración más detallada, pero la impresión general ha sido positiva. Quizá no se ha podido abordar debidamente la tarea de creación de perfiles personales en las diversas redes, pero sí se ha cumplido lo esencial que era la demostración del poder de las redes para influir con mayor peso en la realidad social en la que convivimos hombres y mujeres.

Hubo importantes aportaciones como la presencia o no de la perspectiva de género en lo más básico del debate en el ciberespacio, comenzando por la no superación de un lenguaje sexista desde el momento en que "user" se traduce por "usuario" ignorando al inmenso colectivo de "usuarias",...
Fotos de la reunión y algunos vídeos parciales (no se grabó la totalidad del encuentro): , y .

Gratis, pero no desinteresado

Bokeh con Corazones
En la política vasca está de moda, desde hace dos años, los favores gratis de unos partidos a otros. El PP apoya gratis, sin aparentes contra-prestaciones, al PSE para que gobierne en solitario. Y ahora, Bildu asegura gratis el apoyo al EAJ-PNV en Araba, sin pedir nada a cambio. 

Esta modalidad quizá se debe a un escenario plural y complejo. Aunque complejo no significa nada malo (a menos que quienes gestionan la política sean muy simples), pero parece que nadie lo entiende así, y plural es consustancial a la democracia. 

La gratuidad en los apoyos, siendo optimistas, podría entenderse como una superación del cambalache habitual de tú me apoyas aquí y yo te devuelvo el favor allá. Cosa harto difícil de entender a escala municipal, porque a los habitantes de aquí puede que no votaran para que les cambien los resultados de su municipio por lo suceda allá

Gratis tampoco significa falto de interés. Habitualmente la cesión es un préstamo cuyos intereses se cobran en diferido, o un cálculo para alcanzar una ventaja en un futuro más o menos lejano. También, con carácter general, el ofrecimiento suele ser comprensible por quienes votaron al partido donante. Al menos, deben considerar la concesión como un "mal menor",... frente a las alternativas que se generarían sin ese movimiento. 

La generosidad política siempre se agradece y se recompensa, tarde o temprano, por el electorado. Pero especialmente cuando no trata de distorsionar en demasía la "plural y compleja" voluntad popular. Por ello, si ante la época que nos ha tocado vivir, con fenómenos como los "indignados" cuyo descontento es compartido en diferente grado por muchos, convendría tasar debidamente los "regalos envenenados" que se pueden cruzar los partidos políticos. 

Si la ciudadanía advierte que el poder político está al servicio de otros "poderes fácticos" que imponen decisiones ajenas a las urnas, crecerá peligrosamente la brecha entre la clase política y el electorado. Los partidos pueden y deben valorar las consecuencias sociales y económicas a medio y largo plazo de sus decisiones políticas, pero están al servicio del bien común atendiendo a razones derivadas de la representación que les ha encomendado el pueblo. 

Necesitamos liderazgos políticos, incluso de naturaleza sincera y estricta que pidan y se apliquen la austeridad que requiere el momento histórico. Basta de confiar en que lleguen favorables ciclos económicos exógenos que han de propiciarse y acelerarse tanto como se pueda.

Post que estuvo en borrador desde el 25-5-2011. 
Recuperado retrospectivamente diez años después.

Política digital en 2010, nuestra opción políRica

Política digital en 2010
Hemos recibido de manos de sus editores Miguel Ángel Casado, Igor Filibi, Estefanía Jiménez, Jone Martínez e Iker Merodio la publicación de "Política y medios de comunicación: reflexiones poliédricas sobre una realidad compleja". Incluye entre las páginas 69 y 74 nuestra aportación, bajo el título de "Política digital en 2010", que hemos anexado arriba.

Es nuestro alegato a favor de una evolución hacia una política más lírica, políRica, que recomendamos leer en el PDF anexo que se puede descargar de la red. Entresacamos algunas de las tesis expuestas:
  • ... Todo lo relacionado con la nueva realidad digital ha alterado y completado nuestra identidad personal y colectiva. Aspectos que formaban parte de nuestra intimidad, por deseo propio o por imposibilidad de darlo a conocer, son expuestos al dominio general bajo un nuevo epígrafe de la “extimidad” en todas sus facetas. La comunicación se ha multiplicado porque los canales de las redes sociales se han desplegado y siguen creciendo...
  • Toda esta realidad social está calando a velocidad gradual, acelerada e imparable en nuestras vidas. Lo previo, el Internet de masas semejante a los medios de comunicación previos por otra vía (denominada web 1.0), ha dado paso a los blogs, los wikis, el comentario y la innovación accesible para toda la población en el fenómeno 2.0 que caracteriza la actualidad digital. Su impacto ha sido y seguirá siéndo irreversible en ámbitos como la educación, la comunicación, la publicidad, la captación de fondos, la gestión de empresas o instituciones, aspectos todos ellos que componen la quintaesencia de la Política, cuyo modo de funcionar se resiste por inercia como ha sucedido en los campos citados, hasta que el tsunami de lo 2.0 ha desbordado todas las reticencias del pasado.
  • En una sociedad como la nuestra, el País Vasco en el Estado Español y en la Unión Europea, son numerosas las reflexiones sobre cómo habría de propiciarse una Politika 2.0 para aprovechar la disponibilidad de herramientas tan poderosas para perfeccionar nuestra democracia, siempre perfectible como cualquier sistema humano.
  • La malhadada pervivencia de la cruel violencia política nos marca como país y como ciudadanía y nos desalienta como seres humanos. Podría decirse, que ha llegado a bloquearnos en nuestras formulaciones democráticas, que se ha caído en una rueda de desánimo y de rutina donde se ha instalado el enfrentamiento partidista, la simplificación del maniqueísmo y lo peor, el hastío de gran parte del electorado, especialmente grave en el caso de la juventud, que no se ve representada por la clase política vigente.
  • La ciudadanía, a la que no se ha cultivado ni formado debidamente en temas políticos con una visión de altura y de futuro, ha llegado a considerar estadísticamente que la misma clase política es uno de sus mayores problemas, ascendiendo imparablemente en la escala de peligrosidad. Si llegados a este punto, al borde del precipicio, no se aprecia paladinamente la necesidad de reformar en profundidad la manera de hacer política es que nuestra ceguera es alarmante.
  • Afortunadamente contamos con grandes aliados, comenzando por el propio sentido común generalizado entre la población, y su infinita paciencia con quienes gobiernan y gestionan la cosa pública, aunque todo tiene un límite que no conviene tensionar más. Además, también la red y sus ilimitadas capacidades de conexión social pueden propiciar caminos de empoderamiento de la sociedad civil, permitiendo una mayor (porque casi estamos en cero)
    participación política.
  • Cuando se analiza con una visión 2.0 la decimonónica política al uso, es patente sus palmarias insuficiencias… y su necesaria innovación en profundidad. Citemos algunas de las más penosas deficiencias: la democracia representativa se ejerce por listas de candidaturas desconocidas, sin primeras vueltas, sin apenas consultas durante las legislaturas, con cámaras parlamentarias multiplicadas (3 ó 4 forales, autonómica, dos estatales y otra europea) e ineficaces, donde cada persona no sabe quién le representa (ni siquiera la representación conoce su distrito), con un altísimo coste desde los centenares de alcaldías, concejalías, con nada menos que 112 municipios sólo en Bizkaia para menos de 1.200.000 habitantes, para una escasa representación del electorado. Como resultado de todo ello, sigue siendo “el principal partido, la abstención”.
  • Ante esta situación, que sólo complace a quienes disfrutan de las “ventajas” de haber sido elegido por una cúpula partidista para ir en los primeros puestos de una lista cerrada, es precisa una reflexión conjunta, pausada e inmediata partiendo de una realidad, incontestable para la gran mayoría: el sistema es, quizá el menos imperfecto, pero urge su rápida y profunda remodelación.
  • Bien es cierto que estamos tratando una materia muy delicada, la política, (también lo es la educación, la comunicación,…), pero posponer la renovación nos llevaría a una situación más dramática y difícil. Justamente en una época de crisis económica y social, la atención al sistema político (y a su propia enmienda) es inaplazable.
  • Aunque la mudanza deberá efectuarse con una prudente gradación, las modificaciones menores -pero significativas- no pueden aplazarse ni un minuto más. Derivado del contrasentido de tanta representación política de personas desconocidas para sus votantes, habrá que sistematizar con mayor eficiencia y eficacia quién es quién en cada puesto de responsabilidad política. Las camarillas que dirigen todo el país se concentran en apenas unas pocas personas, de cuatro o cinco formaciones políticas, aunque luego sean casi un millar (en Euskadi) quienes ocupan cargos, demasiado teledirigidos desde sus centrales de partidos. El resto de la sociedad apenas logra articular una participación con los contados órganos de barrio, plataformas ciudadanas, o sindicatos y organizaciones empresariales cuya estructura no es exactamente democrática. El grueso de la ciudadanía, ante tal panorama, parece desentenderse… y refugiarse en la queja y la atribución de la clase política… como uno de sus mayores problemas.
  • Por todo ello, se debe dar voz a la ciudadanía, algo que ya es perfectamente posible a través de las redes 2.0. La blogosfera apenas se está utilizando, y sólo para reproducir el mismo tipo de comunicación de masas que se encauza por prensa o medios audiovisuales. Pero la web 2.0 puede superar, sin siquiera eliminar aunque sí reposicionar, los sistemas de mera información anteriores, porque su capacidad de interrelación permite perfeccionar aquellas formas de comunicación unidireccional y complementar sus cauces permitiendo una intercomunicación desconocida e inimaginable hasta la fecha.
  • La inteligencia colectiva de un electorado 2.0 supera al saber del subconjunto de su "simpatizancia" 2.0, y más aún el del subgrupo aún más reducido de la militancia 2.0, y mucho más que la sabiduría de esas decenas de cargos políticos e infinitamente más que el conocimiento de sus contados miembros de la cúpula. Más aún, todos los partidos políticos podrían aprender mucho si extienden el colectivo de exploración y recaban la opinión del conjunto de la ciudadanía a través de procedimientos enteramente abiertos del crowdsourcing, como lo hacen empresas e instituciones en ámbitos planetarios.
  • La ciudadanía ya no sólo es "consumidora" de una opción política, sino "productora" de ideología y de soluciones también. El concepto de "prosumer" o "prosumidor" es perfectamente aplicable a la política, y ello disuelve las diferencias entre militancia y electorado. Antes se consideraba que sólo la militancia podría votar internamente para decidir cuestiones de partido, suponiendo que había un electorado cuyo rol se limitaba a aceptar lo propuesto. Esto ya no cabe a corto plazo: quien vaya a votar una opción partidista debe poder coparticipar en todo lo que sea posible. Sólo si nos sentimos copartícipes de las decisiones políticas, podremos sintonizar y defenderlas como propias.
  • La militancia ciega, de lo que decidan los líderes, es cosa del pasado. El genuino liderazgo es abierto, participativo, busca la suma y la sinergia interna... y externa. La política no deja de ser una actividad más ejercida por seres humanos. En el siglo XXI necesitamos una ciudadanía educada para sentirse personas, antes que nada. Sentirse demócratas, y reconocer las actitudes que no lo son. Y entre demócratas, el resto son matices, legítimos y necesarios, pero destacando lo que de común tiene toda la ciudadanía. Si esto no es entendido, si se prosigue con la política al uso ésta desencantará y aburrirá aún más... A veces, sospechamos que hasta a la misma clase política.
  • La escucha activa y el fomento de la participación ciudadana deben ser el paradigma de los Partidos 2.0, alterando toda su práctica actual de asambleas cerradas, información limitada a militancia, anticipar proyectos para ser sometidos al análisis comunitario. Y todo ello, porque el ciberespacio es una parte esencial de nuestra realidad cotidiana.
  • Parafraseando a Martin Gardner, “nunca subestimes el analfabetismo científico (¿político?) del público”, los partidos se han basado y han abusado de dicho desconocimiento. La formación para una ciudadanía responsable debería ser una premisa y un eslogan para distinguir la democracia interna y externa que caracteriza a cada formación partidista. Desde el liderato se debería proclamar aquello de "la política NO tiene cerebro: use el suyo, el de cada miembro de la ciudadanía", en lugar de lanzar proclamas y simplificaciones, y ello en toda ocasión, antes de entrar en una votación o de cualquier acto político.
  • La blogosfera es una parte palpable de nuestro mundo. La presencia y extensión de las blogosferas políticas, tanto de partidos de estructura convencional como de nuevos partidos nacidos de la web 2.0, podrían perfeccionar la gestión política. De ahí que sea muy recomendable propiciar los primeros encuentros formales de las blogosferas para converger y establecer cauces de participación e interacción. En tanto son más cercanas a la ciudadanía podrían aportar un buena dosis de moderación y de tolerancia, que habrán de ser creciente entre las militancias 2.0 de cada opción política, mientras no se subsuman en un electorado global 2.0.
  • El protagonismo de las blogosferas políticas, como intérpretes de las mayorías y minorías sociales de cada momento, logrará minimizar la abstención (primera medida del fracaso político y de la deserción de la responsabilidad ciudadana) y propiciará una nueva dialéctica política que está naciendo en la red de redes. Además, los partidos podrán emerger desde su fortaleza interna y orientar su liderazgo hacia el electorado que no les vota aún.
  • Así se avanzará en el camino de la historia. Según Carl von Clausewitz la política era una continuación de la guerra por otros medios. Aquella política, la única que hemos conocido, fue una afortunada superación de la guerra. Y una política 2.0 será una evolución de la política 1.0. Porque la política de la que parecemos no poder escapar apenas supera la conversión de los cuarteles en parlamentos, pero aún los discursos políticos suenan como arengas militares, y las jerarquías partidistas remedan demasiado bien los galones prusianos.
  • Los partidos han de evolucionar en su organización y cultura para parecerse a movimientos más inspiradores y participativos. Con una metáfora cinematográfica, en ocasiones la política que se nos transmite desde los massmedia se asemeja al monstruo de Frankestein cuando se acerca a la niña, que representa el electorado joven, conectado y actual. La secuencia debe culminar con la conversión del monstruo, no con la destrucción de la niña. La política 2.0 debe ser algo más fresco, más novedoso, más sexy, más atractivo,... para la juventud, para la ciudadanía recién llegada de otros países, para las mujeres y, en general, para toda la ciudadanía.
  • La política 2.0 debe adquirir tintes de políRica, o política lírica, que es un estadio superior de la política épica (polépica) que hemos conocido y que aún pervive, donde el enfrentamiento y la identidad por oposición a los demás es una pauta constante. En políRica, regida por una ética ubuntu (la persona se hace humana a través de los demás), se prefiere empoderar a la ciudadanía y no subordinarla pidiendo que deleguen su voto. Una sociedad políRica no desea caudillos épicos, sino que busca y destaca mumis líricos que actúen de catalizadores del sentir ciudadano.
  • Todo ello debe generar un panorama radicalmente distinto, donde cualquier forma de violencia (incluida la verbal) sea repudiada radicalmente y amortice inmediatamente a quien sucumba con ella. En política lírica (políRica), y en la vida feliz, no sólo se trata de convencer a los demás, sino de esforzarse para ser convencido por ellos, en reconocer los previos errores propios.
  • La políRica no sólo se basa en el respeto de las diferencias, sino que apuesta por el disfrute de la diversidad que enriquece las semejanzas. Hasta el léxico política se muda, desde los bélicos términos de "armas electorales" o "militancias partidistas" para alertar del peligro de que otros ganen. La políRica prefiere "almas solidarias" y "civilizancias democráticas" anunciando la esperanza de que podemos ganar juntos... que es la única forma de triunfar. En políRica desaparecen los vencedores y los vencidos, y sólo quedan convencedores y convencidos en un plano de igualdad y mejorados por igual.
  • Para concluir este alegato prospectivo, y para animar a dar los primeros pasos en esta dirección, es preciso manifestar un elemento convincente... para los actuales dirigentes políticos. Quizá el proceso será más lento de lo deseable, pero asimismo será muy valorado por el electorado como un factor diferencial para los partidos que lideren esta progresión hacia la políRica, frente a quienes sólo acepten la evolución cuando sea inevitable.

  • Blog del equipo ev09: eleccionesvascas2009.wordpress.com. Algunos de los posts nuestro sobre este colectivo ev09, Elecciones vascas 2009. Más posts sobre políRica, y algunas imágenes de nuestra visión políRica.

Posts de fusión

Hay excelentes entradas realizadas sobre la base de enlazar dos grandes conceptos, como en el caso que presentamos en el vídeo superior. Se toma un mensaje perfecto ("Esfuérzate y el éxito te acompañará") de una buena película ("En búsqueda de la felicidad), y una sublime melodía (Somewhere Over the Rainbow ).
El resultado, de eficacia probada, es potenciar con una bellísima música un diálogo magistral como el que Will Smith dirige en su personaje de padre que lucha por salir del abismo a su pequeño hijo: "No dejes que nadie te diga lo que NO puedes lograr. Ni siquiera me lo permitas a mí"...
Nosotros recogimos por separado ambos componentes en dos entradas de blog.agirregabiria.net, la bitácora principal: La persecución de la felicidad y La belleza de la música. Ahora en nuestra "sopa ligera" agirregabiria.soup.io, hay muchos posts livianos como éste que reformulamos aquí. Os animamos a comentar nuestra sopa polaca (por el origen de soup.io).


He aquí los dos vídeos por separado (arriba y abajo de esta línea).

Y si os ha gustado, hay muchas más historias de superación...

Google lo apunta: La educación es...

La educación es...
Google sabe mucho... y de todo. Basta preguntarle para que nos sugiera la mejor búsqueda: "La educación es"... Y nos señala algunas de las mejores respuestas: La educación es la preparación a la vida completa, la educación es un tesoro, la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo, la educación es el mayor desafío, la educación es un derecho, la educación es una ciencia, la educación es un derecho, la educación es el camino, la educación es un servicio público, la educación es un vestido de gala para asistir a la fiesta de la vida (la mejor en nuestra opinión), la educación es un medio de superación personal,... Y la opción de "Voy a tener suerte" nos lleva a la entrada "Educación en Wikipedia".

Si buscamos la misma frase exacta
en este blog, nos ofrece resultados sobre los que hemos escrito 1.907 posts etiquetados como educación, con frases literales como estas: Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia; La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor; "la educación es algo tan importante que jamás debe dejarse exclusivamente en manos de educadores; la educación es el descubrimiento de… nuestra propia ignorancia; la educación es un bien cada vez más preciado; la educación es una tarea generacional, prolongada a lo largo de la vida; la educación es fuente de vida; la educación es más importante para la persona que el nacimiento; la educación es nuestro pasaporte para el futuro; la educación es la base del progreso de las naciones; la educación es esperanza, es garantía, es la actividad más gratificante y sublime de la humanidad, su rasgo definitorio (nuestra preferida),...
Educar es
Otras opciones buscadas en Google: "Educar es": Educar es lo mismo que poner un motor a una barca (poesía de Gabriel Celaya); educar es estimar; educar es amar; educar es dar vida; educar es enseñar caminos,...

La belleza de la música


La canción "Somewhere Over The Rainbow" (En algún lugar del arco iris) con sus decenas de interpretaciones y una inspirada letra lírica, alcanza un valor especial cantada por el desaparecido en 1997 Israel Kamakawiwo'ole, cantante hawaiano en cuyo honor y como despedida se elaboró este vídeo. Otras historias de superación...

El peor insulto

Quizá hasta del pésimo improperio se pueda extraer alguna enseñanza.

Por gracia o por desgracia, los diccionarios son muy ricos en escarnios, más que en palabras lisonjeras. Peor aún, la infancia y juventud aprende y usa con más soltura las pullas que los elogios. Sólo con la edad, a veces nunca, se aprende el poder de la alabanza,… pero eso es otro tema. Los epítetos malsonantes son variados en formato y ofensivos en grado variable. Pero hay una afrenta que, en mi opinión, es la pésima entre tanta infinidad de ultrajes.
Es una injuria que afecta a la persona descalificada,… y deshonra a toda su familia. Este improperio no define la inteligencia o belleza, hay muchos agravios para ello pero no deja de ser algo circunstancial. Tampoco abomina de la orientación sexual o política del individuo denostado, a fin de cuentas una opción personal más o menos común. Tampoco expone la fidelidad conyugal del afrentado, ni la de su pareja, baldones que en la actualidad –y por mor de los tiempos que corren- casi se han convertido en piropos.
La palabrota más calumniosa se usa esporádicamente, y no siempre se entiende como la peor insolencia. Sobre todo, si la persona aludida se ajusta a su descripción. Es utilizada, quizá sin ser conscientes de su gravedad, por personas quizá mojigatas pero siempre certeras. Revela la peor faceta del denostado, la que le compete directamente (aunque su entorno también queda culpabilizado). Por si alguien no lo ha deducido, el más execrable peyorativo es… ineducado o maleducado. Este calificativo arroja vergüenza sobre la historia personal, sobre la voluntad de mejora, sobre el esfuerzo ejercido para la propia superación. ¡Ojalá que nunca nadie nos pueda insultar así!
Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2009/insulto.doc

Banderas blancas en el horizonte

La política atiende preferentemente el corto plazo; a lo sumo, los cuatro años de una legislatura. La políRica, por el contrario, casi se desentiende del presente inmediato y eleva la mirada hacia el horizonte. Observando la lejanía, este agitado proceso de elección de Lehendakari y de formación de gobierno se puede ver con una cierta esperanza.
La políRica nunca atribuye errores en el electorado, que se define claro en sus preferencias de acuerdo a lo que se le pregunta. Naturalmente que la ciudadanía es sensible a las presiones de los medios, de la publicidad y de cómo los partidos se comunican con la sociedad. Pero esto es algo que debe formar parte esencial de la política, que ha de reforzarse en transparencia, en canalizar su operatoria y en dar escucha y participación a su militancia... y, sobre todo, a su electorado. Y este proceso está apenas iniciado, quedando mucho por recorrer en la selección de listas (primarias), en las políticas impulsadas o defendidas, y en las temáticas de las que se habla durante y entre los breves períodos electorales.
Con plazos dilatados de tiempo, podríamos comparar la situación presente con la de hace ocho años. En 2001 el choque de carneros fue más brutal que hoy, en marzo de 2009. Entonces, competían dos bloques monoliticos: un Acuerdo de Lizarra y un PP-PSOE de Oreja-Redondo. Estas autonómicas han suavizado las formas, han dejado fuera a cada vez menos votos ilegalizados, y permitirán un relevo gubernamental, si se produce, dentro de la rutina parlamentaria. Pero faltan probablemente otros ochos años para normalizar la política vasca, olvidar la aberración de la violencia en todas sus manifestaciones, superar la atroz crisis económica y comenzar una alternancia o variabilidad común en las democracias europeas más avanzadas.
Por ello, quienes apostamos por la políRica trataremos que en todos los pasos que se vayan dando se busque la superación de los enfrentamientos sempiternos con una perspectiva democrática más acendrada y desdramatizada. Han sido décadas de trincheras, siglos quizá, y la aparición de banderas blancas, de negociación entre diferentes, quizá aventure un futuro expedito como el que se merece una población que ha sufrido el odio y la incomprensión en dosis que no se corresponden con otros avanzados parámetros sociales de nuestra realidad.
Levantar una bandera blanca no siginifica rendirse, sino comprender al fin. El blanco es un color de integración, es una suma de colores particulares, es el cromatismo de la políRica. Portar una bandera blanca no es de cobardes viles, sino de pacifistas inteligentes, prospectivos y valientes. Vídeo inferior de "Feliz Navidad" ( y parte), película basada en una nochebuena de 1914 en el frente de la Primera Guerra Mundial.
Tags Technorati: | | .

"Hamaika minutu" con Javier Madrazo (EB-Berdeak)

Video thumbnail. Click to play
Desde la iniciativa Hamaika minutu hoy hemos entrevistado a Javier Madrazo, candidato a Lehendakari de EB-Berdeak. Ha sido el cuarto reportaje y se ha efectuado en la sede de su partido en Bilbao. Hemos grabado a la tarde, en una sala de reuniones donde hemos desplegado la banderola de Politika 2.0. Antes de comenzar la sesión, hemos departido un rato con su hermana y concejala en el Ayuntamiento de Bilbao, la extrovertida Julia Madrazo. A la hora fijada, nos ha atendido el líder de Ezker Batua, Javier (Madrazo). Nos han acompañado durante la grabación el responsable de prensa y un fotógrafo de Ezker Batua, además del nuestro propio (Josu Garro).
Javier nos ha permitido tutearle y ha sido muy diligente en cumplir primero con el reportaje, incluido el falso vídeo previo adjuntado arriba. Luego, tras la sesión oficial ha decidido quedarse a hablar un buen rato con nosotros, con el equipo completo de cinco personas. Sumamente amable, ha respondido muy concienzudamente a la entrevista, ofreciendo una imagen de persona tranquila, concentrada y trabajadora. Ha confesado que recientemente "ha comenzado con su Facebook y su Twitter" con ayuda de algunos amigos (Roberto Cacho, quizá).
Javier ha valorado mucho esta iniciativa, Hamaika minutu, de la tenía noticia amplia y reciente, manifestando que estaba encantado de reunirse con nosotros. En total, la reunión con Javier ha durado algo menos de una hora. El vídeo central con las respuestas será visible en ESTE LINK, que se activará a las 23:00 horas de mañana, viernes 27-2-2009, junto con las restantes entrevistas.
La duración de la grabación central ha sido de 16:25 minutos, aunque con su característico hablar sosegado y pausado propio o derivado de su experiencia docente. Hemos visto a Javier relajado, sencillo y realista, exponiendo un perfil dialogante y de búsqueda de pactos que es fundamental y definitorio de la polírica. También ha apostado decididamente por la superación de la democracia representativa convencional reforzándola con mayor participación ciudadana, que -en síntesis- es un mejor reparto del poder distribuido.
En definitiva, nos ha parecido que Javier transmite convicción desde su amplio recorrido por la vida política, en el gobierno y en muchos años de oposición. Es plenamente consciente de cómo ha de actuarse con los recursos de un partido pequeño en la compleja realidad política vasca.

Javier Madrazo nos ha parecido más verosímil y convincente en la vida real, cuando se despoja de las urgencias por comunicar grandes mensajes a través de los apresurados y apremiantes medios de comunicación de masas. Parecía descansado, y más según ha confesado tras el debate electoral de ayer. No parece que la casi concluida campaña le haga perder los nervios, ni sentirse apurado por la agenda, permitiéndonos pasar un buen rato compartiendo sus expectativas para el domingo, cómo ve la campaña presente, o qué posibles escenarios pueden surgir el día D + 1. Estos minutos de cierre, que hemos grabado pero que mantendremos off the record, ha aceptado que son unas elecciones complicadas, con ocho opciones (las principales entrevistadas, más UPD y la ilegalizada D3M) para un millón setecientos mil electores. Su previsión es que la abstención, en torno al 67%, suba un poco respecto a las anteriores autonómicas. Cree que su labor de gobierno, en un solo departamento, en los últimos años ha dado visibilidad a Ezker Batua. Confía en "asentar su espacio y aumentar, al menos, en votos". Mantiene una posición abierta respecto a futuros posibles pactos electorales, siempre que sea de acuerdo con su "programa, programa, programa", aunque la confianza generada por la reciente experiencia le llega a "valorar el espacio donde hemos estado [tripartito actual] ".
Ha declarado en el vídeo final que "la entrevista le ha parecido fantástica" y nos ha animado a seguir adelante "con esta vía de comunicación muy positiva y muy novedosa". ¡Gracias, Javier, por concedernos esta posibilidad de conocerte mejor!
Promos oficiales en 11minutu.blip.tv. Fotos y vídeos. Foto del encuentro (abajo): Equipo con Ugutz Txopitea, Igor San Román, el entrevistado Javier Madrazo, Marta Sauca y Mikel Agirregabiria (no aparece el fotógrafo Josu Garro).

Polírica en plena campaña electoral

La polírica, o política lírica, es una nueva forma de hacer política que estamos impulsando. Si la política fue una superación de la guerra, la polírica debe ser una forma de progreso de la política convencional. Algunos de sus parámetros son buscar coincidencias con los demás partidos, apreciar en positivo lo común y, sólo después, señalar los matices por los que se considera que la propuesta propia es preferible. Ha de evitarse todo tipo de descalificaciones, tanto de programas como de líderes adversarios, propugnando los objetivos y caminos propios con un programa realista y desde el máximo respeto que merece el hecho de que millares de personas creen en otras alternativas.
La polírica aborrece de cualquier forma de violencia, incluida la verbal. Jamás ridiculiza o desdeña otras formas de pensamiento político. Por el contrario, busca como baza y ventaja la capacidad de acordar con otros partidos, como forma de demostrar la centralidad y la capacidad de negociación. Jamás usa argumentos en campaña que oculten lo que ha sido el debate durante el período legislativo anterior. Por el contrario, las elecciones son el momento de recapitular con ideas innovadoras que superen o sobrepasen los problemas enquistados en la etapa anterior, buscando nuevas mayorías que encuentren salida a los problemas recientes más espinosos.
La polírica reconoce errores propios y aciertos ajenos. Aprende de sí misma, de los otros referentes políticos y, sobre todo, aprende de la sociedad. Transmite que el buen acuerdo personal entre los líderes (que se observa las entrevistas a los dirigentes en "Hamaika minutu") debe ser aún mayor entre los simpatizantes de los diversos partidos.
La polírica ofrece, reparte y multiplica simpatías, nunca miedos y temores. Pide el voto de la ciudadanía porque su camino para el bien común es más factible, más solidario, más repartido y más generador de entusiasmo. Jamás amenaza con cataclismos si ganan otras formaciones. Tampoco pretender ganar para imponer su victoria a quienes son minoría. Sólo apunta, modestamente, que su programa es más envolvente, más flexible y más acertado para encontrar fórmulas de avance conjunto, sin dejar a nadie atrás, creando una sociedad más cohesionada que sea capaz de articular soluciones para los inherentes problemas de convivir en un mundo donde aún queda mucha injusticia e infelicidad.

[Fotos y vídeos de un acto político en Getxo, con gotas de polírica]
Tags Technorati:
| | .

Tony Meléndez: Ejemplo de superación


Todavía puede quedar alguien (que probablemente no sepa qué fue la talidomina) desanimado con la vida. El gran artista Tony Meléndez es nuestro referente de vitalidad, de entusiasmo, de mirar de frente al futuro.
Tags Technorati: | | .

Una sombra en el sol

Con un excelente guión procedente de la obra teatral "A Raisin in the Sun" (la nueva versión de película "Una sombra en el sol" es una obra muy recomendable. Un canto a la fuerza de la familia, incluso cuando las circunstancias aprietan como en el ghetto del Chicago de los años '50. Los sueños postergados y las esperanzas derribadas de seis generaciones de esclavos que, paso a paso, aspiran a caminar libres son expuestos como un modelo de lo que puede alcanzar los valores del esfuerzo incluso contra todas las adversidades de la historia. Tres generaciones de los Younger, compartiendo un apartamento, repasan con sus errores y aciertos los grandes temas de la humanidad: hogar, familia, felicidad, trabajo, ilusiones, superación, apoyo mutuo, confianza en sí mismos,... Insuperable el personaje de la abuela que sabe transmitir lo mejor de un legado y delegar la responsabilidad cuando llega el momento. Cada uno de los cinco personajes principales son reflejos de la humanidad, donde nos vemos retratados y donde podemos inspirarnos para descubrir la grandeza de toda persona, ese brillo especial que destella al volver a levantarnos tras los inevitables tropiezos que la vida nos procura. Una historia que exhibe el "inconsciente colectivo" del país del cine, apelando a que emerga lo mejor de los seres humanos.

Abajo, Clark Kent; arriba, Superman


Se ha puesto de moda el concepto "trabajo de Clark Kent", entendido como un oficio cotidiano, que sirve para pagar las facturas, pero que no es lo que realmente alguien quiere hacer... Algo muy habitual entre nuestros jóvenes, y los no tan jóvenes. Para consolarse hay que aprender algunas cosas, que la edad enseña. Lo mejor de ser Clark Kent es que siempre hay una Lois Lane; lo peor, es que está enamorada de Superman; lo pésimo, es que Superman quiere ser amado aunque sólo fuese Clark Kent... Conclusiones y propuestas de superación:
1ª Todos creemos que llevamos un Superman dentro, pero pocos aspiran a llegar a ser un Clark Kent.
2ª Son más infrecuentes las personas honradas, leales, trabajadoras y enamoradas (tipo Kent) que quienes se creen Superman.
3ª El personaje más inverosímil es Clark Kent, no Superman.
4º Necesitamos muchas personalidades esforzadas y discretas tipo Clark Kent.
Tags Technorati: |

¿A quién he ayudado hoy?

Hoy, en uno de esos incontables e interminables viajes entre Bilbao y Vitoria, he escuchado por la radio a William Rodríguez, un héroe del 11-S. Es un portorriqueño que trabajaba como limpiador de las Torres Gemelas de New York. El 11-S cambió su vida, al ser el último en abandonar la Torre Norte antes de que se derrumbara, tras salvar personalmente a 15 personas del World Trade Center. Con una llave maestra digirió a los bomberos a las escaleras, abriendo puertas a medida que subían, ayudando con éxito a la evacuación de cientos de supervivientes. William entró tres veces más en la Torre Norte después del impacto alrededor de las 8:46 de la mañana, y se cree que fue la última persona en salir viva de la Torre, sobreviviendo el colapso del edificio al salvaguardarse debajo de un camión de bomberos. Tras recibir primeros auxilios en el lugar del atentado, pasó el resto del día como voluntario en labores de rescato. Al amanecer del día siguiente estaba de vuelta en la Zona Cero para continuar con sus heroicos esfuerzos. [Datos recogidos de su web]
Perdió su trabajo de 19 años después del atentado. Duramente afectado, ha trabajado desde entonces en ayudar a las víctimas y afectados de las atrocidades cometidas. En la actualidad preside la Asociación hispana de víctimas del terrorismo más importante de EE.UU. y dedica su tiempo a organizar giras por todo el mundo impartiendo conferencias sobre superación.
William Rodríguez fue reconocido como héroe nacional por ayudar en el rescate, y posteriormente recaudó 122 millones de dólares para los que, como él, perdieron todo ese fatídico día.
Lo mejor de su charla ha sido oírle decir que tiene un letrero que lee cada día y que le pregunta: "A quién he ayudado hoy". Esa vocación de servicio es una ideal de vida. Podría completarse con este lema vital: Hoy, ¿qué he aprendido y a quién he ayudado? Technorati tag:

Amar, u odiar, a todo y a todos

La vida es más sencilla de lo que algunos pretenden hacernos creer.

Se huelen, se sienten, pero todavía faltan unos días para que nos alcancen las esperadas vacaciones. Al llegar a estas fechas de julio, ya pedimos vacaciones. La rutina agota. Y más esta usanza del conflicto incesante que repiten machaconamente los medios de comunicación convencionales. La crisis, pues sí, la hay; pero además no dejan de recordárnosla. La confrontación política, que sí, existe; pero no insistan aún más. Las buenas noticias del mundo real se evaporan en medio del cenagal de la animadversión que parece vende los malos periódicos. Alguna noticia feliz, asoma tímidamente, y de inmediato suscita el odio de los buitres contertulios, que le ponen pegas (¿la liberación de Ingrid Betancourt fue pagada?).

La política sólo despierta el interés general cuando se lanzan descalificaciones, cuando la ofensa (o la envidia) se vierten inmisericordes. El regreso de Josu Jon Imaz, que -discreta y desafortunadamente- se aparta de la política activa (esperemos que sólo por un tiempo), se convierte en más noticia aireando el rencor de su caduco y trasnochado predecesor, quien flaco favor hace a su propio partido. Los codazos y las reyertas intestinas de los partidos, de izquierda y derecha, son celebrados y sus víctimas exhibidas con el descaro y desgarro de las guerras fraticidas. El viaje al centro del PP, que podría ser celebrado por todos –sobre todo si se materializa en algún grado-, es mostrado como desorientación y debilidad. Las graves contradicciones, éticas, políticas e incluso aritméticas, de formaciones descarriadas como EHAK son esgrimidas como argumentos lógicos, por unos y por otros, en lugar de traspasarlas al archivo de las enfermedades psicosociales para su prevención y erradicación con la mejor vacuna: una buena educación.

Justamente esta receta, una profunda y cuidada educación para todos, es la gran ausente del panorama público. Su carencia es palpable en los personajes de relumbrón. Los grandes políticos, los buenos estudiantes, los mejores profesores, las personas más inteligentes, las mujeres y hombres cabales, parecen enmudecer en este corral del desorden y del resentimiento. No son buenos tiempos para el amor, la poesía, el consenso, el acuerdo, el encuentro,… Brillan espadas refulgentes de odio, y nos ciegan con sus salpicaduras de rencor. La enemistad se extiende y se diversifica. Tras detestar a personas (por su origen, por su color, por todo aquello que no han podido elegir), se está empezando a aborrecer los idiomas, las banderas, los colores de unas camisetas deportivas,…

Sólo se odia lo que se desconoce. Más aún, sólo detestan los analfabetos emocionales, los confundidos sin autoestima, los incultos maleducados, los minusválidos del corazón. ¿Cómo no apreciar a quienes son nuestros semejantes, hechos de la misma carne y la misma sangre que nosotros, sin importar sus circunstancias? ¿Cómo no amar las lenguas que aún perviven aunque nos sean extrañas? ¿Cómo no respetar y reconocer los símbolos que otras personas aprecian? ¿Cómo no vibrar con las hazañas deportivas de superación de los seres humanos (aunque sea la monserga del omnipresente y cacareado fútbol)?

Quien odia algo, por nimio que sea su aborrecimiento, demuestra que no ama nada; su comportamiento denota que odia todo y a todos, incluido a sí mismo. El rencor es una prueba infalible de insatisfacción personal. Quien es capaz de amar, de verdad, a una sola persona, es incompetente para odiar a nadie. Quien goza realmente con una o varias lenguas, admira las que aún desconoce. Quien se reconoce en una o varias enseñas, reverencia las de los demás. Quien ha aprendido a amar, nunca querría, sabría, ni podría odiar. Sólo hay dos opciones a escoger: Amar (a todo y a todos) u odiar (a todos y a todo). Con un poco de sabiduría y sentido común, no resulta difícil la elección.

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2008/amar.DOC

Contempla la templanza

En la destemplada época que vivimos, conviene predicar la oportunidad de la templanza, semilla de la que nace el vigor del cuerpo y del alma.

La templanza es una cualidad que modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. Forma parte del cuarteto de virtudes cardinales, junto con la prudencia, la justicia y la fortaleza. La templanza es sinónimo de moderación, sobriedad, continencia y justicia. Se representa gráficamente como una joven que, para moderar lo que es demasiado extremo, traspasa con sabiduría y paciencia el agua de un recipiente a otro que contiene vino (o agua fría en caliente, entibiando la mezcla).

Propone considerar nuestro ser como un templo, término del que proviene. Los griegos edificaban sus templos o lugares sagrados en las cimas de las montañas para contemplar una visión completa del paisaje. El temple se aplica también al proceso que sufren los metales al ser sometidos a variaciones extremas de temperatura, calentándolos y enfriándolos bruscamente para mejorar su dureza.

La templanza es un proceso por el que pasamos en nuestro aprendizaje y crecimiento, en las sucesivas etapas de nuestra vida. La templanza nos permite someter nuestras capacidades a retos en las que se manifiesta nuestro carácter emocional, intelectual, físico y espiritual. Así se afina y templa la personalidad, ayudándonos a encontrar el punto del justo equilibrio. Cada acto y situación puede ser considerado una prueba de templanza, que nos prepara para desafíos crecientes, cuando las circunstancias y las opciones cada vez más difíciles. Sólo la experimentada templanza nos ayuda a acumular la fuerza interior que necesitaremos en el futuro.

En los avatares de la vida, la templanza se afianza y revalida tanto en los éxitos como en los fracasos. Ante un pasajero triunfo, la templanza asegura piedad y grandeza. Frente a un revés, la templanza ayuda a la superación, con perseverancia y constancia. La templanza, ejercitada como hábito, se transforma –en toda ocasión- en el más fino y delicado de los placeres. La tenaz templanza contempla, emplaza y completa un planeta reemplazado y ejemplar.

Versión para imprimir en: mikel.agirregabiria.net/2007/templanza.DOC

Fortaleza y tolerancia

Sé blando hablando, no temblando; sé un duro maduro, redoblando.

En la vida y en las relaciones sociales, quizá lo más difícil sea elegir debidamente el grado de firmeza necesario en cada caso, en cada ocasión y con cada persona. Hasta los dioses y diosas están divididos por su consistencia, atribuyéndose la dureza al ancestral rol masculino y la blandura a la sexista representación femenina, siendo en la mitología romana sus prototipos extremos el duro Marte (dios de la guerra) y la blanda Venus (diosa del amor).

Los proverbios chinos, que son muy sabios, abundan en este tema. Aseguran que “El elemento más blando del mundo atraviesa el más duro”, se supone que refiriéndose al agua que perfora la piedra con su constancia, para remarcar que la insistencia es el poder de la impotencia, la tenacidad de la debilidad y la fuerza de la ternura. También advierten que, ante la hoguera de la adversidad, “el barro se endurece al fuego, mientras el oro se ablanda”. Incluso en la recomendación de flexibilidad advierte que “la lengua resiste porque es blanda, pero los dientes ceden porque son duros”. Finalmente, con su observación de que “la persona al nacer es tierna y débil, pero muere rígida y dura”, asocian el concepto de blandura a la vida y el de dureza a la muerte.

Se reconoce que el bienestar obra un efecto sobre la solidez de las personas, sugiriéndose que la falsa felicidad nos vuelve duros y soberbios incomunicándonos de los otros, mientras que la felicidad verdadera nos torna dulces y sensibles, encontrando el modo de extenderse a los demás. El equilibrio entre ser duro o blando es una cualidad difícil de adquirir y que, acaso sólo con la edad, se aprende a gestionar.

La dificultad radica en el difícil equilibrio entre un guante de seda para un puño de hierro. Lo idóneo es una prudente combinación de energía y modales, evitando ser siempre riguroso o siempre laxo, y escogiendo el equilibrio entre esos dos extremos, que en ello está el punto de la discreción. Quizá exista una fórmula perfecta y fácil de recordar: Conviene ser duro con los errores, pero blando con las personas. Como Kafka recomendaba, sin confundir nunca el asunto con la persona.

No renunciemos a corregir lo que está mal en el mundo, en nuestro entorno, en la vida. Ataquemos con dureza los problemas y busquemos soluciones, por difíciles que sean, sin renunciar a la utopía. Mas para ello, conviene comprender y respetar a todos los que podríamos hacer más y mejor, entendiendo las limitaciones y buscando la superación conjunta de nuestras flaquezas. En resumen, firmeza con nuestros objetivos y bondad con nuestros semejantes conforman el mejor espíritu.

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2007/tolerancia.DOC