Mostrando las entradas para la consulta "Gesto por la Paz ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta "Gesto por la Paz ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Gesto por la Paz: Lortu dugu, el futuro es nuestro

Lazo azul y pin de "Gesto por la Paz"
Por felices razones familiares, como cuidar a nuestro nieto que vivirá en paz, no hemos podido acudir a la última manifestación de "Gesto por la Paz" (www.gesto.org). Hemos estado en muchas de ellas, en la mayoría, en las primeras, en las más duras y difíciles como en los angustiosos días tras el secuestro de Miguel Ángel Blanco. La de hoy, 11 de febrero de 2012, estaba convocada con el título de "Lortu dugu (Lo hemos conseguido). El futuro es nuestro".

Hemos suscrito la carta de adhesión, y os animamos a firmarla vía Internet. El manifiesto, que conviene leer, declara: "Por fin, hemos llegado al futuro que imaginábamos desde hace tanto tiempo. Hoy, además de una intensa emoción, podemos sentir el orgullo de haber culminado este largo trayecto con la dignidad como única herramienta en nuestras manos…

Gesto por la Paz ha sido un cauce de expresión nutrido por un caudal humano y cívico de personas que hemos defendido, por encima de todo, las bases éticas del estado de derecho como requisito irrenunciable para nuestra convivencia en paz. Hemos recorrido cientos de kilómetros hasta llegar aquí, hemos guardado miles de minutos de silencio, hemos agotado las metáforas en nuestras formas de reivindicación…

Y hemos plantado cara al miedo y al terror para hacer prevalecer el valor de la vida humana y el de nuestra condición de ciudadanos libres. Por eso, es difícil que hoy haya un colectivo más plenamente satisfecho que aquel que ha trabajado por una paz justa y necesaria. Sin embargo, desde esta cima, también es doloroso constatar las terribles e inútiles consecuencias que ha dejado el fenómeno violento en nuestro paisaje. Aunque nuestra presencia en las calles culmine hoy aquí, no podemos olvidar que miles de víctimas sentirán, ahora, que son la única verdad viva del discurso del terror. Son el efecto irreparable, el resultado sin remedio, el fruto más amargo de este árbol regado con sangre. Ellas han encarnado la parte más cruel y dolorosa del ataque que se dirigía contra nuestra libertad. Ahora, les debemos no sólo la solidaridad que, muchas veces, les negamos en el pasado, sino también su protagonismo capital en nuestra memoria y en nuestras convicciones para la construcción de una sociedad más íntegra y más humana.

A lo largo del camino que iniciamos hace ya más de 25 años, jamás hemos buscado saciar nuestra sed de libertad bebiendo en los pozos del odio y la venganza. Nuestra defensa de valores humanos y democráticos es también para los derechos de aquellos que más daño nos han infligido. Mientras tanto, quienes han ejercido y justificado la violencia tienen ante sí la obligación de transitar también por este camino. A lo largo de ese trayecto tendrán que explicar, no sólo ya al mundo, sino también a sí mismos, para qué ha servido el sacrificio de tantas vidas, desperdiciadas en las cárceles o desaparecidas en las tinieblas de su ejercicio criminal.

Ahora, es el momento de hacer valer los principios de nuestra convivencia en paz. Es el momento de olvidar la oscuridad del túnel del horror y saludar a la luz de este horizonte libre y despejado. Es el momento de proclamar que, en este pequeño lugar del planeta y en el tiempo que nos tocó vivir, fuimos capaces de articular una respuesta sencilla y pura contra el gigante del terror. Es el momento de decir que hemos recuperado nuestro nombre para la paz y la libertad. Y es el momento de comprender que, a partir de ahora, cada uno de nosotros llevará un ‘gesto por la paz’ en su vida diaria.

Hemos llegado a nuestro futuro. Es el futuro que llevábamos imaginando estos más de 25 años y, por fin, lo hemos conseguido. Culminamos este recorrido con lo mismo que lo iniciamos: la dignidad de haber hecho lo que podíamos, con lo que teníamos, allí donde estábamos. ¡Y, HOY, EL FUTURO ES NUESTRO PARA SIEMPRE ! Muchas gracias".
ElCorreo20120210
La imagen superior es de uno de nuestros lazos azules que llevamos durante años, y una insignia de Gesto por la Paz, que hoy pensábamos llevar a Bilbao. La central corresponde al cartel de la convocatoria. Y la final es de "El Correo" con la primera noticia tras la finalización de la manifestación. Más posts nuestros con "Gesto por la Paz" y otras muchas entradas sobre la paz.

"Gesto por la Paz", tres años del cierre de algo que marcó nuestra vida

El pasado 1 de junio de 2016 se cumplieron tres años desde que "Gesto por la Paz" decidió su disolución (ver en el vídeo inferior). Se habían cumplido 28 años desde la primera concentración el 26 de noviembre de 1985 en la Plaza Circular convocada por el Colegio Calasancio de los Padres Escolapios de Bilbao (ver vídeo). 

La Fundación Itaka, iniciativa social de la Orden de las Escuelas Pías, u escolapios, para llevar a cabo labores sociales había nacido en Bilbao en 1985 como labor complementaria al colegio de los escolapios en la ciudad. Desde sus inicios se centraron especialmente en trabajar por la paz. Desde ese nuevo espacio, ligado al colegio, se convocarían los primeros gestos: «Hasta que, el 25 de noviembre de 1985, un grupo de personas del entorno del Colegio de Escolapios de Bilbao no convocara el gesto, todas las manifestaciones de respuesta a la violencia que se habían producido durante años, habían sido puntuales e inconexas».

El 14 de noviembre, el Presidente y el Vocal de la Junta Directiva del Colegio Calasancio, Javier Aguirregabiria y Tomás Urquide respectivamente, se reunieron con el gobernador en Bilbao y finalmente consiguieron el permiso permanente para convocar concentraciones. No habían transcurrido ni 10 días cuando ETA cometió tres nuevos asesinatos el 25 de noviembre de 1985. Dos soldados de la Armada fueron tiroteados en el barrio donostiarra de Bidebieta, José Manuel Ibarzábal y Rafael Melchor. Esa misma tarde ETA cometió un nuevo atentado en la localidad de Pasajes, asesinando al Guardia Civil Isidoro Díez. Como respuesta a estos asesinatos, se realizó la convocatoria del primer gesto, que se celebró en Bilbao el 26 de noviembre de 1985, como acto de repulsa al asesinato por parte de ETA de estas personas. Las primeras víctimas por las que se movilizó Gesto por la Paz.
Javier Aguirregabiria Aguirre en un acto de Gesto por la Paz
Según el padre escolapio Javier Aguirregabiria: «El primer nombre que se nos ocurrió fue «signo por la paz». La semana que hicimos en marzo de 1984 se llamó «Signos de esperanza en nuestro mundo», y nos parecía que eso era lo que queríamos hacer: un signo. Más adelante pensamos que no era un nombre adecuado y buscamos sinónimos hasta llegar a «Gesto por la Paz». También dudamos de él, pues pensamos que era un término podría prestarse a burla, pero no se nos ocurrió otro mejor. En los primeros meses y hacia fuera hablábamos siempre de concentraciones silenciosas». Ese mismo 26 de noviembre de 1985, el colegio mandó un aviso de concentración a otros colegios, parroquias y grupos de tiempo libre de Bilbao, informando del proyecto de los gestos. Se animaba a participar en esta iniciativa cuando se produjera de nuevo un atentado con víctimas mortales, con lo que a través de grupos, asociaciones y entidades ligadas a la escuela se fue extendiendo la idea. Paralelamente, según las memorias de la escuela, se convocó a la prensa para que acudiera a ese primer gesto, aunque TVE pareceno se hizo eco de la movilización hasta el día 27 de noviembre, con el segundo gesto porel asesinato de José Herrero Quiles en Lasarte (vídeo). En cambio el día 27, con el segundo gesto acudieron algunos periodistas a hacerse eco de la iniciativa, y los manifestantes consiguieron unos minutos de atención apareciendo en el informativo de TVE.

Los siguientes meses, entre finales de 1986 y principios de1987 la iniciativa de un gesto en la Plaza Circular de Bilbao se siguió practicando después de cada atentado y empezó cada vez a acudir más gente. Se consiguió generar una acción simbólica a la que cada vez más gente estaba dispuesta a asistir, a pesar de la exposición pública ante la izquierda abertzale que ello suponía. A través de los propios gestos en la Plaza Circular de Bilbao, y de la publicidad y puesta en conocimiento de la iniciativa en otros colegios y parroquias, se pretendía fomentar una movilización del mismo tipo en otros barrios, para que se llevara a cabo en distintos lugares de Bilbao a la vez, con lo que resultara más efectiva y visible. En Diciembre el gesto se extendió a Algorta (Getxo), con lo que la iniciativa de hacer un Gesto por la paz tuvo por primera vez salida de la Plaza Circular de Bilbao,... (Sigue el relato completo en este enlace)
Lazo azul y pin de "Gesto por la Paz"
Si algún objeto guardamos con cariño, ese el lazo azul que durante años llevamos en la solapa, en cada una de aquellas muertes que avergonzaron nuestra historia y que nuestros hijos sufrieron. Confiemos que nuestros nietos puedan verlo como algo pasado.
Nuestros posts históricos sobre "Gesto por la Paz".

Gesto por la Paz: Eso mismo pensamos...

Ante el asesinato de Ignacio Uria Mendizabal

La Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria quiere expresar su más enérgica condena ante el asesinato de Ignacio Uria Mendizábal y pide a la ciudadanía que se rebele contra esta barbarie y exprese su más rotundo rechazo en las concentraciones silenciosas que Gesto por la Paz convoca para mañana jueves, 4 de diciembre en los lugares y a las horas habituales (se pueden consultar en la página web www.gesto.org/gestos.htm ).

Desde Gesto por la Paz insistimos e insistiremos cuantas veces haga falta, que no hay ninguna razón, ninguna justificación, ni existe la más endeble argumentación que pueda explicar el asesinato de un ser humano. La responsabilidad está exclusivamente en quienes han decidido y han ejecutado cobardemente a Ignacio Uria. No hay contexto que ampare ese horror. No sirven discursos baratos ni de defensa de un pueblo o de una nación, ni de proyectos ecologístas que beneficiarían a la mayoría, ni de nada. Lo único que hace ETA es ensuciar dichos discursos y pervertirlos. El pueblo vasco quiere vivir en libertad y en paz y no queremos más asesinatos, más opresión, más terror, más angustia. ETA tiene que firmar la sentencia de su propia muerte y dejarnos en paz.

Queremos que la familia de Uria Mendizabal sepa que la mayoría de esta sociedad está con ellos, comparte su dolor y repudia a quienes cobardemente hoy les han hundido en la tragedia. Nuestra solidaridad y nuestro afecto lo expresaremos mañana en los gestos y cada día con nuestro firme compromiso por deslegitimar la violencia y demostrar, de una vez por todas, que ETA no tiene sitio ni aquí ni en ningún lugar.

Siempre con Gesto por la Paz

IMG_4820

Siempre hemos anhelado la paz y ante la última declaración de ETA, nuestra posición -como de costumbre- queda perfectamente reflejada por el texto de la Coordinadora Gesto por la Paz:

"Es [el de ETA] un comunicado insuficiente que no cumple la demanda que reclama la gran mayoría de la sociedad. ETA debe desaparecer definitiva e incondicionalmente [la negrita es de Gesto por la Paz y el ampliado nuestro] y ninguna de estas dos cuestiones son aclaradas en su comunicado. Al contrario, nuevamente vuelve a mencionar supuestos objetivos políticos a los que parece condicionar sus decisiones y actividades futuras.

ETA no puede tener ningún papel en el ámbito político de nuestra democracia. Una vez más, nos plantea su estrategia basada en la presión y la continua amenaza. El uso de la violencia o la misma amenaza de un posible uso futuro les excluye de la política porque la violencia es radicalmente incompatible con el ejercicio de la política.

Nos negamos a valorar si este pronunciamiento es o no parte del camino que ETA y su entorno debe realizar hasta redactar el comunicado que todos esperamos, el que anuncie su disolución, pero lo que sí es claro y nítido, es que este comunicado no es el que ETA debe a la sociedad".

COORDINADORA GESTO POR LA PAZ DE EUSKAL HERRIA / EUSKAL HERRIKO BAKEAREN ALDEKO KOORDINAKUNDEA. Tel. 94 4163929 - 654373109, www.gesto.org.

La imagen superior nuestra es una de las últimas de las centenares de manifestaciones por la paz a las que hemos asistido durante tantos años,...

A mis nietos les diré

A mis nietos les diré: “Cuando seáis grandes, sabréis mejor toda la Historia, pero conviene que os la vaya contando el aitite (abuelo) para que nunca la olvidéis”. Les relataré cómo se acabó todo. Les trataré de enseñar a mis nietos cuán malvada era la violencia, cuánto dolor produjo entre nosotros y cuándo logramos extirparla de nuestras vidas. Yo les explicaré cómo nació ETA, cuando su abuelo estudiaba en el colegio, y cómo se produjeron las dos primeras muertes, matando y muriendo. Yo les describiré lo maravilloso que será vivir sin amenazas, sin chantajes, sin escoltas, sin miedos, sin excusas para abrazar la paz. Les recordaré cómo traté que mis hijos no llegasen a saber que en Euskadi no había paz, cómo debieron enterarse desgraciadamente y cómo luchamos varias generaciones juntas por la pacificación y por el diálogo desde “Gesto por la Paz” y desde Elkarri. Les enseñaré fotos de algunas de las muchas manifestaciones a las que acudimos, los viejos recortes de los artículos que escribimos razonando por la paz, llorando las guerras en tierras lejanas y en nuestra patria. Les enseñaré las viejas postales de navidad, rezando siempre porque el año nuevo fuese el de la Paz.

Mis nietos sabrán de primera mano por qué los seres humanos sólo pueden crecer plenamente en paz, en convivencia, en libertad, en democracia. Mis nietos aprenderán que sus abuelos padecieron una dictadura y que sus padres conocieron la violencia terrorista. Mis nietos serán hombres y mujeres de paz, que nunca se verán obligados a empuñar un arma, como sus bisabuelos. Mis nietos debatirán con palabras y argumentos, compartidos para convencer. Mis nietos sabrán escuchar y atender los razonamientos y los sentimientos de sus adversarios políticos, que nunca serán sus enemigos. Mis nietos odiarán las guerras, y amarán la paz. Mis nietos nunca tendrán que contar a sus hijos por qué todavía hay personas que se creen con la atribución de matar a sus semejantes.

A mis nietos les confesaré que siendo importante que sepan quiénes fueron sus abuelos, es mucho más importante saber quiénes serán sus propios nietos. Ellos podrán contarles a sus descendientes aquella poesía de León Felipe: ¡Qué lástima, que yo no tenga una casa! ¡Una casa solariega y blasonada, una casa en que, guardara, a más de otras cosas raras, un sillón viejo de cuero, una mesa apolillada y el retrato de un mi abuelo que ganara una batalla! Porque lo mejor será que mis futuros nietos, que espero que nazcan pronto aunque no veo a mis hijos muy decididos, creerán que todo esto que tanto nos atormenta hoy, que tanto sangra hoy, son “cosas del aitite”, “batallitas del abuelito”, porque nacerán en una Euskadi en paz, en una Euskadi tolerante que arropará a todas sus víctimas y que, en una convivencia vasca normalizada, reconciliará el pasado con el futuro.

Actualización a 26-11-20, cuando ya les he dicho a mis nietos,... 

Manifestación de Gesto por la Paz

Con oportunidad del Día Internacional de la no violencia, este sábado 31, a las 17:30, en la Plaza Sagrado Corazón de Bilbao, Gesto por la Paz convoca a una manifestación con el lema "Exigimos el fin de la violencia. ETAri dagokio". Esta organización nos invita a mantener una postura activa respecto a:
  • Señalar a ETA como la responsable de poner fin al terror de manera definitiva e incondicional. Ellos son quienes asesinan y de ellos es el deber de tomar la decisión de dejar de hacerlo y permitir a toda la ciudadanía vivir en libertad.
  • Manifestar nuestra más profunda solidaridad hacia las personas que han sufrido y sufren el ataque del terror. No debemos hacer dejación de la obligación moral de asumir que ETA nos dispara a todos, nos trata de callar a todos, nos coarta a todos… por ello, cada disparo, cada diana dibujada, cada nombre en uno de sus comunicados, etc. lo debemos recibir como si fuera para cada uno de nosotros, al margen de nuestra ideología, nuestra profesión o nuestra forma de vida.
  • Llevar a la práctica una radical deslegitimación de la violencia (ver documento en PDF). La existencia del terror no tiene ninguna justificación, sino que es producto de una decisión errónea de quienes lo ejercen y, como hemos dicho, en sus manos está poner fin a esta situación. Esta práctica supone inavitablemente, fortalecer la democracia y el Estado de Derecho. [Remitido por www.gesto.org]
Tags Technorati: | | .

Visión política de un vasco ingenuo

Un artículo recuperado de 2002 cuando finalmente parece que ha llegado el fin de la violencia. 

 Éstas son las confesiones de un fanático irredento. Por increíble que parezca, todo lo que vasco, circunstancialmente, como lo es la nacionalidad, y me considero un iluso, casi idiota en política. Idiota, más que en su acepción de “ilota” o esclavo que no disponía de la ciudadanía requerida para discutir sobre la cosa pública, en su raíz etimológica como carente de instrucción específica. Como siempre me ha apasionado más mi familia y mi profesión que la política, sólo pretendo exponer mi opinión de diletante lego en política. 

Mi modelo de ciudad y país es Lausanne y Suiza, que conocí apacibles y neutrales. La Confederación Helvética, a reserva de otros matices, es un país avanzado políticamente. Allí nadie sabe cómo se llama su presidente de turno, que suele ser un profesional jubilado que periódicamente se acerca al gobierno en tranvía para despachar temas de exigua relevancia en la vida de los suizos. 

Un país complejo, multicultural, multilingüe, con cantones y comunidades diferenciadas que conviven en un cohesionado paraíso social. En el centro de Europa, con su identidad propia en medio de tres poderosas culturas: alemana, francesa e italiana. Esta preferencia me resulta lógica, porque nacido a mediados de los años 50, el torbellino de la política ha envuelto a mi generación, más de lo que algunos hubiéramos deseado. No me he “metido” en política, ni he disfrutado (o padecido) cargos políticos más allá de algunas mínimas responsabilidades con las que mi modesta carrera de profesor me ha salpicado. Pero he vivido y trabajado en la Euskadi de finales del siglo XX y principios del XXI. 

He participado en decenas de manifestaciones en pro de la paz. Mucho antes, entonces y después del despiadado asesinato de Miguel Ángel Blanco, hace ahora cinco años. Mis hijos me facilitan la memoria. Cuando no habían nacido, mi mujer y yo allí estábamos; con mi hija muy pequeña que creía que por la Gran Vía de Bilbao se caminaba siempre por el centro de la calzada y en medio de la multitud; con mi hijo llevado a hombros; cuando ambos estaban fuera aprendiendo idiomas aquellos fatídicos 10 y 12 de julio de 1997, doble manifestación esperando y condenando. ¿Cuántas manifestaciones? ¿Cien? Sin contarlas, sin desesperar, con lluvia y con sol, con televisiones y sin ellas,… Con “Gesto por la Paz”, tras los atentados, en Bilbao, en Donostia, en Gasteiz, en Getxo,… 

Pido a los políticos que creen un marco social que nos permita vivir mejor. Yo no sé cómo -no soy político-, pero sí sé qué quiero en política, porque sí me siento ciudadano de pleno derecho, y también dispongo, como profesional, de una opinión formada acerca de la política educativa (que me reservo para otra oportunidad), que desearía fuese correspondida por mis colegas y por la sociedad, dado el impacto familiar y cívico que proyecta la educación. 

Como ciudadano de a pie pido a nuestra clase política un doble objetivo: alcanzar la paz y dar la palabra al Pueblo Vasco para que decida su futuro. Ambos objetivos se necesitan mutuamente, porque ninguno de ellos por sí solo, o parcialmente, sería válido. Sólo quiero la paz, para todos y especialmente para quienes más sufren la persecución y el miedo, y para quienes han sido víctimas, ellos o sus familias. Y quiero también que se desdramatice el dar la palabra al pueblo, porque creo en el pluralismo y sólo la democracia real nos brindará las condiciones para la paz. 

El terror se alimenta por doquier. ETA perversamente. Otros, sin desearlo, quizás también contribuyen a su pervivencia. Tal vez inocentemente, creo que apoyando y protegiendo a las víctimas, si actuásemos “como si ETA hubiese desaparecido ya”, seguramente estaría más cerca nuestro E-Eguna (el Día de Euskadi libre de la barbarie). Lo exige esta Euskadi dolida y expectante. Atormentada por tanta desolación y por las reacciones que suscita, pero esperanzada porque desea transitar hacia un futuro en libertad y sin lastres, conducido con plenas garantías democráticas por todos. 

La primera concordia será entre vascos. Los demás no podrán sino entenderlo y aceptarlo. Lo que, en plena libertad y sin ventajas, decida la mayoría: Un quórum cualificado, ¿dos tercios?, para que se sopese el posible cambio. O seguimos en el marco jurídico actual, que algunos consideran válido, o se pasa a un nuevo marco, por decisión conjunta y sin más traumas, si así lo desease una mayoría amplia. 

¿El ámbito de decisión? Creo que si todos vemos patentemente que la decisión de Navarra, por ejemplo, corresponde sólo a los navarros y no al conjunto de Euskal Herria, igualmente la decisión de lo que actualmente es la Comunidad Autónoma Vasca o Iparralde, corresponde a sus habitantes, y no al conjunto del Estado en cuestión. Lo contrario sería aborrecible para cualquier espíritu democrático. ¿Acaso todos los vascos deberíamos opinar y obligar a que los navarros sean vascos o no, incluso contra su voluntad? 

Si finalmente se conviniese, ¿qué cambiaría? No tanto como pensamos, ni para bien ni para mal. Las desquiciadas opiniones de tertulianos que tratan de condenarnos a pagar nuestras propias infraestructuras porque están construidas por todos los españoles, se caen por su propio peso, dado que el resto de infraestructuras del Estado también están sufragadas parcialmente por el esfuerzo vasco. Si tal cuenta se pudiese calcular, quizá no saliésemos malparados. Pero apartadas éstas y otras absurdas objeciones como decir que quedaríamos fuera de Europa (como si a España la hiciese europea Portugal y que recuerda aquella perspectiva inglesa de que “el continente quedaba aislado” por la tempestad en el Canal de la Mancha), la realidad sería que seguiríamos estando insertos geográfica, cultural e históricamente en Europa. 

En la nueva soberanía compartida que cabe hoy día en la Unión Europea, y que poco tiene que ver con los Estados absolutos del pasado, seguiríamos trabajando como siempre, compitiendo en el mercado globalizado, colaborando solidariamente con otros países y regiones más necesitados de Europa y del mundo, gestionando de cerca los temas propios y haciendo oír nuestra voz en los foros internacionales. 

Yo, en mi ingenuidad, seguiría cultivando tanto nuestra propia lengua y cultura vascas, como las que nos hermanan con españoles y franceses, a quienes conozco y aprecio de corazón, así como otras lenguas y culturas de este planeta en el que viajamos por el espacio, como una organizada tripulación que conviviría mejor “haciéndonos los suizos, y no los suecos”. Y en este mi segundo hogar mediterráneo donde paso las vacaciones podría izar la ikurriña, al igual que mi vecino enarbola su bandera noruega, con intención meramente informativa, señalando que “aquí viven unos vascos para ayudar en lo que se pueda”.
Versión original de Julio de 2002 en: http://mikel.agirregabiria.net/2002/vision.htm

¡Nostra culpa!

Muchos somos los que pertenecemos al inmenso “club de los pacifistas”, incluidos algunos que por edad y origen, fuimos sabiamente formados en pro de la defensa del débil, sabiendo que la calidad humana siempre reside en colocarse solidariamente en “el lugar del perseguido”. Nos impactó cómo transcodificó Buñuel una pésima novela de Pérez Galdós, en la película de “Tristana”, que comienza con una escena en la que el hidalgo venido a menos, don Lope, se jacta de “defender al débil” ante su, entonces, sobrina y pupila, engañando a la policía al indicarles erróneamente por dónde ha huido un mozalbete ladronzuelo. Quizá nunca fuimos tan quijotes como para “salir a vagar por los caminos del mundo en busca de aventuras para enderezar entuertos y emprender una cruzada para defender al débil y al desvalido”, pero sí creímos que eran bienaventurados los acorralados, y más aún los amenazados injustamente.

En el crepúsculo del terrorismo, en nuestra Euskadi, todos conocemos casos de inocentes hostigados. Recuerdo ahora dos casos cercanos: Docentes, mujeres, una directora de un colegio público, modelo y referencia de la educación vasca, otra especialista en innovación educativa, con unas trayectorias personales y profesionales encomiables, que por el mero hecho, completamente honorable, de presentarse como concejala o miembro de una ejecutiva política, son coaccionadas y viven la zozobra cotidiana del acoso.

Ante todos los que sufren estoicamente esta maldición debemos entonar el “mea culpa” por no habernos rebelado antes y habernos plantado todos nuestra amarilla “estrella de David”, que diga “también yo soy judío”. Nunca es tarde para manifestar:

1º Nuestra solidaridad fraternal con todos los intimidados, y nuestro apoyo incondicional, así como señalar que si este amparo ha podido no ser demasiado explícito es por pura vergüenza de parecer excesivamente obsequiosos, y de ayudar a restar importancia a la trágica circunstancia de convivir en esas condiciones.
2º Nuestra enérgica denuncia por esta flagrante violación de los derechos humanos de todos los perseguidos. Todos debemos defender el cumplimiento de todos los derechos humanos, para todas las personas, sin excepciones.
3º Nuestra condena del inmenso latrocinio que causa este necesario y costosísimo despliegue de escoltas (entre 3.500 y 5.500, según las diversas fuentes), junto al incalculable estrago ético, moral, educativo, social y económico del siniestro e irracional terrorismo.
4º Nuestra adhesión a esa cita de Kofi Annan, que recuerda frecuentemente el Lehendakari Ibarretxe, y que sentencia que "se puede amar y defender lo que se es, sin odiar lo que no se es".
5º Nuestra felicitación, una vez más, a Gesto por la Paz por toda su labor histórica, a la que se añade esta última y acertada campaña de sensibilización de la ciudadanía “Contra la violencia de persecución”.

Desde el 25 de junio de 1998, cuando mataron al concejal Manuel Zamarreño, hasta el 21 de enero de 2000, cuando fue asesinado en Madrid el militar Pedro Antonio Blanco, vivimos un periodo de paz. Queremos la paz definitiva, indefinida y para todos. Necesitamos esa paz, merecemos esa paz,… y la obtendremos por persuasión. Pronto será así, seguro.

Mientras nos queda… la esperanza y la educación. Quizá previamente a enseñar los legítimos patriotismos, debamos instruir sobre una identidad futura común de todos como seres humanos, como pacifistas y como “PAZiotas”, antes que como patriotas de allá o de aquí.

Dos políticas y un único enemigo

Mediante el humor y la participación superaremos la política de las pesadillas con la esperanza de un futuro en paz.

Primera apuesta política: La del pasado, la de la mentira, la del odio, la de la guerra, la de las grandes portadas, la de quienes se enriquecen con la política, la de los poderosos, la del pesimismo, la del miedo a ‘los otros’, la de los bloques, la de la división maniquea del mundo en buenos y malos, en ‘nosotros y ellos’. Esta opción política sale constantemente en televisión, nos alerta del ‘eje del mal’, de los peligros que se avecinan, Disfraz infantil de moda. Si la tortura nos 'protege' debe ser algo bueno...de lo que pasaría si ellos no nos ‘protegen’,… Todo para que nada cambie, para que siga la ‘economía de guerra’ que beneficia a unos pocos mientras mata a millones (de guerra y de pobreza). Esta falsa política quiere militarizar el mundo, declarar el ‘estado de excepción planetario’, que por la ‘seguridad’ renunciemos a los derechos, a pensar, a creer que es posible un mundo mejor, más justo, más solidario, más hermanado, donde nadie esté tan desesperado que decida convertirse en terrorista.

Segunda apuesta política: La del futuro, la de la verdad, la del afecto, la de la paz, la de quienes no se asoman a la alta política, la informal, la de la buena gente, la del optimismo, la de la ilusión, la del todos somos buenos, la de hemos de salvarnos todos y juntos. Esta opción apenas se escucha, aparece en algún documental de la 2, en algún blog aislado. Pero está amaneciendo con las algunas manifestaciones desde hace algunas décadas, como gesto por la paz, con el ‘no a la guerra’, con los humoristas de viñetas o de televisión, con la gente que no se deja engañar.

El único enemigo: La indiferencia, la ignorancia y la confusión de las grandes mayorías sociales. No existen civilizaciones enemigas, ni religiones enemigas, ni pueblos enemigos. Los palestinos, ni norcoreanos, ni los árabes, ni los norteamericanos, ni los republicanos son nuestros enemigos. Ni los soldados invasores reclutados entre las capas sociales más desfavorecidas de los países ricos. Sólo son repudiables quienes se enriquecen con la violencia, con la guerra, con la militarización del mundo, con la ‘seguridad’… de que seguirá habiendo ‘guerras de defensa’ mientras se siembra el odio entre propios y ajenos.

Hemos de superar la indiferencia, esa hermana gemela de la crueldad. Nada de lo humano debe sernos indiferente. El bienestar de los demás, en nuestro barrio o en el más remoto continente, es algo que nos afecta. Eso no se combate con la salvajada de la actual inversión armamentística, ni con más policía que impida acercarse a quienes huyen de la miseria, sino con solidaridad, con respeto intercultural, mediante presupuestos para la paz y para la educación, combatiendo la enfermedad y el hambre.

Sólo podemos permitirnos armas cargadas de futuro: el humor, la ironía, el voto, la poesía que exprese nuestra necesidad de dirigentes optimistas, que prometan y se comprometan con el progreso y la felicidad. Basta de la vieja guardia de politiqueros en blanco y negro, que pregonan miedos, para asustarnos mientras se llevan el dinero. Hablando claro, aquí y ahora: Los apocalípticos dirigentes del PP, que no sus muchos votantes que deberían informarse mejor, siguen con el señuelo de la conspiración mientras hipotecan por 40 años a los jóvenes del contrato basura (clásico timo, te distraen para robarte la cartera).

También quienes creyeron en la inhumana violencia ETA están siendo convencidos de su error más por los guionistas de los programas de parodia, que muestran ridículos encapuchados demostrando que el humorismo es el realismo llevado a sus últimas consecuencias. A ETA se le está convenciendo entre todos, mejor que vencerla con más policías y jueces lo que nunca es definitivo aunque algunos aspiren a seguir con estrategias fracasadas encarcelando a todos los nacionalistas y socialistas vascos.

Los que todavía creen en la razón de la fuerza, incluido el ‘gran cowboy’, quienes le patrocinan e incluso sus adversarios pseudo-islamistas, son –además de fanáticos- anacrónicos y absurdos. Desvelemos sus falsedades, riámonos de sus modernas cruzadas (que tampoco sirvieron de nada hace siglos) y del resto de cuentos chinos (antes los malos de la película). Ridiculicemos a estos sectores neoconservadores y ultramontanos que se han adueñado con patrañas y mucho dinero negro de algunos grandes partidos. Votemos alternativas más pacifistas, más contemporáneas, más esperanzadoras. Rompamos nuestro silencio, reclamemos un porvenir mejor para toda la humanidad. Sólo así el porvenir será nuestro.

Versión para imprimir: mikel.agirregabiria.net/2006/2politicas.doc

Nosotros, sí, gracias

En educación, los aspectos de relación son centrales, incluso en los casos límite con alumnado autista, por ejemplo. De ellos, hemos aprendido mucho y estas enseñanzas son válidas para todas las personas que deseen, real y sinceramente comunicarse mejor. Además, conociendo estas técnicas podremos desenmascarar a quienes las emplean con profusión para manipularnos, como algunos politiqueros y gacetilleros.

Muchos estudiantes, con o sin autismo, están condicionados a reaccionar negativamente a un ‘‘NO’’ imperativo (‘‘no hagas eso’’...). Estas negaciones indican frecuentemente que el hablante está disgustado o que algo está mal, pero no informan sobre cómo remediar el problema. Así que recomendamos al profesorado (y a las familias) el uso de palabras o expresiones negativas con extrema moderación y sólo cuando requieran obediencia inmediata en casos de emergencia. También es mejor hablar concisa y ordenadamente. Demasiadas instrucciones y explicaciones crean frustración y confusión. Es necesario que el profesor señale claramente qué es lo que quiere que los escolares hagan y por qué. Hay que ser razonable en lo que se pide y la demanda debe ser tal que los alumnos sean capaces de cumplirlo. Los enunciados negativos no aportan las indicaciones necesarias para aprender cómo comportarse de un modo más apropiado y, por el contrario, sugieren que lo negado es apetecible.

Debe evitarse las instrucciones formuladas de un modo amenazador o impositivo, porque los oyentes tenderían a ponerse a la defensiva y les provocaría a hacer justamente lo contrario de lo pedido. Un tono neutro puede ayudar. Por ejemplo: es mejor indicar: ‘‘Es la hora de estudiar’’, en vez de ‘‘Tienes que estudiar ahora mismo’’.

En comunicación, las críticas, los reproches, las amenazas, lo negativo, lo confuso…, sobra. Si nos dicen: «No pienses en un elefante rosa», ya lo estamos evocando en la imaginación… Queremos y necesitamos ideas positivas, claras, conciliadoras, específicas…, justamente lo casi inexistente en la comunicación social y política. Hasta las campañas más costosas y bienintencionadas caen en este craso error: ‘‘NUNCA MÁIS’’, ‘‘NO a las DROGAS’’, ‘‘PLAN ANTITABACO’’, ‘‘NO a la VIOLENCIA DOMÉSTICA’’… Forges, al menos y sólo por sobreabundar, en sus viñetas dice: ‘‘PAZ SÍ, guerra no’’, y el lema hippie decía ‘‘HAZ EL AMOR, y no la guerra’’. Otros aciertan de pleno como ‘‘Gesto por la PAZ’’.

Las frases negativas son nefastas, porque ­aparte de ser cognitivamente más difíciles de interpretar y más si son extensas­, declaran y despliegan una sensación general de inseguridad, desaprobación y hostilidad (a lo sumo condescendencia) que invade a lo dicho. Fíjense que, aunque gramaticalmente digan lo mismo, las tres oraciones siguientes trasladan una impresión muy diferente:
1. ‘‘Estoy contigo’’ (concluyente, enfática y con empatía).
2. ‘‘No discrepo de ti’’ (breve, pero displicente y apática).
3. ‘‘Nunca puedo evitar negar que no esté en desacuerdo con lo contrario que tú refutas rechazar’’... (pura confusión grouchiana).

Los diccionarios desperdician casi el 10% de su contenido con palabras con prefijos destructivos como a-, anti-, contra-, dis-, des-, i-, im-, in-, mal-…, (por ejemplo: a-moral anti-héroe contra-indicado dis-funcional des-acreditado i-lógico im-paciente in-activo mal-educado), y el habla popular desaprovecha un porcentaje de comunicación aún mayor con estas inexpresividades desventuradas y malhadadas (¡lo siento, me he dejado llevar!). La única expresión pseudo-negativa válida que se me ocurre, es la que aconseja el pez padre a su pececito: ‘‘Nada, hijo, nada’’. Hasta se ha impuesto un sistema negativo de votación, con los descartes en los concursos televisivos como ‘‘Gran Hermano’’…, sólo falta que esta fórmula se aplique a la política.

En política, asistimos a la ceremonia de la confusión desde el poder mediático. Se invierte la simplificación de convertir la doble negación en afirmación, para pedir en vez de ‘‘PAZ’’ el desalentador ‘‘NO a ETA’’, ‘‘NO al Nacionalismo Obligatorio’’... No nos merecemos la anacrónica época de violencia que hemos de vivir con bandas terroristas cuyo único sentido es la muerte y la coartada de gobernantes como el ‘‘gran dictador’’ que añora la conquista del Oeste (ahora del mundo) con la política del cowboy bueno frente al ‘‘eje del mal’’, y sus emuladores como el ‘‘pequeño dictador’’, que con nostalgia de reconquista nos abruma con más represión, venganza, pudrirse en las cárceles,… para ocultar esta ‘‘negra navidad’’. Todo ello adobado con la confusión entre valores e intereses, que siguen siendo el motor de la inacabada colonización perpetua de la humanidad por una minoría interesada y belicista.

En prensa oímos demasiadas veces desgobierno, deslegitimización, desinvestigación…, y seguramente asistiremos a la aparición de otros neologismos: desprograma, despolítica, desoposición… El periodismo ha perecido de éxito. Su creciente poderío ante la opinión pública, la que vota bajo su influjo en las democracias, lo había ensalzado hasta un punto en el que debía comprarse su subordinación. Así parece que ha sido ‘‘el cuarto poder’’, no ha resistido la embestida del poder último: la prepotencia económica que necesita controlar el poder político.
Falta veracidad, y pulula el cinismo. No hace falta leer, impertérrito, que Bush pagará a los periodistas o que se defienda públicamente la creación de una agencia de desinformación, la Oficina de Influencia Estratégica (OIE), cuyo supuesto cierre posterior por presiones quizá sea su primera obra y su inaugural patraña.

Nosotros queremos caminos, soluciones, propuestas de PAZ y de CONVIVENCIA a las que podamos decir, ‘‘Sí’’. Queremos más periodistas pacifistas que nos cuenten de Lula. ¡Gracias, presidente Lula, por protagonizar nuestra diaria noticia política agradable, que demuestra que no es imposible ser un político de verdad, que construye, que alivia desigualdades, que no anuncia ni prepara guerras! Lula, tú sí eres grande, cancelas la compra de juguetes bélicos a los militares y les pides que arreglen carreteras y repartan comida; visitas las zonas más pobres de tu país, y no te vas a televisiones italianas en pleno cataclismo ecológico. Sigue así, no desesperes, te esperan grandes desafíos, pero quizás sea la primera figura histórica de este todavía triste siglo XXI.

Truco final: Hagamos una prueba durante una semana. Hablemos sólo cuando lo que tengamos que decir cumplan tres condiciones: Que sea cierto, necesario y amable. ¡Usemos sólo enunciados positivos y veremos cómo mejora nuestra vida, y la de los nuestros! Seamos positivos. Aprovechemos toda oportunidad de felicitar o alentar a alguien. Definámonos por lo que amamos, por lo que creemos; acumulemos amigos. Olvidemos odios, enemigos… ¡Ah, y las palabras mágicas! Pero antes, la palabra más usada y la que más nos fastidia, que es ‘‘NO’’ (se dice que un niño a los 10 años ha escuchado 9 ‘‘Nones’’ por cada ‘‘SÍ’’) y la más superflua, ‘‘YO’’ (que indica egocentrismo). En el ranking de las frases más poderosas, junto a la palabra que más nos agrada escuchar y que es nuestro nombre propio, están:


­ NOSOTROS (equipo: grupo + estructura + objetivo común)
­ ¡MUCHAS GRACIAS! (amabilidad, cortesía,...)
­ ¿SERÍAS TAN AMABLE...? (ayuda, colaboración,...)
­ ¿CUÁL ES TU OPINIÓN? (interdependencia, altruismo)
­ ¡HABÉIS REALIZADO UN BUEN TRABAJO! (reconocimiento, generosidad)
­ ¡ADMITO QUE HE COMETIDO UN ERROR! (perdón, corrección, rectificación)

Esta pirámide de frases, de una a seis palabras, obra maravillas. Digámoslas como si tal cosa, y veremos los resultados. Con nuestros padres o con nuestros hijos, con nuestros amigos o con nuestros hermanos…, que son todos los demás.

Hemos declarado la Paz

El día 15 de febrero de 2003 pasará a la Historia de la Humanidad por el clamor universal a favor de la paz. Los millones de personas de todo el mundo que salimos a la calle, en Bilbao, Barcelona, Madrid, Paris, Londres, Berlín, Nueva York o Tokio hemos paralizado la Guerra del Tercer Milenio, y quién sabe si no hemos detenido todas las guerras futuras. Con nuestro anhelo de paz y un simple gesto de concentrarnos, hemos protagonizado una jornada histórica en la que ha retumbado el grito de Gironella, que también se escuchó en la caída del Muro de Berlín: “Ha estallado la Paz”.

Hemos deshecho el pronóstico de los políticos halcones y de los periodistas agoreros: “Ha comenzado la paz mundial”, la paz preventiva, la paz victoriosa, la paz inteligente, la paz del desarme, la paz contra el terrorismo. Hemos vencido la paz y acabado con el pretexto para todas las guerras: conseguir la paz, porque ya la hemos conquistado. Sólo si los pacíficos perdemos la esperanza, los violentos encontrarán razones para matar. Debemos ser pacifistas activos, hacer la guerra sólo a la guerra.

La paz sí es el último recurso. Se requerirá energía para la paz, para la lucha contra el hambre, la pobreza, la enfermedad,… La paz es más difícil, pero es la salida heroica a los problemas de la humanidad. La paz es un empeño que nos concierne a todos. ¡Demos una oportunidad a la paz!

Crónica de la II Cita GetxoBlog con Alberto Ortiz de Zarate

Nuevamente nos hemos reunido en una II Cita Getxoblog con Alberto Ortiz de Zarate (@alorza), un reconocido blogger de Administraciones en red (junto a Iñaki Ortiz) y actual Director de Atención Ciudadana (que incluye a Zuzenean, euskadi.net,..). Se trata de un ponente que asegura el éxito de la convocatoria, ya en la anterior ocasión lo fue José A. Pérez (autor de Mi mesa cojea) en el Hotel Igeretxe de la playa de Ereaga en Getxo (mapa). Desde el salón del Hotel Tamarises de la playa de Ereaga en Getxo hemos asistido a una conferencia y debate de temas de máxima actualidad con Alberto Ortiz de Zarate, quien además de saber mucho y estar en un puesto clave es un genuino compartidor y difusor de conocimiento y experiencia. Han sido más de 150 minutos sentados que han transcurrido en medio de un intercambio de opiniones y pareceres, mientras veíamos oscurecerse el Abra en el Puerto de Bibao a través del gran ventanal del Hotel Tamarises.
Se ha conversado en un tono amigable y constructivo el avance hacia un gobierno abierto, entendido como en inglés (goverment) que no distingue tanto entre los componentes políticos y de administración que actúan en la gestión de lo público. AlOrZa ha comenzado con los Picapiedra y los Supersónicos, ha seguido con Mariano José Larra (y su "Vuelva usted mañana") y ha proseguido analizando el proceloso camino de hacer la administración más trasparente, participativa y colaborativa.
Aunque ha señalado que nos es su negociado, AlOrZa no ha eludido hablar de Irekia y la Comunidad Vasca de Innovadores, que ha sido objeto de debate. En un momento tan cercano a su lanzamiento, ha situado su dimensión actual como "portal de noticias" para conversar ciudadanía y gobierno, con elementos multimedia y un streaming funcional. Hemos tratado de todo lo que nos apasiona y los palabros no dejan de crecer: Open data, infomediadores (ha sido la palabra que provocaba sonrisas por su insistencia),...
Post en elaboración
... Lo más recomendable es seguir los vídeos y esperamos incluir la presentación que por fallo del proyector (mea culpa) no pudimos visualizar y disfrutar de un autor tan reputado por sus PPTs.

Hemos acudido en este sábado lluvioso e invernal los siguientes contertulios: Julen Iturbe-Ormaetxe (consultor y psicólogo como el ponente, con su blog Consultoría Artesana en Red), Noemí Pastor (escritora y funcionaria, Boquitas pintadas), Urtzi Altube (periodista y colaborador de GetxoBlog), Luistxo Fernández (demasiados blogs para seleccionar uno que podría ser eibar.org), Lucía Martínez Odriozola (periodista, Momo dice, @LuciaMOdriozola), Iñaki Elorriaga (Aula de Cultura de Getxo), Alexander Méndez (informático, tesorero de GetxoBlog y CEO, alexandermendez.com, @alexandermendez), Aitor Agirregabiria (arquitecto técnico, fotógrafo amateur, iwillbuild.blogspot.com), Mikel Iturralde (periodista, treneando), Luis Alfonso Gámez (periodista, Magonia, @lagamez), Álvaro Bohórquez, (juntero de GetxoBlog y periodista, blogdebori.com, @blogdebori), Ibon Basterretxea (informático, @ibonb), Juan Carlos Pérez (@euroberri), Estibaliz, Fernando García Pañeda (escritor y funcionario, Territorio Enemigo), Luis Mari Prego (periodista), Rafa Olalde (médico, rafaelolalde.blogspot.com), Marta Moreno (abogada, Derechos y otros cuentos), Jorge García del Arco (CEO de Xupera), Venan Llona (informático, venan.wordpress.com, @vllona), Sonia Prieto (abogada, El Derecho las NTIC), Mónica Mediavilla (consultora, Sociedad de la conversación), Carmen de la Sen (informática), quien suscribe, Mikel Agirregabiria (presidente de GetxoBlog y físico, blog.agirregabiria.net, @agirregabiria) y algunas personas más cuya referencia no hemos podido recoger.
Vídeos completos (exposición y debate) y fotos del evento (la mayoría de Aitor Agirregabiria).
Debate en Twitter, con la etiqueta #getxoblog (demasiado genérica), alimentado desde la sala por @alexandermendez, @vllona, @blogdebori, @ibonb... que habríamos de incorporar en pantalla paar dar entrada a quienes han participado a través del microblogging. Tomamos nota, pero aún tenemos pocos recursos... También habremos de cruzar más calendarios para evitar la coincidencia con actos como el de Gesto por la Paz, al que por primera vez no hemos podido acudir. Abajo puede verse una la presentación elaborada para la ocasión por Alberto Ortiz de Zarate.
Otras crónicas: La primera y la mejor, el relato del propio ponente Alberto Ortiz de Zarate (ventajas de traer a un gran blogger),...

La mejor navidad es la de cada año, aunque sea 2020

Navidad 16-17
La navidad evoca y exhibe muchas sensaciones e ideas. Los sentimientos son de amor, de paz, de familia, de solidaridad,... El espíritu navideño reconstruye esa conspiración de amor que se va diluyendo según las fiestas concluyen. Habría que envasar toda esa constelación de felicidad para irla disfrutando en los momentos más aciagos del resto del año.

Se suscitan reflexiones positivas y optimistas, que se propagan por la sociedad, a fuer de su repetición. Pesa la transición de año, el cambio que podemos generar en nuestro interior y en nuestro entorno, de personas, de amistades, de conciudadanía,... Tradición y esperanza se fusionan en una mágica pócima que consagra que nuestros anhelos e ilusiones son factibles.

Regresemos a nuestra fe infantil, a esa natural alegría de vivir, a la certidumbre de que juntos somos invencibles, generosos y capaces. Se enciende el fuego de la hospitalidad en los hogares y sentimos que estamos conectados, acogidos y reunidos. 

Hasta la funesta soledad, agudizada por la pandemia, se resquebraja en navidad. El espejo sonriente de los demás, en las calles, en las tiendas, nos ofrecen una versión amable y humana del mundo.  Nos inundan las mejores recuerdos de antaño, de los seres queridos que tuvimos la suerte de conocer y amar. 

Entonces se produce la magia, acaso el milagro, de la gratitud. Tan reconfortante, tan placentera, tan estimulante porque nos transporta al compromiso de devolución, de corresponder con nuestra vida, a mejorar el mundo en lo que podamos, con un gesto, con una palabra o, simplemente, con una sonrisa.

Recomendaciones sobre series en plataformas online

Recomendaciones sobre series en plataformas online
Si existe un post definitorio de un blogger, ese es el de indicar sus preferencias respectos a las miles de series que se le ofrecen a través de las plataformas digitales. Así que, con toda la subjetividad que corresponde, vamos a desvelar nuestras series que hemos apreciado y visto en su integridad, e incluso re-visto en algunos casos.

Las plataformas que hemos explorado y seguimos observando son cuatro. En orden de incorporación se trata de Netflix, Amazon Prime, Disney+ y HBO. Raramente vemos series o películas en portátiles, iPads o móviles,... Siempre, o casi, en una televisión con pantalla grande (55") y nunca, o casi, encendemos ningún televisor cuando estamos de vacaciones en Alicante (ni para ver las noticias).
  Black Mirror: Recomendaciones sobre series en plataformas online
Nuestras criterios de selección, siempre muy particulares, son:
  • Ante todo, preferimos genéricamente una película a una serie. Quizá porque tenemos una edad con mucho AV vivido, apreciamos los cortometrajes incluso, y amantes de -ante todo- los buenos guiones en muchas series creemos percibir una rebuscada prolongación o ramificación de la historia principal con el único fin de aumentar las horas de emisión (ejemplo, The Vow).
  • Revalorizamos las miniseries o series con capítulos independientes (como Black Mirror o Unidad 42). Difícilmente nos aventuraremos a iniciar una serie con más de tres temporadas o más de 30 capítulos, a menos que no sean enlazados.
  • Amamos las series con base documental, aunque hayan sido parcialmente dramatizadas (como Chernobyl o Apolo Misiones a la Luna).
  • Resultan interesantes otras series sobre la paz y frente al terrorismo (de ETA y otros), como Patria en HBO o El desafío de no olvidar de Amazon Prime Video, que tratan de presentar una difícil realidad histórica, pero que ambas ignoran la respuesta de la sociedad con movimientos como Gesto por la Paz,... Algo tan doloroso no afectó solamente a víctimas (que merecen todo nuestro apoyo) o verdugos, ni fue una victoria de servicios de inteligencia,... sino que la mayoría de la ciudadanía también fue decisiva y eso no aparece ni un segundo de tiempo entre tantos episodios.
  • Suelen ser las más elegidas las de épocas recientes (para nosotros es lo vivido desde los años '50), actuales o del futuro inmediato, antes que las medievales o más distantes en el tiempo.
  • Difícilmente optamos por series de animación, con excepción de las que vemos con los nietos.
  • Nuestras dos plataformas preferenciales son Netflix, Amazon Prime. Disney+ es para los nietos y por su canal de National Geographic  y HBO para valorar algunas otras series. Estas dos suscripciones son más exigentes con las Smart TV, y de hecho han dejado de funcionar de modo directo en nuestro televisor Samsung de apenas seis años desde la compra. Disney+ podemos seguir viéndola a través del ChromeCast, pero no HBO que tampoco puede verse fuera de España, ni siquiera hacer un hardcopy del móvil. Estas dos plataformas requieren para verse en el televisor utilizar el Deco 4K que Euskaltel nos brinda y actúa como una Android TV, o bien usar un ChromeCast, pero con la molestia de seleccionar desde el iPhone o iPad.
Chernobyl: Recomendaciones sobre series en plataformas online
  • Algunas de nuestras series recomendadas son Black MirrorYears and YearsFargo, Lupin (ver post dedicado), Why women killBorgen, El método Kominsky, BRON, Sinners, Derry Girls, Atipic, Girls, Halt & Catch Fire, Killing Eve, Succession, The Boys, After Life, Feel Good, Sex Education, Crashing, Unbreakable, Kalifat, Raised by Wolves, The marvelous Mrs. Maisel, The good fight, Fleabag, Catastrophe, Better Things, Luther, Humans,...
Fargo: Recomendaciones sobre series en plataformas online
Muchos otros posts sobre series (muchas científicas o didácticas) de las que ya hemos escritoPost en elaboración que irá completándose en los próximos días.

Peso91,0 Kg (IMC=27.1)Adelgazar hasta 84 Kg (IMC=24,9)